Leído

ANTES DE QUE VISITE LA ARGENTINA

Evo Morales: "Yo pedí a la OEA que parara ese informe porque iba a haber muertos"

Vie, 15/11/2019 - 2:01pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El presidente boliviano renunciante, Evo Morales, brindó una entrevista telefónica a El Destape Radio, donde volvió a describir los hechos que culminaron en su dimisión, responsabilizando a "algunos comandantes de las fuerzas armadas" por haberse "sumado al golpe que impuso la derecha". Estos, aseveró, "serán juzgados". Por otro lado, apuntó contra la OEA: "Esa madrugada, trataba de comunicarme con Luis Almagro. No se dejaba comunicarse. Yo le pedí personalmente a su suboficial mayor, o técnico correspondiente, que estaba en Estados Unidos, que paren ese informe" porque "con eso solamente están incendiando Bolivia y va a haber muertos."

Contenido

El presidente renunciante de Bolivia, Evo Morales, brindó una entrevista al programa argentino El Destape Radio, en la que defendió su accionar en los últimos acontecimientos en La Paz. Durante poco más de media hora, Morales, quien tuvo que renunciar en lo que muchos han calificado como un golpe de Estado, se explayó sobre cómo "algunos comandantes" de las Fuerzas Armadas se sumaron al "golpe de Estado que impuso la Derecha". Recalcó que prefirió renunciar "para que no puedan seguir quemando casas de mis compañeros ni salgan heridas mis hermanas de pollera", luego de que quemaran la casa de su hermana en Cochabamba y al enterarse de que su cabeza tenía un precio. Consultado sobre si hubo participación de terceros países de la región, dijo no tener información al respecto pero sí que expertos en redes le dijeron que desde Brasil, Chile y Estados Unidos, había habido participación, durante la campaña electoral, "en favor de la derecha".

En ningún momento de la entrevista, Morales hace alusión alguna al hecho de la propia responsabilidad que él podría conllevar en el desenlace de su salida, con su intento de perpetuarse en el poder desoyendo, por ejemplo, el resultado del plebiscito de 2016, cuando ganó el "No" a la reforma constitucional que abría la puerta a su reelección.

"Lamento mucho lo que está pasando en Bolivia. Grupos oligárquicos, grupos que ostentan el poder económico lamentablemente, con policía y fuerzas armadas, no nos perdonaron a los vientos sociales, al viento indígena, que sigamos con nuestra revolución democrática y cultural", dijo.

"El 20/10 nuevamente hemos ganado las elecciones en la primera vuelta. Sin embargo, la derecha inventó el tema del fraude, y Carlos Mesa, el perdedor, y comités cívicos como Luis Fernando Camacho desde Santa Cruz, organizaron grupos vandálicos ya al día siguiente de las elecciones y empezaron a movilizarse. El lunes 21/10 hicieron quemar 2 Tribunales Departamentales. En la madrugada quemaron otro Tribunal Departamental en Pando para quemar las actas de sufragio. Esa semana resistimos".

Evo explica que en la siguiente semana advinieron nuevos "intentos de golpe de Estado" que fracasaron. Entre el 4/11 y el 5/11, argumenta, la policía "se sumó al golpe".

* Una aclaración importante: aquí Evo olvida mencionar a Marco Pumari, a quien casi todos los medios hemos pasado por alto. Pumari, presidente del Comité Cívico Potosinista, articuló, junto a Camacho, la protesta para exigir la renuncia de Morales. Sin embargo, los líderes opositores que quedaron en la opinión pública como los que "acorralaron" a Evo son Camacho y el candidato opositor Carlos Mesa. ¿Por qué no Pumari? Quizás porque él es hijo de un trabajador minero, de origen rural y fue dirigente de la Central Obrera Departamental de Potosí. Su oposición a Evo, entonces, no cierra con el relato que el Movimiento al Socialismo (MAS) intenta imponer, de que "el pueblo" está con Evo y esto fue "un golpe de la derecha", tal como citó Morales. Tampoco esto tiene sentido si tenemos en cuenta que Carlos Mesa, el opositor que salió segundo en las elecciones calificadas por la OEA como fraude, era el candidato apoyado por el Frente Revolucionario de Izquierda.

"El 10/11 renunciamos, no por cobardes, sino porque grupos violentos, armados, vandálicos, empezaron a agarrar a nuestras autoridades, asambleístas, alcaldes, gobernadores" , explicó Evo a El Destape.

"Tomar su casa, amenazar con quemarlo si no renunciaba. Amenazar con quemar a sus familias si no hablaban contra Evo. Un día antes de mi renuncia, quemaron la casa de mi hermana en la ciudad de Oruro. (...) Dije, renuncio para que no puedan seguir quemando casas de mis compañeros ni salgan heridas mis hermanas de pollera."

Sobre el rol de la OEA:

"Frente a la denuncia de fraude, yo diría venga a cualquier institución internacional a hacer una auditoría de las elecciones" para ver "si hubo algunos errores, pero no fraude". "No soy de la mentira, no soy de esa gente que hace daño."

"Había un acuerdo con la cancillería del día 12/11 o 13/11 tenía que dar su informe la OEA, sin embargo el domingo 10/11 a la madrugada nos informan que había un informe preliminar. El informe no era una auditoría basada en la parte técnica, legal, jurídica sino que era netamente política. No entendía cómo la OEA podía sumarse al golpe. Esa madrugada, trataba de comunicarme con Luis Almagro. No se dejaba comunicarse. Yo le pedí personalmente a su suboficial mayor, o técnico correspondiente, que estaba en Estados Unidos, que paren ese informe" porque "con eso solamente están incendiando Bolivia y va a haber muertos."

Sobre el rol de las Fuerzas Armadas:

"Las fuerzas armadas, sus comandantes, no todas las fuerzas armadas, se prestaron al golpe de Estado que impuso la derecha boliviana."

"No son todas las fuerzas armadas, de acuerdo a alguna información que tenemos, sino algunos comandantes que serán juzgados."

"Estoy casi seguro que las fuerzas armadas se sumarán a la lucha del pueblo boliviano defendiendo la democracia."

Evo reiteró que antes de renunciar, su oficial de seguridad le había dicho que recibió un mensaje pidiendo que "le entregara a Evo" a cambio de US$ 50.000.

Consultado sobre si cree que otros gobiernos de la región pudieron haber estado detrás del "golpe", Morales dijo no tener información al respecto. Sin embargo, dijo, "tenía información de expertos en redes, de que desde Brasil, Chile y Estados Unidos, participaron en la campaña a favor de la derecha."

"Estados Unidos es experto en hacer golpes de Estado en América Latina", acusó, y pidió la mediación del Papa Francisco.

Por otro lado, criticó al presidente Mauricio Macri, cuyo gobierno se negó a calificar los hechos como un "golpe de Estado" y agradeció a los argentinos que se movilizaron en su apoyo. "El grupo de Lima se somete a los designios del imperio norteamericano", disparó. Agradeció al presidente electo, Alberto Fernández, por haberlo invitado a venir un tiempo a Argentina si lo necesitara. Morales manifestó "esperanza que con la participación de organismos internacionales como Naciones Unidas, empezar el diálogo de pacificación."

"Somos luchadores por la paz, por la justicia social."

"Si mi pueblo pide mi retorno, estoy dispuesto a volver allá. Esperamos que haya garantías correspondientes, para aportar a la pacificación", y agregó que antes de su renuncia, no había habido "ni un muerto a bala" en Bolivia, pero que tras ella, "hubo varios".