Leído

UNA HISTORIA DE ESPÍAS

Rusia da por desaparecido a Oleg, el hombre de la CIA

Lun, 23/09/2019 - 3:47pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Rusia ha declarado oficialmente desaparecido a un exoficial del Kremlin que supuestamente era un informante de la CIA (Oleg Smolenkov) y dijo que lo está buscando, de acuerdo a una publicación aparecida en la base de datos del Ministerio del Interior, reportó la agencia de noticias RIA. Los medios de comunicación rusos afirman que Smolenkov trabajó en el Kremlin para Yury Ushakov, un importante asistente de política exterior del presidente Vladímir Putin y ex embajador ruso en USA. Smolenkov nació en 1969 en la ciudad de Ivanovo, en el centro de Rusia, y desde finales de los '90 trabajó para el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

Contenido

Oleg Smolenkov, de quien nada se sabe desde junio de 2017, cuando él se encontraba junto a su esposa Antonina, y sus 3 hijos de vacaciones en Montenegro en junio del 2017, según reportes del diario ruso Kommersant, ha sido declarado oficialmente desaparecido por la Administración Putin.

Reportes de medios estadounidenses, confirmados a la agencia Reuters por 2 fuentes, afirman que un informante de la CIA (Central Intelligence Agency) en el Gobierno ruso fue removido y llevado a USA en 2017, por temor a que quedara en evidencia y fuese detenido.

Reportes de medios estadounidenses afirman que el informante era una fuente de alto rango de la CIA.

La primera información fue publicada por el canal de noticias CNN, que citando a "múltiples funcionarios de la administración de Donald Trump", aseguró que en 2017 hubo una operación de la CIA para extraer a Smolenkov de Rusia.

La agencia rusa RIA afirmó que la base de datos del Ministerio del Interior mostró que Smolenkov fue declarado desaparecido y que el ministerio lo estaba buscando.

El Kremlin confirmó que Smolenkov trabajó en la Presidencia rusa, pero dijo que fue despedido en el periodo 2016/2017 y que no era funcionario de alto rango.

Previamente, Rusia pidió a USA, a través de la Interpol, que aclarara el paradero de Smolenkov, luego de reportes de medios rusos que identificaron una casa de 760 m2 que pertenecía a un sujeto parecido a Smolenkov, ubicada en Stafford, Virginia, cerca de Washington D.C., una área habitada por muchos ex efectivos del Ejército estadounidense y agentes FBI, de acuerdo a RIA.

Pero en la noche del lunes 09/09, la familia Smolenkov abandonó su hogar en la tranquila localidad de Stafford.

Según reporta el servicio ruso de la BBC, los vecinos aseguraron que salieron de prisa, sin decirle a nadie adonde iban.

Al día siguiente, varios medios de comunicación se instalaron afuera de la mansión que, según Kommersant, tiene 3 pisos con 6 dormitorios, 3 chimeneas y 6 baños, y un valor de US$925.000.

"La tarea principal de los servicios especiales sigue siendo demostrar que todos los agentes que trabajan con ellos están seguros", dijo Joseph Fitsanakis, especialista en inteligencia y seguridad nacional de la Universidad de Coastal Carolina a BBC Rusia.

"Sin esto, es simplemente imposible reclutar nuevos agentes. Así que no excluyo que ahora la familia Smolenkov se vea obligada a irse de Stafford, cambiar nombres y documentos", concluyó.

De acuerdo a The New York Times, el espía habría sido clave en la conclusión de las agencias de inteligencia de USA de que Putin había interferido en las elecciones presidenciales estadounidenses en 2016, algo que Moscú siempre niega.

Washington DC

Oleg Smolenkov, según informó el periódico ruso Kommersant, salió repentinamente de la capital de Rusia en 2017, él dijo que iba de vacaciones a Montenegro con su familia, y desapareció.

Smolenkov se negó a salir del país en primera instancia pero, en 2017, aceptó la protección estadounidense, según NYT.

Pero la CIA aseguró que los informes del canal eran "erróneos", "simplemente falsos".

El secretario de Estado, Mike Pompeo, describió el informe como "sustancialmente inexacto".

"Solo puedo afirmar que este empleado existió, que fue despedido, y que no sabemos si era un espía o no. Es un pregunta para los servicios de inteligencia, que están haciendo su trabajo", dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

A mediados de la década de 2000 fue nombrado como 2do. secretario de la embajada rusa en Washington DC, donde se habría dedicado principalmente a asuntos financieros y económicos.

Los medios rusos, por su parte, aseguraron que Smolenkov había trabajado para Yury Ushakov, un importante asistente de política exterior del presidente Putin y ex embajador ruso en USA.

El servicio ruso de la BBC afirma que fue en Washington donde Smolenkov pudo establecer relaciones de confianza con el entonces embajador en la capital estadounidense, Ushakov, quien ahora ocupa el cargo de asesor del Presidente de Rusia en asuntos internacionales.

El supuesto espía estuvo con Ushakov en Washington DC hasta que se retiró en 2008.

Al volver a USA, en 2017 -y tras haberse desempeñado supuestamente como espía de la CIA en el Kremlin-, Smolenkov no cambió de nombre.

Según Joseph Fitsanakis, especialista en inteligencia y seguridad nacional de la Universidad de Coastal Carolina, esto es bastante común.

"De hecho, a todos los desertores se les ofrece unirse al programa de protección de testigos, pero la mayoría se niega", dijo al servicio ruso de la BBC.

En cambio, agregó el académico, los servicios especiales a menudo pactan con los agentes el llamado "acuerdo de desertores", por el que tienen protección las 24 horas, pero sin el cambio obligatorio de nombres y documentos.

Según Fitsanakis, de acuerdo con antiguas reglas no escritas, desde hace décadas los servicios de inteligencia de Rusia y de USA no neutralizan a supuestos desertores en territorio extranjero.

Sin embargo, estos "acuerdos no escritos" fueron violados por parte de Rusia después del intento de asesinato en Reino Unido del exespía Sergei Skripal.

Image
Residencia en Stafford
Residencia en Stafford (Virginia, USA) equivalente a US$ 925.000, que habrían comprado Oleg y Antonina Smolenkovs.

La misión

En mayo de 2017, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibió en la Casa Blanca al canciller ruso, Sergei Lavrov, y al embajador de Rusia en USA, Sergei Kislyak. 

La decisión -agregó CNN- se tomó poco después de aquella, en la que Trump habría compartido, inesperadamente, información clasificada.

Luego, The New York Times aseguró que el espía no estaba dentro del círculo interno de Putin pero sí tenía acceso regular al Presidente de Rusia e incluso podía fotografiar documentos de su escritorio.

"Su cargo no contemplaba contactos con el presidente", desmintió el portavoz ruso Peskov.

"Es cierto que Smolenkov trabajó en la administración presidencial, pero fue despedido hace varios años. Su trabajo no estaba en un alto nivel oficial", agregó, y dijo que la historia parecía "literatura barata".

Mike Pompeo describió el reporte de CNN como "sustancialmente inexacto".

"Ustedes deberían saber que como ex director de la CIA no hablo de esto muy a menudo, solo en ocasiones en las que creo que algo pone en riesgo a las personas o los reportes son tan atroces que crean enormes riesgos para los Estados Unidos. Basta decir que la información es objetivamente incorrecta", dijo.

"Puedo imaginar fácilmente cómo un funcionario ruso de alto rango pudo ahorrar US$ 1 millón para comprar bienes raíces en cualquier país del mundo", afirmó un ex funcionario de inteligencia estadounidense en una conversación con el servicio ruso de la BBC.