Leído

'INCIDENTE VELA'

Israel, el Irán de 1979

Lun, 23/09/2019 - 4:46pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La Administración del presidente estadounidense Jimmy Carter encubrió la prueba nuclear realizada por Israel en las Islas del Príncipe Eduardo, situadas entre Sudáfrica y la Antártida, el 22/09/1979. El doble destello de la explosión de la bomba de hidrógeno fue detectado por un satélite estadounidense, pero Washington descartó entonces oficialmente que se tratara de un ensayo nuclear. El objetivo era evitar perjudicar el reciente acuerdo de paz entre Israel y Egipto y también las opciones de reelección en las inminentes elecciones presidenciales estadounidenses, según un informe de la revista ‘Foreign Policy’. Aquella acción de Israel obliga a compararlo con el Irán actual, que tanto aborrece Tel Aviv.

En el 40º aniversario del conocido como Incidente Vela, la revista Foreign Affairs ha reunido a científicos, académicos, antiguos cargos del Gobierno y expertos nucleares para analizar los documentos y datos desclasificados.
Contenido

En el 40º aniversario del conocido como Incidente Vela, la revista Foreign Affairs ha reunido a científicos, académicos, ex funcionarios estadounidenses y expertos nucleares para analizar los documentos y datos desclasificados. 

Entre la documentación sobresale la bitácora del entonces presidente James Earl Carter, quien escribió en su cuaderno: “Hay indicios de una explosión nuclear en la región de Sudáfrica: puede ser Sudáfrica, Israel utilizando un barco o nada”.

De haber reconocido que era un ensayo israelí, la Ley de Control de Exportación de Armas hubiera obligado a Carter a imponer sanciones automáticas al tratarse de un país no autorizado a lo atómico por el Tratado de No Proliferación Nuclear.

Israel realizó en 1979 una prueba nuclear en las Islas del Príncipe Eduardo, situadas entre Sudáfrica y la Antártida. La Administración Carter estaba al tanto de la explosión, pero prefirió acallarla.

Hay una Isla del Príncipe Eduardo que es 1 de las 10 provincias que, junto con los 3 territorios, conforman las 13 entidades federales de Canadá. Ubicada sobre el Océano Atlántico, su capital y ciudad más poblada es Charlottetown, en 1997 unida al continente americano por el puente de la Confederación. Pero allí nunca ocurrió un experimento nuclear.

Sí ocurrió en las islas del Príncipe Eduardo ubicadas entre el océano Antártico y el océano Índico, y que integran la Provincia Occidental del Cabo de Sudáfrica. Son 2 islas: isla Marion e isla Príncipe Eduardo, propiamente dicha. Sus únicos habitantes humanos son el personal meteorólogo y biólogo de la estación controlada por el Programa Nacional Antártico Sudafricano, en la isla Marion, la más grande de las 2 islas.

Ambas islas son de origen volcánico, y en ellas llueve por regla general 320 días por año (28 días por mes) y es uno de los sitios más nublados en el mundo.

La isla Marion es uno de los picos submarinos más grandes, con un volcán en escudo que se eleva 5.000 m desde el fondo del mar a la cima de pico de Mascarin. El volcán, que se pensaba extinto, estalló en 1980 y ahora es clasificado como activo.​

Image
La isla Marion está al sur de Sudáfrica
La isla Marion está al sur de Sudáfrica, y algunas personas creen que en su superficie hay un campo de antenas parecido al HAARP (High Frequency Active Auroral Research Program o Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia, programa financiado por la Fuerza Aérea y la Marina estadounidense, la Defense Advanced Research Projects Agency y la Universidad de Alaska) que apunta a mejorar la tecnología para transmitir las radiocomunicaciones y su uso en los sistemas de vigilancia estratégica, como por ejemplo, los sistemas de detección de misiles.

El incidente

El 22/09/1979, un satélite de vigilancia estadounidense Vela, el 6911, que monitoreaba el Atlántico Sur, detectó una señal de «doble destello», característica de una explosión nuclear.

Esta grave situación llevó a la Casa Blanca en ese momento a realizar una reunión de emergencia para averiguar qué había sucedido y quién era el responsable. 

