Leído

EMBLEMA DEL CINE

Hoy cumpliría 100 años el legendario Federico Fellini

Lun, 20/01/2020 - 11:08pm
Enviado en:
Por Urgente24

Se trata del director de cine y guionista italiano más prestigioso de la historia, un ícono mundial. Brilló en el siglo XX con producciones como Dolce Evita y Fellini 8½, entre otras películas.

Hoy cumpliría 100 años el gran Federico Fellini
Contenido

 

 

"Soy un simple artesano que no tiene nada que decir, pero sabe cómo decirlo". Así se definió el mismísimo director y guionista que hoy 20 de enero estaría cumpliendo un centenar de vida. Sin dudas con su obra marcó una huella en la historia del cine que perdura aun en estos días.

Su trayectoria habla por sí sola: cuatro premios Óscar a mejor película extranjera y además uno honorífico no son para cualquiera. Se trató de un director que a lo largo de las cuatro décadas que se mantuvo en actividad –desde "El jeque blanco" en 1952 hasta "La voz de la luna" en 1990– creó personajes y escenas que lograron ser incorporadas al imaginario colectivo cinematográfico.

Creador de numerosos éxitos, uno de sus filmes más sobresalientes fue el afamado "Dolce Evita" , a partir del cual se acuñó el término de Paparazzi al periodista de espectáculos debido a uno de sus personajes que se abocaba a esa temática, llamado Paparazzo.

Su carrera comenzaría como historietista cuando estudiando en el Liceo Classico descubrió su talento para el dibujo. Tal es así que en poco tiempo comenzó publicar viñetas en el periódico "La Doménica del Corriere" y en la revista humorística "420" de Florencia, importante magazine editado por Guiuseppe Nerbini. Su excelente labor como caricaturista le iba a valer también por aquel entonces su primer empleo relacionado al cine cuando lo contrató el Cine Fulgor para retratar a los actores de las películas exhibidas para la promoción de las mismas.

En 1940 viaja a Roma con el pretexto de estudiar Derecho, pero en realidad se abocó desde el primer momento al mundo del arte. Luego de trabajar por breve tiempo en el diario Il Popolo, se sumó al equipo editorial de la revista satírica Marc Aurelio, la cual tuvo un éxito muy grande. Su trabajo allí le valió conocer importantes personalidades del mundo del espectáculo, entre ellas el cómico Aldo Fabrizi, quien lo contrataría para que realice sus monólogos. También a principios de la década del 40 se produjo su llegada a la radio, donde su trabajo le permitió conocer a quien sería el amor de su vida, la actriz de teatro Giulietta Masina (1921-1994), con quien se casó el 30 de octubre de 1943. Fruto de la relación fue su único hijo, pero éste moriría tan solo un año después de nacer.

Su tarea como guionista fue tan destacada que el prestigioso director Roberto Rossellini lo llamó para guionar "Roma, ciudad abierta", la que terminaría siendo la película más representativa del cine italiano de posguerra. Bajo esa labor siguió ejerciendo a lo largo de toda la década del 40 y siempre para destacados directores.

Como director se lanza en 1950 con Luces de variedades pero contó con la co-participácion de Alberto Lattuada. Su debut cinematográfico en soledad se daría un año más tarde con la dirección de "El Jeque Blanco", sin mucho éxito en taquilla pero luego se terminaría ganando un lugar en el cine italiano. Su primera película ya contaba con algunos de los sellos que lo harían sobresalir mundialmente.

El primer gran éxito fue "La Strada", producción que le valió su primer Óscar a mejor película extranjera y contó con el protagonismo de su mujer. Con ella justamente hizo 7 largometrajes: además de ésta última, las mencionadas El Jaque y Luces de varieté sumadas a El cuentero (1955), Las noches de Cabiria (1957), Giulietta de los espíritus (1965) y la que sería su anteúltima producción, Ginger y Fred (1986).

Con "Las noches de Cabiria" llegaría el segundo Óscar, en 1958. Pero fue cinco años más tarde cuando llevó a la pantalla grande su obra mayor. Con Fellini 8½, aparte de conseguir su tercer Oscar a película extranjera, pudo mezclar el mundo del cine con el psicoanálisis, amores imposibles, la superstición y la propia insatisfacción por su arte.

La última estatuilla dorada en ese rubro se la otorgó Amarcord, en 1975.

Más allá de todos sus logros, la carrera de Fellini no está exenta de polémica. La controvertida Dolce Evita, de 1960, le valió numerosas críticas por parte de la Iglesia Católica, que llegó a calificar la obra como "desagradable, obsceno, indecente y sacrílego”. Resulta que allí, el director reflejó todo lo que por aquel entonces era mal visto o estaba ocultado, con una mirada crítica de la sociedad.

Las últimas películas bajo su dirección fueron La Ciudad de Mujeres (1979), Y la Nave Va (1983), la mencionada Ginger y Fred (1985), La entrevista (1987) y La Voz de la Luna (1990).

Además de los 4 Oscar a mejor película extranjera, por Dolce Evita y otras dos producciones fue galardonado por Mejor Diseño de Vestuario. Si bien a título personal no ganó el premio más importante de la industria del cine, hay que decir que recibió 12 nominaciones individuales: ocho como guionista y cuatro como director (La dolce vita, 8½, Amarcord y Satiricón). No obstante, La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas lo condecoró con un Óscar honorífico en 1993, lo que fue un movimiento más que oportuno ya que el director fallecería tan solo unos meses después, en octubre de ese año.

A modo de homenaje, el Ministerio de Cultura de la Nación junto con el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, proyectó ésta tarde 8½ en la Sala Argentina del Centro Cultural Kirchner, en lo que fue una función de entrada libre y gratuita para que cualquiera pueda apreciar una de las obras del gran Federico Fellini, la leyenda del cine que hoy cumpliría 100 años.