Leído

"SE VA A ORDENAR CUANDO SE PESIFIQUE"

Guzmán explicó que la suba de dólar CCL, MEP y Blue se debe al canje de deuda en dólares bajo ley local

Lun, 10/08/2020 - 10:23am
Enviado en:
Por Urgente24

Luego del anuncio del acuerdo entre la Argentina y los 3 grupos de bonistas por la deuda bajo ley New York, los dólares paralelos -MEP y CCL- y el informal o Blue se desinflaron. Sin embargo, sobre el final de la semana pasada volvieron a dispararse. El ministro de Economía Martín Guzmán explicó a qué se debió y porqué eso se corregirá. Economistas y analistas financieros miran con expectativas porque creen que volverán a caer mientras el dólar oficial subirá, logrando así un equilibrio de la brecha cambiaria.

Gran foto de la periodista Rosario Ayerdi en la que se los ve a Guzmán y Sergio Chodos en plena madrugada del martes 4 de agosto de 2020 acordando con más de 50 fondos. El representante de Argentina en el FMI dijo en las últimas horas que “no es el fin del problema de la deuda, falta mucho por hacer”. Agregó que “no hubo algo que destrabó todo ni una bala de plata. No existe eso, es una acumulación de mucho trabajo”. ¿Respondió a los rumores en la City Porteña?
guzman-chodos.jpg
El ministro de Economía Martín Guzmán y el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, durante la madrugada del martes 4 de agosto de 2020 cuando se cerró el acuerdo.
Contenido

El ministro de Economía Martín Guzmán habló con Clarín, La Nación, Página12 e Infobae luego del acuerdo de la deuda al que se llegó con los 3 principales grupos de acreedores -Ad Hoc, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje- y otros tenedores.

Tras el anuncio, los dólares paralelos mostraron cierto relajamiento en lo que fue una importante reducción de la brecha cambiaria. Sin embargo, sobre el final de la semana pasada se registró un repunte en las cotizaciones, sobre todo en el Blue, cuyo mercado es muy pequeño pero con un alto impacto mediático, generando mucha preocupación en los argentinos por el aumento de expectativas de devaluación/inflación.

Respondió Guzmán a Clarín e Infobae:

"No es un recalentamiento lo que ocurrió en los últimos días. Es una señal positiva: hay inversores que como ven muy positivo el canje, entonces compran el bono en dólares que se usa en el contado con liquidación para luego canjearlo por un bono en pesos. Cuando se realice en canje en dólares bajo ley local, eso se revierte. Nos vamos a quedar con más deuda pesificada. Está ocurriendo un arbitraje. Para la economía es positivo. Es una transición que luego se va ordenando".

Consultado sobre el cepo, agregó a ambos medios:

"Siempre dijimos que los controles cambiarios fueron una decisión que tomó el Gobierno anterior en una situación de altísima ansiedad económica. La Argentina tiene que avanzar hacia un esquema de regulaciones de la cuenta de capitales más razonables. Pero para poder normalizar hay que construir resiliencia: eso se logra acumulando reservas y no se logra de un día para otro; lleva tiempo".

En cuando al paso siguiente, que es la renegociación de los US$44.000 millones que el FMI desembolsó durante el gobierno de Mauricio Macri, respondió a Infobae:

"Vamos a comenzar, nos estamos acomodando para eso. Será pronto, quizás antes del 4 de septiembre. Buscamos un programa que se base en premisas bien diferentes a las del gobierno que nos precedió. Va a llevar tiempo porque para hacerlo bien hay que involucrar a toda la sociedad, no hay que discutir las cosas a puertas cerradas en pocas semanas. Hay que trabajar el tiempo que sea necesario para tener algo que sea legitimado por la sociedad y que esté basado en premisas que le hagan bien a la economía".

"El esquema macro será radicalmente diferente al que se siguió con programa stand by anterior en el que se aplicaron políticas de contracción fiscal y monetaria, con tipo de cambio flotante y en un contexto de recesión. Eso aumentó mucho la vulnerabilidad. Esa contracción generó más recesión y más caída de la demanda y la producción. La política monetaria contractiva, que se pensó para estabilizar los precios, terminó aumentando mucho el costo del crédito, algo que generó destrucción de empresas y de trabajo. Se terminó con una tasa de interés tan alta que generó más inflación en lugar de menos. Nuestras premisas no tendrán nada que ver con eso: estará la recuperación económica en el centro. Nuestro lema es que no se puede estabilizar sin recuperación de la actividad. Para eso necesitamos, y más en la post-pandemia, políticas que empujen al mercado interno, al mismo tiempo que se generan condiciones para que crezcan las exportaciones", insistió.

"No dudamos que el programa anterior lo hizo el gobierno anterior, no lo impuso el Fondo. Lo que pasa es que no funcionó. ¿Qué cambió ahora? El gobierno argentino. Obvio que la nueva conducción en el FMI, con la asunción de Kristalina Georgieva, trajo aire fresco con un diálogo muy constructivo en estos meses que seguirá cuando negociemos el programa. Lo que se busca con el FMI es el equivalente a un refinanciamiento para las obligaciones contraídas. El esquema con el que se dé está abierto, será el que más nos convenga. No buscamos fondos nuevos", cerró.

--------------------------------------------

Importante recordar que el mismo martes 4/08 en que se anunció el acuerdo, la Cámara de Diputados convirtió en ley el proyecto de reestructuración de la deuda en dólares emitida bajo legislación argentina.

El plenario legislativo aprobó con 247 votos a favor, contra 2 votos negativos, la iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo que busca dar un tratamiento igualitario a los títulos emitidos bajo legislación argentina con los de ley internacional.

La iniciativa -que ya contaba con la sanción del Senado- autoriza al Gobierno a llevar adelante el proceso de reestructuración de la deuda en títulos públicos denominados en dólares estadounidenses y emitidos bajo ley de la República Argentina.

Según un informe publicado por la Oficina de Presupuesto del Congreso de la Nación, el proyecto para la reestructuración de US$ 41.717 millones de títulos en dólares emitidos bajo legislación argentina representará un alivio en los pagos por casi US$ 20.000 millones hasta 2030.