Leído

ARGENTINO INFLUYENTE

Otra vez Cinosi, ahora entre Claver, Abrams y Alberto F.

Dom, 10/11/2019 - 9:14pm
Enviado en:
Por Urgente24

¿Cuál es el vínculo verdadero entre el Departamento de Estado y el empresario Gustavo Cinosi? Esa relación, cualquiera sea, es anterior a la designación de Cinosi como mano derecha de Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), quien tiene el apoyo de la Administración Trump. Cinosi estuvo en México e introdujo a Mauricio Claver y a Elliot Abrams al diálogo con el presidente electo Alberto Fernández y su colaborador Felipe Solá, probable futuro ministro de RR.EE. 

Gustavo Cinosi, a la izq., y Alberto Fernández a la der., en San Miguel de Tucumán.
Contenido

"(...) En México, el Presidente electo se reunió con el jefe de Estado, Andrés Manuel López Obrador, pero también con dos funcionarios clave del gobierno de los Estados Unidos: el encargado del Hemisferio Occidental (como allí llaman a Subamérica y el Caribe) en el Consejo Nacional de Seguridad, Mauricio Claver, quien antes fue director por su país en el Fondo Monetario Internacional, y el delegado del Presidente Donald Trump para los asuntos vinculados con Venezuela, Elliot Abrams (...)", relató Horacio Verbitsky en su web El Cohete a la Luna.

Él agregó: (...) La reunión con el estadounidense de origen cubano Mauricio Claver fue gestionada por la embajada de Estados Unidos en México, que se comunicó en forma directa con Alberto. A diferencia de este encuentro, que fue público, el Presidente argentino recibió a Abrams sin que trascendiera. En este caso, el vuelo del viejo halcón a México fue anunciado a Fernández por la oficina del Secretario de Estado, Mike Pompeo, quien es el único ministro de Relaciones Exteriores de su país que antes se desempeñó como Jefe de la CIA.

(...) Se habló con gran sinceridad, con la presencia de sólo dos personas más: el futuro canciller argentino Felipe Solá y un empresario argentino que acompañó a Claver. Ese misterioso personaje cumple en la OEA el tipo de funciones que en otro tiempo desempeñó Luigi Einaudi. Con la diferencia de que el italiano era embajador de Estados Unidos en la OEA y no un presunto empresario hotelero del Gran Buenos Aires. (...)".

Si bien Verbitsky no lo menciona con nombre y apellido, los datos que brinda llevan a un empresario llamado Gustavo Cinosi, quien es el propietario de la franquicia Sheraton en Pilar, Provincia de Buenos Aires.

Deberá recordarse que Elisa Carrió realizó alguna vez una ofensiva contra la logia masónica Roque Pérez, y Urgente24 explicó en aquella ocasión que, en verdad, era un ataque contra Ricardo Lorenzetti, "a quien (Carrió) atribuye pertenencia masónica, al igual que a Gustavo Cinosi, uno de los concesionarios del Sheraton Pilar, de estrecha relación con Julio De Vido."

Sin embargo, Jairo Straccia escribió en la revista Fortuna hace algunos años, que Cinosi tenía relación con Carlos Zannini, que en días K era un rival de De Vido:

"Cuando el 1º de julio, Gustavo Cinosi habló un largo rato con la vicepresidenta de YPF, Doris Capurro, en el café del hotel Alvear, al término del almuerzo del Consejo Interamericano del Comercio y Producción, un ejecutivo que los vio, se animó a decir en voz baja: “Con Carlos Zannini candidato a vice, ese hombre es el más requerido”. Cinosi se gana poco a poco entre los hombres de negocios el mote de “el hombre del Chino”, y sus acciones crecen a medida que suben las chances de un triunfo de Daniel Scioli en octubre.

“Lo conozco a él y a su familia, y es gente de bien; puedo dar fe de su conducta intachable y su apego a valores”, se limitó a responder a Perfil por correo electrónico consultado sobre Zannini.

