El Metaverso FBI > FIFA >

REVISANDO SENTENCIAS

El FIFAgate, excesos del DOJ y FBI y la jueza Pamela Chen

FIFAgate en parcial revisión: la Justicia estadounidense no tiene jurisdicción sobre sobornos ocurridos en otros territorios.

¿Será que era cierta la conspiranoia sobre el llamado FIFAgate? Vayamos a la especulación: FIFAgate fue una venganza estadounidense por quitarle el Mundial FIFA 2022 para concedérselo a Qatar: muchos creyeron siempre esta imputación informal. Luego, en otro capítulo del rumor, todo fue reparado, parcialmente, con la designación de USA para 2 eventos FIFA: Mundial de Clubes 2025 y Mundial de Selecciones 2026.

La conspiranoia fue alimentada siempre por un hecho cierto: si los pagos de sobornos no ocurrieron en territorio estadounidense, carecían de autoridad en gran parte del expediente el Departamento de Justicia (en inglés: United States Department of Justice o DOJ), los tribunales estadounidenses y el FBI. Sin embargo, dado que la FIFA se sabía culpable y la presión mediática de USA siempre tiene el poder de un tsunami, todos dejaron hacer, nadie se interpuso aún cuando fuese una mezcla de ausencia de justicia y también cobardía institucional.

Joseph Blatter cayó, la FIFA tuvo que iniciar una reorganización -ejecutada en forma brillante por Gianni Infantino-, Julio Humberto Grondona ya había fallecido y los otros procesos judiciales continuaron hasta que… ahora se vuelve sobre lo obvio: la ausencia de territorialidad de la Justicia estadounidense para juzgar algunos acontecimientos y dictar ciertas condenas.

Jueza Pamela Ki Mai Chen.

La jueza Chen

La jueza Pamela Chen, quien estuvo a cargo del caso original del FIFAgate, decidió absolver tanto a

  • Hernán López, ex ejecutivo de 21st Century Fox;
  • la empresa argentina de marketing deportivo Full Play, y
  • sus dueños, los hermanos Hugo y Mariano Jinkis.

Por las razones expuestas en el Memorando y Orden adjuntos, el Tribunal concede a los demandados Full Play Group SA y Hernán López, la Moción de absolución”.

Debe recordarse que en mayo, Alejandro Burzaco, ex-CEO de la empresa Torneos, recibió una pena menor en el FIFAGate.

Nacida en Chicago (Illinois), licenciada por la Universidad de Michigan y doctorada por Georgetown, ex de los bufetes Arnold & Porter; y Asbill, Junkin, Myers & Buffone; ex fiscal adjunta en el Distrito Este de Nueva York, Pamela Ki Mai Chen es jueza para el Distrito Este de Nueva York, nominada en 2012 por el entonces presidente Barack Obama. Ella ocupó el juzgado vacante por Raymond J. Dearie, quien ascendió a camarista. Quien la recomendó a Obama fue el senador Chuck Schumer, desde 2021 líder de la mayoría Demócrata en el Senado.

Chen se está anticipando a la doctrina que establece la Corte Suprema Justicia federal estadounidense acerca de fallos en casos similares.

Ninguna de las apelaciones del gobierno a la ley común, ley estatal, ley civil, ley extranjera, o códigos de conducta, supera el hecho básico de que no existe una autoridad precedente que respalde la aplicación de este estatuto criminal federal (…) al soborno comercial en el extranjero.

Pamela Ki Mai Chen
Mayo 2015: Alejandro Burzaco en la foto entre los hermanos Hugo Jinkis (izq) y Mariano Jinkis (der).

Lo nuevo

En un fallo de 55 páginas, la jueza Pamela K. Chen concluyó que el estatuto federal sobre fraude electrónico según el cual los acusados ​​habían sido condenados, no se aplicaba a sus acciones.

Chen no dice que las personas no cometieron sobornos pero sí que la Justicia estadounidense no puede fallar sobre delitos cometidos fuera de su territorio:

El Gobierno sostiene que los demandados en este caso, a sabiendas e involucrados intencionalmente en planes para que los funcionarios del fútbol incumplan sus obligaciones fiduciarias y deberes para con la FIFA y otras organizaciones de fútbol específicas a través de la distribución y pago (por parte de los demandados) y la recepción (por parte de los funcionarios de fútbol) de sobornos” (…) “éstos y las comisiones ilícitas implican el intercambio de una cosa o cosas de valor para una acción oficial por parte de un funcionario, en otras palabras, un ‘quid pro quo’ (‘esto por aquello’). (…). Los sobornos también incluyen la aceptación, solicitud o acuerdo por parte del funcionario de aceptar una cosa de valor a cambio de una acción oficial, independientemente de si el pagador realmente proporciona la cosa de valor, e independientemente de si el funcionario finalmente realiza la acción oficial o tiene la intención de hacerlo”.

Ninguna de las apelaciones del gobierno a la ley común, ley estatal, ley civil, ley extranjera, o códigos de conducta, supera el hecho básico de que no existe una autoridad precedente que respalde la aplicación de este estatuto criminal federal (…) al soborno comercial en el extranjero”.

