Leído

CRISIS CAMBIARIA

Oferta y demanda: La propuesta de Cavallo para levantar el cepo al "dólar ahorro"

Jue, 17/09/2020 - 2:53pm
Enviado en:
Por Urgente24

Para el exministro de Economía debería habilitarse un "mercado libre" de cambios, en simultáneo con el comercial, en el que el precio actúe como regulador.

Domingo Cavallo
cavallo-780x405.jpg
Domingo Cavallo.
Contenido

Un mercado libre, en simultáneo con el regulado, en el que el juego de la oferta y la demanda determine el precio para el acceso al dólar destinado al atesoramiento o al turismo. 

Esa es la propuesta del exministro de Economía Domingo Cavallo para salir de las restricciones que el Banco Central impuso en el mercado de cambios. En los hechos, se trata de un desdoblamiento del tipo de cambio. 

Desde Washington, el economista explicó que “al Gobierno le falta aceptar que los mercados deben ser básicamente libres; por ejemplo, puede controlar el dólar para las transacciones comerciales y para el resto ir a un mercado libre, utilizando los bonos en pesos y en dólares para tratar de regular la cantidad de pesos que hay en circulación”.

“Pero deben aceptar que no pueden controlar al mismo tiempo la tasa y el mercado libre. La única forma de que, hacia el futuro se vaya estabilizando el tipo de cambio libre será si generan expectativas de disminución del déficit fiscal en forma significativa. Sobre todo, del gasto público en términos reales. Solo así puede disminuir la tasa de devaluación, dijo en declaraciones al portal infobae.com. 

Cavallo negó que un desdoblamiento cambiario formal acelere la inflación, como ocurrió varias veces en el pasado: “Los precios deberían ya ajustarse de todos modos. Si el Gobierno dejara funcionar un mercado libre unificado, adicional al mercado cambiario controlado, tendría la posibilidad de que a lo mejor haya gente que tiene dólares que podría venderlos y habría más oferta que ahora”, aseguró.

“Ahora esa gente prefiere seguir en dólares, porque si lo vende en el mercado paralelo incurre en una maniobra ilegal. Es equivocado pensar que un mercado libre va a generar más devaluación, aclaró.

Respecto de las restricciones a la compra de los US$200 mensuales, sostuvo que la única forma que tienen de no vender dólares para atesoramiento o turismo desde el mercado comercial o controlado es si habilitan un mercado libre para el resto de las transacciones”.

“Esto significa que la gente podría dólares para atesoramiento o turismo en el mercado libre. Y en ese mercado no habrá toda la demanda que aparece hoy en el mercado oficial para comprar US$200 por mes, porque tanta gente compra porque se lo venden a un precio que claramente está por debajo del verdadero valor del dólar, dijo el ex ministro de los gobiernos de Carlos Menem y Fernando De la Rúa.

Cuando tenga que pagar este valor, entonces la demanda se va a regular: así como hay gente que va a querer comprar, habrá otros que van a querer vender. Así que argumentar que el pasaje de la demanda del mercado oficial y controlado a uno libre va a significar un aumento de la cotización es una opinión que no tiene grandes fundamentos, indicó.

En este mercado libre, explicó, “no cuentan las cantidades de los que ofrecen y los que demandan, sino que todo se regula por la vía del precio”.

Al contrario, con un mercado libre, si una persona lo puede vender a un precio mayor, puede aumentar la oferta de dólares en ese segmento y facilitar el reciclaje de los dólares ahorrados en el pasado, de tal forma que puedan servir para financiar gastos o inversiones, dentro de la economía local. De este modo, la compra o no de dólares para ahorro no puede resolverse en forma independiente de la definición de si habilitan o no un mercado libre y legal, dijo. 

Cuando se le recordó que, a fines de 2015, al unificarse los diferentes tipos de cambio, todos ajustaron con el precio más alto, afirmó: “Ahí hubo una fuerte devaluación y unificación”.

“Si ahora el tipo de cambio se unificara en $100 o $120 por dólar, los precios de una gran cantidad de bienes subirían al mismo ritmo, pero sería una inflación controlada. De todos modos, tener un mercado libre permitiría manejar la política monetaria en forma adecuada, pero no es la solución, explicó.

La solución, opinó,es disminuir el déficit, que, con todos sus componentes -cuasi fiscal y provincial- puede llegar al 9% del PBI en 2021. Obviamente no puede esperarse que con este panorama fiscal el dólar vaya a bajar o se estabilice. Va a continuar bajando la moneda nacional y la inflación puede acelerarse dada la gran emisión que hubo y que va a haber”.

“Creo que se le presta demasiada atención a que haya una solución cambiaria o monetaria, cuando debe haber una solución fiscal importantísima, que no venga de la creación de nuevos impuestos, sino de reducción del gasto público y reforma del estado”, concluyó.