Leído

UNA VIDA POLÉMICA

Éste es Pacha Cantón, el hombre que arrojó el cordero desde su helicóptero

Mie, 15/01/2020 - 7:27pm
Enviado en:
Por Urgente24

Se trata de un empresario argentino radicado hace tiempo en Uruguay y que estuvo envuelto en diversos escándalos en los últimos años.

El empresario volvió a las primeras planas luego de arrojar un cordero desde un helicóptero.
Contenido

El video de un cordero que fue arrojado desde un helicóptero en pleno vuelo y cayó en la pileta de Federico Alvarez Castillo, propietario de la marca de ropa Etiqueta Negra, causó una profunda indignación en la red.

El hecho ocurrió en la localidad de José Ignacio, Punta del Este, y rápidamente se fue instalando que había sido el mismo Castillo quien había tirado al pobre animal. Con el paso de los minutos, la historia se esclareció y se confirmó que en realidad se trataba de un ejemplar que ya estaba muerto y, que además, el empresario argentino fue quien filmó el hecho. El protagonista de la cuestionada acción fue otro hombre de negocios, Eduardo "Pacha" Cantón.

"Se trató de una broma", dicen desde el entorno del empresario. Al parecer, Cantón había ido a comprar el cerdo en helicóptero y, a su vuelta,  en su afán por hacer un "delivery canchero", dejó caer el animal de su aeronave para que caiga en la piscina del dueño de Etiqueta Negra.

El nombre de principal protagonista de lo ocurrido ya había aparecido en reiteradas oportunidades en los medios a partir de ciertas vinculaciones con hechos escandalosos.

Nacido en la Argentina, llegó a la localidad uruguaya del Carmelo en 1985 y, desde allí, construyó un emprendimiento inmobiliario que en poco tiempo le haría ganar unos cuantos millones. Su fama en el rubro se fue expandiendo rápidamente y, a comienzos de la década de los 90', construyó el aeropuerto internacional de la ciudad y poco tiempo después, el reconocido barrio cerrado "El Faro". Sí, el mismo  que  hospedó en varias oportunidades a Ernesto Clarens, el financista vinculado al ex presidente Néstor Kirchner involucrado en la causa de los cuadernos de las coimas. Se han comprobado numerosas visitas a Uruguay que luego fueron investigadas por el periodismo.

Todo en el marco de su ambicioso proyecto llamado Cantón Estate, construyó otros emblemáticos establecimientos. Además de Puerto Camacho y El Faro, se le adjudica el famoso club de campo La Toscanita, una zona de casas con viñedos al estilo de La Toscana italiana. También el club hípico Tierra de Caballos, que cuenta con gran cantidad de chacras rurales, los Pinares del Hotel, un lote en torno al hotel Carmelo Resort & Spa, los Viñedos del Este, entre otros.

El accidente que terminó en tragedia

En  2012, cuando se dirigía a Carmelo en lancha desde Buenos Aires, embistió una canoa que llevaba una mujer con su hija de dos años. Ambas murieron. Al parecer, por las dimensiones del yate éste no estaba permitido para navegar por ahí. El choque, con gran fuerza, partió la embarcación de las víctimas en dos.

En una carta abierta que publicó días después manifestó haber socorrido desde el primer instante, e incluso que se tiró al agua para poder llevar a ambas rápidamente hacia un centro médico. En su versión de los hechos, contó: "Venía por el canal de la Serna rumbo a Carmelo, adelante mío un esquiador cayó, al venir atrás tuve que optar por llevarlo por delante con mi lancha o virar hacia la margen derecha. Lamentablemente en la maniobra me encontré con una barcaza con cuatro mujeres y una beba. Al llevarlas por delante herí de gravedad a la conductora. No dudé un instante en arrojarme al agua, la agarré, nadé con ella hasta mi lancha y la subí a la misma con ayuda".

No obstante, familiares de las víctimas en una entrevista con el diario La Nación acusaron a los tripulantes del yate de no haberse mojado ni un dedo, no mirar desde lejos y no intentar colaborar. "Nunca quisieron reconocer su culpabilidad e intentaron escaparse, pero por suerte los detuvieron a tiempo", sentenciaron.

Otras acusaciones

Cantón a lo largo de su vida se ha vinculado con numerosas personalidades de la farándula y la política. Con algunos de ellos, se sospecha que hubo negocios "sucios".

Su mayor acusación es sin dudas la que lo relaciona con lavado de dinero y tráfico de armas a partir de sus sospechosos vínculos con Emir Yoma, ex asesor del ex presidente Carlos Menem y con Laith Pharaon, hijo del magnate saudí Gaith Pharaon, constructor del Four Seasons.

Además mantuvo una larga serie de discusiones con el marido de Valeria Mazza, Alejandro Gravier, quien le reclamó una cantidad importante de dinero por un negocio inmobiliario que juntos habían llevado adelante.