En un juicio de 7 semanas que terminó en marzo 2023, los fiscales alegaron que Hernán López, quien tiene doble ciudadanía estadounidense y argentina y hasta 2016 trabajó para una unidad de la por entonces 21st Century Fox, había sido parte de un plan para hacer millones de dólares en pagos anuales secretos a los presidentes de las federaciones nacionales de fútbol para asegurar los derechos de 2 torneos de fútbol sudamericanos.

López, quien, según los fiscales, también había aprovechado la lealtad que obtuvo a través de sobornos para ayudar a Fox a vencer a ESPN en su apuesta por los derechos de transmisión en USA para las Copas Mundiales masculinas de 2018 y 2022, fue condenado por un cargo de conspiración de lavado de dinero y un cargo de conspiración de fraude electrónico.

Hernán López, bajo el paraguas.

Junto a López había sido acusada en ese expediente -de una causa mucho más amplia y compleja- la empresa de marketing deportivo Full Play Group, por pagar sobornos por los derechos de múltiples eliminatorias para la Copa Mundial, partidos de exhibición y torneos. Full Play fue condenado por seis cargos de fraude y lavado de dinero y podría haber enfrentado duras sanciones financieras.

López enfrentaba hasta 40 años de prisión y millones de dólares en multas, pero su apelación, así como la de Full Play, que también enfrentaba millones de dólares en multas, fueron concedidas por la magistrada Chen, debido a dudas sobre si la legislación estadounidense sobre fraude electrónico se aplica a transacciones comerciales con el exterior.

El fallo de Chen sigue a otro fallo reciente de la Corte Suprema estadounidense, que aclara la legislación pertinente.

La Corte Suprema anuló la condena por fraude electrónico de Joseph Percoco, ex asistente del ex gobernador de la ciudad de Nueva York, Andrew Cuomo, alegando que las instrucciones del jurado habían sido demasiado vagas.

Chen escribió en su decisión que “las últimas decisiones de la Corte Suprema sobre fraude electrónico –especialmente Percoco– y la ausencia de precedentes que apliquen el fraude electrónico de servicios honestos al soborno comercial en el extranjero, requieren que este tribunal determine que [el estatuto] no penaliza la conducta alegada en este caso y que, por lo tanto, las pruebas en el juicio fueron insuficientes para sustentar las condenas de los acusados ​​conforme a ese estatuto ”.

Obviamente que el fallo sobre Full Play alcanza a los dueños de la empresa, los también argentinos Hugo y Mariano Jinkis.

El argumento del juez federal que interviene en la causa se basó en que el estatuto de fraude electrónico que tomó como contexto el Departamento de Justicia de Nueva York “no es aplicable a esquemas de soborno extranjero”. De todas maneras, la Fiscalía estudia los alcances de la medida y todavía no da por cerrado el caso.

Dudas

La web Inside World Football:

¿La nueva decisión de Chen creará inseguridad jurídica y conducirá a nuevas apelaciones contra sentencias dictadas –muchas de las cuales ya han sido cumplidas– y contrademandas contra el sistema de justicia estadounidense?

Esto podría causar un problema potencial para la FIFA, que ha recibido dinero de reparación del Departamento de Justicia de USA, una suma queascenderá a US$ 200 millones.

También podría significar que Jack Warner, quien durante mucho tiempo ha luchado contra la extradición desde su natal Trinidad y Tobago, pueda zafar aún cuando él ha sido condenado en ausencia.

En mayo de 2015, FIFAGate sacudió el fútbol mundial cuando 7 ejecutivos del fútbol fueron detenidos por el FBI en Zurich (Suiza), en el hotel Baur Au Lac, a petición del Departamento de Justicia de USA.

El escándalo convirtió condujo a la caída de Joseph Blatter, quien había dirigido la federación mundial como presidente desde 1998 y quien antes había sido secretario general de la FIFA durante 17 años.

El fallo del juez Chen también plantea dudas sobre qué sucede con el ex presidente de Concacaf, Jeff Webb, quien se declaró culpable pero su sentencia se pospuso 15 veces.”

A los primeros 7 acusados por el FIFAgate, luego ​​se unieron más de 40 otros ejecutivos de la FIFA o relacionados con la FIFA que fueron acusados ​​de soborno, fraude y lavado de dinero por la concesión de lucrativos derechos televisivos para la Copa del Mundo y las principales competiciones latinoamericanas y de Concacaf. En la Argentina el caso más conocido fue el de Alejandro Burzaco, por entonces presidente de la empresa Torneos y Competencias.

Acusado de soborno, conspiración, lavado de dinero y corrupción, Alejandro Burzaco se entregó el 09/06/2019 a la Policía de Bolzano, en el norte de Italia. Él fue extraditado 50 días más tarde a Nueva York, donde admitió haber pagado sobornos a distintos dirigentes del fútbol profesional, entre ellos el fallecido expresidente de la Asociación del Fútbol Argentino, Julio Humberto Grondona, a quien le habría abonado unos US$ 30 millones.

Sin embargo, en mayo de 2023, en el Palacio de Justicia Theodore Roosevelt, de Brooklyn, la jueza Pamela Chen, aplicó a Burzaco lo que en el Derecho estadounidense se llama “time served” (tiempo cumplido), o sea que por el tiempo previo que el acusado pasó en prisión preventiva a la espera de sentencia, la condena se considera completamente satisfecha.

Te puede interesar

    Temas