Leído

REUNIÓN CON LIPTON

Martes 24/9: Lacunza y Sandleris viajan a NYC a pedir el (improbable) desembolso

Mar, 24/09/2019 - 9:48am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, viajan a Nueva York a reunirse con David Lipton, quien está reemplazando a Christine Lagarde en el Fondo Monetario Internacional. Con el argumento de que las metas previas a las PASO están cumplidas, pedirán el desembolso US$5.4000 millones previsto para mediados de septiembre. Desde el FMI, sin embargo, dudan de la capacidad de cumplimiento de las metas que siguen y lo más problable es que el desembolso llegue después de las elecciones. En este contexto, hay quienes hablan de un "reperfilamiento del reperfilamiento", porque la deuda parece cada vez más imposible de afrontar.

El designado ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, junto al titular del Banco Central, Guido Sandleris. Foto: Twitter
Contenido

Este martes 24/9 el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, se van a reunir con autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Nueva York. Se trata de un encuentro clave para la permanencia del acuerdo Stand By que Nicolás Dujovne, entonces ministro de Hacienda, anunció hace un año, luego de negociaciones con Christine Lagarde, quien en ese entonces estaba a la cabeza del organismo (ahora se desempeña en el Banco Central Europeo).

Antes de partir a su encuentro con los responsables del FMI, Lacunza mantendrá una reunión con Mauricio Macri en Nueva York. El Presidente viaja para participar de la Asamblea General de Naciones Unidas. Guido Sandleris, por su parte, llegó a Manhattan este domingo 22/9, y desde el lunes protagonizará reuniones con inversores, banqueros y consultores. Tema central: el reperfilamiento de los bonos. 

David Lipton es quien reemplaza actualmente a Christine Lagarde y quien va a recibir a los funcionarios argentinos. Estará acompañado por Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo.

Por supuesto, el objetivo del Gobierno local es el de pedir el famoso desembolso previsto para mediados de septiembre pero que nunca llegó. Los argumentos de Lacunza y Sandleris son que Argentina cumplió con las metas previstas y que por eso solicitan los US$5.4000 millones. 

Desde el Fondo Monetario Internacional, sin embargo, dudan de la posibilidad del cumplimiento de metas previstas para el último trimestre de 2019. Las dudas aparecen, principalmente, luego de las turbulencias económicas que siguieron a las PASO y las nuevas medidas económicas que el Gobierno tomó a partir del 11/8. En este contexto, todo indica que no habrá desembolso hasta después de las elecciones generales del 27/10, cuando esté formalmente definido un presidente electo.

La verdad es que la deuda se está convirtiendo en un problema difícil de afrontar para la Argentina. Según un informe de Ecolatina, superó el 90% del PBI. El motivo: la suba del dólar provocó un salto de 10 puntos porcentuales de este número. 

"¿Se reperfilará el reperfilamiento?", se preguntan desde la consultora Ecolatina. En el informe aclaran que "a fines del 2017, la deuda pública representaba poco más de la mitad del PBI", pero a fines de 2018, "se ubicó en 86,2%", por la depreciación del peso. En el primer semestre del 2019, el stock de deuda "permaneció prácticamente inalterado" y cerró la primera mitad del año en 80,7%. Sin embargo, el salto cambiario de agostó generó un impacto: si bien el stock de deuda se redujo a US$30.000 millones, la depreciación del peso provocó que la relación deuda-PBI escalara 10 puntos y superara el 90%. 

Desde la consultora sostienen que "esta nueva crisis cambiaria y financiera deterioró sensiblemente la posición de liquidez y solvencia del Sector Público Nacional, jaqueando el cumplimiento en tiempo y forma de los compromisos asumidos". Si bien ya se "patearon" los vencimientos de deuda a la próxima gestión, no está claro cómo se van a pagar cuando llegue el momento. 

"Los vencimiento de capital para 2020 llegan a US$45.000 millones, un monto que luce difícil de cubrir en este marco de acceso nulo al financiamiento". En este panorama, la posibilidad de default se hace presente. 

Y en 2022 y en 2023 "deberían devolverse casi US$40.000 millones al FMI aunque no se concretan nuevos desembolsos. Además, hay vencimientos en bonos por un monto mayor". "El cronograma de pagos del Estado Nacional luce muy exigente si no se reabren los mercados de crédito", y para esto deberían extenderse los plazos de pago con el Fondo, "que suele pedir reformas estructurales a cambio de las flexibilizaciones", explican. El panorama no pinta fácil: "Deberían alinearse varios planetas para que nuestro país pueda honrar sus deudas en tiempo y forma. De lo contrario, una nueva reeestructuración será inevitable, esta vez probablemente con quita de capital e intereses".