Los sospechosos eran aliados de USA: Israel y Sudáfrica (por entonces, con un règimen racista blanco, que practicaba el 'apartheid').

De haber reconocido que era un ensayo israelí, la Ley de Control de Exportación de Armas hubiera obligado a Carter a imponer sanciones automáticas al tratarse de un régimen no autorizado por el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP)

El satélite tenía la capacidad de detectar rayos X, neutrones y rayos gamma. El satélite informó de una posible explosión nuclear en algún lugar entre las Islas Crozet y las Islas Príncipe Eduardo (territorio de Sudáfrica) en el medio del Océano Índico. Sin embargo, el escaneo adicional utilizando los equipos de USA y OTAN no dio una conclusión suficiente. 

Los estudios de patrones de viento sugirieron una actividad como una explosión. Y la evaluación inicial apuntó a una explosión nuclear de bajo rendimiento, pero, luego la Fuerza Aérea estadounidense publicó un comunicado aclarando que el evento no fue una explosión nuclear, sino algún fenómeno natural, incluyendo una combinación de un rayo y un meteoro. 

Mucho más tarde, el Consejo de Seguridad Nacional estadounidense (NSC) revisó esta posición como inconclusa y ordenó a Sudáfrica que arrojara más luz sobre lo que había sucedido cerca de su territorio de ultramar.

Por ese motivo, en 1980 creó una comisión de 8 científicos que concluyeron que "la señal del 22/09/1979 no se debió probablemente a una explosión nuclear". 

Oficialmente, el culpable nunca fue encontrado, y el incidente se desvaneció en la historia.

Ahora, Foreign Policy volvió a la carga, al encontrar el diario de quien era el presidente Carter, quien anotó el 27/02/1980 que los científicos estadounidenses "tienen cada vez mayor certeza de que los israelíes realizaron un ensayo nuclear en el océano cerca del extremo sur de África".

Pero él ya había decidido encubrir la responsabilidad israelí.

La sospecha

Según Foreign Policy, "la Administración Carter tenía tanto miedo de implementar el Tratado de Prohibición Parcial de Ensayos Nucleares contra Israel que hizo todo lo posible para silenciar los hechos que evidenciaban un ensayo".

Un problema central era que, confirmando el ensayo, la paz recientemente pactada entre Israel y Egipto habría quedado en problemas.

Si esto fuese cierto, había una notable ignorancia estadounidense sobre el armamento nuclear israelí, y una decisión política de no investigar.

El arsenal nuclear israelí fue un misterio hasta que el científico Mordejái Vanunu reveló sus detalles en una entrevista publicada por el periódico británico ‘The Sunday Times’ en 1986. 

Entonces, en una acción claramente ilegal, Vanunu fue apresado por el Mossad en Roma (Italia) y condenado a 18 años de prisión. Aún tras su excarcelación sus movimientos son vigilados por el Estado de Israel, pese a las protestas de grupos de defensa de los Derechos Humanos.

Autores tales como Seymour Hersh, Leonard Weiss, Thomas C. Reed y Richard Rhodes siempre sugirieron que Israel había cooperado con Sudáfrica para probar un arma nuclear con el conocimiento y la protección de la Administración Carter. 

Reed continúa afirmando que el incidente fue una bomba de neutrones israelí que debía pasar inadvertida probándola durante una ventana de oportunidad cuando ningún satélite Vela observara el área.

La ubicación del incidente estaba dentro del territorio de Sudáfrica, que tenía un programa de armas nucleares. 

Después del 'apartheid', Sudáfrica divulgó toda su información sobre armas nucleares y se consensuó que, en el momento del incidente, el país no tenía capacidad para construir una bomba de este tipo. 

Además, 2 años antes del incidente, la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU había impuesto un embargo de armas a Sudáfrica, exigiendo a todos los estados que se abstuvieran de "cualquier cooperación con Sudáfrica en la fabricación y el desarrollo de armas nucleares".

Buscando desinformar sobre el asunto, la inteligencia militar estadounidense lanzó versiones no oficiales de que la Unión Soviética podría haber sido responsable del incidente.

O India, que tenía la prueba nuclear llamada Sonriendo Buda.

O Francia, que tenía un territorio cercano (islas Kerguelen).