Leído

SIGUE CON EL BARCO

El cassette Lacunza: "Pensábamos que iban a llover inversiones"

Mie, 04/09/2019 - 11:28am
Enviado en:
Por Urgente24

En una entrevista en 4 días, el programa que conduce Luis Majul por A24, Hernán Lacunza volvió a poner "play" en su cassette repetido. Dijo prácticamente lo mismo que viene repitiendo (incluyendo la metáfora del barco): el dólar tiene un "colchón" y no debería subir, las reservas alcanzan, las medidas son "de emergencia" y para evitar males mayores.

Hernán Lacunza, en conferencia de prensa.
lacunza.png
Contenido

"Las medidas dieron el resultado esperado para poner calma en el mercado cambiario", comenzó el ministro de Hacienda Hernán Lacunza, en diálogo con Luis Majul por A24. "El tipo de cambio quedó estable. La salida de depósitos en dólares bajó. No hay razón para sacarlos pero si la gente lo quiere hacer están allí". 

Volvió a asegurar que "no hay motivos" para que el tipo de cambio suba: "Este precio incluso tiene un colchón. Corregido por inflación, en términos reales, es el más alto desde 2017, es el doble que desde 2015. Tiene una protección natural". 

También repitió que es "un disparate" que Mauricio Macri haya ordenado la suba del dólar: "No hay ninguna forma. Hubo una presión sobre el tipo de cambio desde el 11/8, por el resultado. El mercado presume que no se va a ganar competitividad y eso se corrige con un tipo de cambio de alto".

El ministro justificó la utilización de reservas para controlarlo, porque "cualquier presión alcista sería nociva. El Banco Central tiene 52.000 millones de reservas. No van a hacer falta todas, no hay pesos suficientes para apostar contra todas".

Y dijo que "no hay default, sino que se han extendido los plazos". También aclaró que "cuando hubo un nuevo cronograma" fue establecido "por ley" (DNU), "Standard & Poor's nos sacó del default selectivo". 

"La responsabilidad de defender la moneda y los depósitos es de la dirigencia. Si somos vulnerables a especulaciones es porque algo falló", reconoció el ministro. 

Dijo que no sabe si el próximo desembolso del FMI se hará presente durante la segunda semana de septiembre, como estaba previsto: "Tenemos un contrato, yo puedo contestar por Argentina. El contrato dice que si cumplimos el comportamiento, se hace un desembolso. Como está todo cumplido, lo esperable es que haya un desembolso. Están todas las metas cumplidas, pero no puedo hablar por el FMI".

"Ningún gobierno puede solo en ningún momento, pero más en un proceso electoral, con incertidumbre. No es indiferente lo que diga un candidato que tuvo ese resultado", continuó, pidiendo "colaboración" de la oposición.  

También respondió a los espacios, como Consenso Federal o el peronismo, que proponen la declaración de emergencia alimentaria: "Es una expresión, lo que hay que haces es atender esas necesidades", y dijo que eso es lo que están haciendo.  

También dijo que, en caso de que Alberto Fernández lo convocara a formar parte de su gobierno, él diría que no: "Yo estoy trabajando con este Gobierno. Las cosas no salieron como pensabamos por herencia, por mala suerte, por errores. Seguramente el primero es que subestimamos la herencia. Sobreestimamos nuestras capacidades, pensamos que si sacabamos el cepo y pagabamos a los fondos buitres iban a llover inversiones y eso no sucedió".

Y dijo que hay una "contradicción" en las críticas a la política económica de Cambiemos: "Si hubiéramos hecho lo de las tarifas más lento, más gradual, que se hizo con algun ritmo, habría habido más deuda y el problema hoy sería peor, porque el déficit hubiese sido peor". 

Ante una pregunta sobre un posible "corralito", el ministro dijo que no hay que "agitar fantasmas", porque eso hace mucho mal, y que se están tomando todas las medidas para evitar "males mayores".