Tener buenos vínculos con gente de poder acá y en el exterior es el mayor capital de este hombre que cumple 50 años en septiembre y por estos días descansa en Europa con su familia. Pasó mucha agua bajo el puente: en los '90 tenía un taller que hacía stands para exposiciones de supermercadistas. Se las arreglaba para viajar a ferias internacionales, supo tenderle la mano a Luis Pagani, de Arcor, acercarse a Alfredo Coto y luego ligarse a Juan Mirenna para desembarcar en el Sheraton Pilar, donde tiene sólo el 5% de las acciones. Aunque no realiza tareas ejecutivas, ésa es su base de operaciones: allí recibe a figuras del mundo de los negocios, la Justicia, la diplomacia y hasta el propio Zannini, claro.

Aunque participa de un hotel Sheraton en Tucumán y tiene un yate con bandera panameña en Uruguay, Cinosi no es un hombre del turismo. A partir de una muy buena llegada con embajadores, como Vilma Martínez y el consejero político Jeff Brown, entre otros, fue tejiendo vínculos con el Departamento del Estado. Este año fue nombrado Senior Advisor del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. (...)".

En el inicio del gobierno de Mauricio Macri, Cinosi estuvo muy activo. Y así transcurrió todo 2016.

En diciembre de 2016, Cinosi organizó una comida en su hotel de Pilar a la que asistieron, entre otros, Adrián Werthein (grupo Werthein), Miguel Acevedo (Aceitera General Deheza), Daniel Funes de Rioja (Copal), Héctor Méndez (Conarsa) y Eduardo Eurnekian (Corporación América), y hubo bastante controversia acerca de qué se habló realmente.

Pero quedó cada vez más en evidencia que Cinosi es un hombre relacionado con el Departamento de Estado, que lo ubicó junto a Luis Almagro en la OEA, que entiende en diversos conflictos regionales.

Ahora Verbitsky, con muy buen vínculo con Felipe Solá, agrega en su nota dominical:

"(...) Acerca de la situación en Venezuela, ambas partes coincidieron en la búsqueda de una salida electoral, sin proscripciones. Pero los estadounidenses pretendían que el Presidente Nicolás Maduro primero renunciara, que las elecciones fueran preparadas durante un año por un mandatario interino con supervisión internacional y que Maduro pudiera presentarse en igualdad con el resto de los aspirantes. Fernández les dijo que no era un planteo realista. El propio Abrams reconoció que Maduro retenía el apoyo del 35% de los venezolanos, incluyendo en esa suma un 15% propio y un 20% del chavismo puro y duro. Fernández también planteó la inutilidad del bloqueo económico que hace sufrir al pueblo y no tiene efectos políticos y sostuvo que para que la convocatoria electoral tuviera sentido, debía garantizarse que, en caso de derrota, Maduro y los miembros de su gobierno no fueran perseguidos.

(...) Tanto Claver como Abrams admitieron que el Grupo de Lima estaba muerto, pero pidieron que el nuevo gobierno argentino no protocolizara esa defunción con el anuncio de su retiro, lo que evidenciaría el fracaso de la estrategia desplegada por su gobierno. El interés de los emisarios guarda relación con la campaña para la reelección de Trump, quien dio cambio de domicilio a Miami, porque Florida es un estado clave para la definición electoral.

En lugar del Grupo de Lima, los estadounidenses aceptarían la constitución de un nuevo grupo de países que actúe como gestor de la solución, donde estarían representados México, la Argentina, otros países de la región y un par de naciones europeas, aunque sobre este último punto hay más dudas.

El diálogo con Abrams incluyó un repaso por la situación regional, en el que Fernández llamó la atención sobre la violenta represión de manifestantes pacíficos en Ecuador y acerca de la tremenda desigualdad en Chile. “El único milagro chileno es la paciencia que tuvo su pueblo”, dijo el Presidente electo argentino. Cuando señaló que el 1% de los chilenos acumulaban tanta riqueza como los tres deciles inferiores, Abrams reaccionó con incredulidad. (...)".