Leído

CAMBIO DE HÁBITOS

La clave para adelgazar es ingerir alimentos líquidos, no sólidos

Mar, 04/02/2020 - 7:15pm
Enviado en:
Por Urgente24

Según un reciente estudio, las personas que consumen la comida en forma de batido presentaban un menor peso, índice de masa corporal, porcentaje de grasa, circunferencia abdominal y colesterol LDL (el malo). Esta premisa quedó registrada en un documental llamado "Gordo, enfermo, casi muerto", en el cual se ve la metamorfosis de un abogado australiano quien decide cambiar sus hábitos alimentarios.

Los alimentos líquidos son más efectivos para el descenso de peso.
Los alimentos líquidos son más efectivos para el descenso de peso.
Contenido

Adelgazar es un proceso complejo para cualquier ser humano que debe someterse a un plan de comidas determinado. El control de los alimentos y hasta la restricción de algunos de ellos puede llevar a la obsesión con la comida. Pero lo que los ideólogos de las dietas no cuentan es que la forma en la cual ingerimos alimento puede engordar o adelgazar según corresponda. 

Los investigadores Jarvis C. Noronha, Stephanie K. Nishi, Catherine R. Braunstein, Tauseef A. Khan, Sonia Blanco Mejia, Cyril W.C. Kendall, Hana Kahleová, Dario Rahelić, Jordi Salas-Salvadó, Lawrence A. Leiter y John L. Sievenpiper hicieron un metaestudio para la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD). Llegaron a la conclusión de que las personas que consumen la comida en forma de batido presentaban un menor peso, índice de masa corporal, porcentaje de grasa, circunferencia abdominal y colesterol LDL (el malo)

"Reemplazar las comidas sólidas por líquidas en dietas diseñadas para perder peso las convierte en más efectivas", dicen los investigadores. 

El abogado australiano Joe Cross comprobó que esta premisa era cierta. Él pesaba más de 150 kilos a los 41, comía Big Macs (hasta once seguidas) y bebía Coca Cola en exceso. Un día, examinó su cuerpo y se dio cuenta que era un adicto a la comida chatarra. Por eso, decidió desintoxicarse, como cualquier adicto. 

Su transformación se ve en su documental "Gordo, enfermo y casi muerto". Decidió beber solo jugos por 60 días, se compró una buena licuadora y recorrió Estados Unidos de costa a costa para compartir sus recetas con personas con sobrepeso. 

En el camino se topará con varios personajes, que se atreven a esta dieta de desintoxicación: 80% fruta y 20% vegetales. "La premisa dramática era: chico gordo y rico hace dieta líquida durante sesenta días para intentar 'salvar su vida'. Lo que me sorprendió vivamente fue la reacción positiva de la gente. Algunos reconocieron que su forma de comer era como un 'suicidio lento'. Muchos decidieron cambiar y embarcarse en la misma aventura", dijo Cross.

"Nunca es tarde para purificarse, ni para recordarse a uno mismo el punto de partida. Sigo llevando en mi iPhone una foto de cuando estaba gordo y enfermo, pesaba 150 kilos y parecía que me hubiera tragado una oveja", expresó el cineasta. 

Lo malo de la dieta líquida, según especialistas, es que las comidas no proporcionar la misma sensación de saciedad que las sólidas, por lo que se necesita mucha fuerza de voluntad para que el tratamiento sea efectivo y no "caer en la tentación". 

El documental completo: