Leído

DÍA DEL NIÑO

Desesperación en el sector: Las jugueterías piden abrir el fin de semana

Vie, 14/08/2020 - 9:23am
Enviado en:
Por Urgente24

Es un reclamo desesperado en una fecha clave para sus ventas, y en medio de una cuarentena cada vez más extensa. En la Ciudad, las jugueterías sólo pueden atender de lunes a viernes y dada la poca compra anticipada que hubo por el día del Niño que se celebra este domingo, piden una excepción para no perder 2 jornadas de venta claves.

“Hoy se importan los mismos juguetes que fabricamos los nacionales", afirman desde la Cámara del Juguete
juguetes.jpg
Jugueterías piden excepción para abrir el fin de semana.
Contenido

Dada la poca compra anticipada que hubo este año para el Día del Niño, que se celebra el domingo, las jugueterías piden abrir sábado y domingo como excepción a la actual cuarentena. 

En medio de la crisis económica y la pandemia por el coronavirus, será sin dudas un día diferente en el que este sector necesita una mano para sobrevivir.

A estos locales, como a otros "no esenciales", en esta fase del aislamiento sólo les permiten funcionar de lunes a viernes, de 11 a 21, con no más de un cliente cada 15 m2 y admitiendo según el día únicamente a quienes tengan DNI terminados en cifra par o impar.

Pero en fines de semana, ni eso. Y se trata de dos jornadas de alta demanda por las típicas compras de apuro, en las que no podrían atender. Por eso, cobró fuerza en las últimas horas un desesperado pedido de los comerciantes al Gobierno porteño para que se admita una excepción.

"Venimos hace rato solicitando que, hasta el Día del Niño, nos dejen atender con horario extendido y también el fin de semana, dado que el 70% de las compras se hace siempre en los 4 días finales. Y perder dos de esos días clave de venta sería un duro golpe para nosotros, además de generar largas filas este viernes innecesariamente", planteó Darío Mermelstein, presidente de la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (AADEJA).

"El sector depende de las ventas del Día del Niño que, junto con Navidad, generan una parte sustancial de la facturación anual. Por ello, la no apertura desencadenará probablemente cierres definitivos de locales", advirtió, por su parte, la Cámara Argentina de Comercio (CAC), en una carta enviada el lunes al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en la que le reclamó "la apertura de todas las jugueterías porteñas" al menos hasta el domingo.

Previendo esta situación, el sector había iniciado una campaña para que la gente adelante la compra. Pero, según Mermelstein, "los que se anticiparon fueron pocos". Incluso con un fuerte avance de la demanda online, hasta mediados de esta semana, la facturación no había llegado ni al 15% de lo  esperado​, según los datos que maneja.

"Venimos este año con una caída de ventas del 70%. