Leído

CUESTIONANDO LA VERSIÓN DE DONALD TRUMP

Rusia y Siria afirman que no pueden confirmar la muerte de al-Baghdadi

Vie, 01/11/2019 - 7:50pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Donald Trump informó hasta con detalles acerca de cómo murió el jefe de Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, durante un operativo de fuerzas especiales, por el que agradeció a Rusia y Turquía, supuestos facilitadores o informantes o algo semejante. Pero el diario The New York Times dudó acerca de todo cuando dijo que al momento de las declaraciones de Trump sólo había visto imágenes aéreas ¿cómo podía relatar lo que había sucedido en un túnel bajo tierra? La versión oficial estadounidense fue que al-Baghdadi se encontró encerrado en un túnel subterráneo sin salida y explotó un chaleco con explosivos que llevaba. Ahora, el canciller ruso Serguéi Lavrov afirma no sólo que a Rusia no le consta la muerte del terrorista sino que recuerda algo que muchos deslizaron durante años: que ISIS era una invención estadounidense (y saudita, agrega Urgente24), tal como el Talibán, por lo tanto Lavrov cree que USA simplemente 'desconecto' a al-Baghdadi al decidir retirarse de Siria e Irak. Pero el presidente de Siria, Bashar al-Assad, fue más lejos: dijo que no le constaba la muerte del iraquí pero que USA lo reubicará próximamente con otro nombre en otra organización. Ahora Donald Trump tendrá que ser más explícito en su información sobre la supuesta muerta de al-Baghdadi, para que no se instale que es todo un montaje tipo "Mentiras Verdaderas", aquel film de Hollywood.

Contenido

Rusia todavía no puede verificar las afirmaciones de Washington DC sobre la eliminación del líder del Estado Islámico, dijo el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y agregó que Estados Unidos facilitó el desarrollo de ISIS. Lavrov también dijo que el ejército ruso aún no tiene suficiente información para confirmar con confianza que el autoproclamado "Califa" está muerto. "Queremos obtener información adicional", reclamó Lavrov.

El presidente de USA, Donald Trump, anunció días atrás que las fuerzas especiales estadounidenses neutralizaron al líder terrorista en "una audaz incursión nocturna" en el noroeste de Siria.

Sin embargo, su declaración fue recibida con escepticismo por muchos, comenzando por el diario The New York Times, habitual opositor a Trump. 

Abu Bakr al-Baghdadi "es o fue engendrado en los Estados Unidos", dijo el ministro a la cadena de televisión rusa Rossiya 24.

"El ISIS como tal surgió a raíz de la invasión ilegal de Irak por parte de Estados Unidos, el colapso del estado iraquí y la liberación de extremistas que los estadounidenses mantenían anteriormente en las cárceles...", agregó.

Si bien el Pentágono difundió imágenes tomadas por drones durante la redada, ofreció pocas pruebas sobre la desaparición del líder terrorista. Supuestamente, su cuerpo mutilado, encontrado bajo los escombros de un túnel colapsado, fue enterrado en el mar. Pero la evidencia de esta afirmación también permanece esencialmente clasificada.

Antes que Lavrov, el presidente sirio Bashar Assad también expresó sus dudas, y dijo que Washington DC podría reubicar al terrorista "bajo un nombre diferente, como un individuo diferente", sugiriendo también que los estadounidenses podrían reproducir "ISIS en su totalidad", posiblemente "bajo un nombre diferente pero con el mismo pensamiento y el mismo propósito".

"No sabemos de verdad si esta operación tuvo lugar efectivamente o no", dijo al-Assad en una entrevista con dos cadenas de televisión sirias. Damasco no participó en la redada y solo se enteró de su resultado por los medios, aseguró. Incluso los desplazamientos de la aviación participante no fueron registrados por los radares.

"¿Por qué no se muestran los restos de Al Bagdadi?", se preguntó el dirigente. "Si van a utilizar diferentes pretextos para no mostrar los restos, recordemos cómo fue capturado el presidente Saddam Hussein [en Irak] y cómo fue mostrada toda la operación de la A a la Z; inclusive fotos y videos después de que lo capturaran", sostuvo. 

Él agregó que lo mismo ocurrió con los hijos de Saddam varios meses después: mostraron las fotografías de sus cuerpos sin vida.

Al contrario, los estadounidenses "ocultan todo" sobre la muerte de Osama Bin Laden y Al Baghdadi por alguna razón, sostiene el presidente de Siria.

"Creo que todo lo relacionado con esta operación ha sido un truco", sintetizó en referencia a la redada del 27 de octubre. "Al Baghdadi reaparecerá con un nombre diferente, como un individuo diferente o el Estado Islámico en su totalidad podrá reproducirse cuando sea necesario con un nombre diferente pero con el mismo pensamiento y el mismo propósito".

Assad recordó que el terrorista había pasado por las cárceles estadounidenses en Irak y que "lo dejaron salir para desempeñar este papel. Entonces —dijo—, [Al Baghdadi] es alguien que podría ser reemplazado en cualquier momento".

Además, Al Assad explicó que el Estado Islámico representa un tipo de doctrina, que es el extremismo wahabí. "Esta clase de pensamiento tiene más de dos siglos de antigüedad", recordó. Y mientras "esté vivo y no retroceda", la muerte de su autoproclamado 'califa', o incluso la muerte del propio EI en su conjunto, "no tendrá efecto alguno en este pensamiento extremista", advirtió Al Assad.

El mandatario sirio criticó asimismo el gesto de agregar varios países como participantes de la operación (Rusia y Turquía) "para darle credibilidad" y para que "no se sientan avergonzados".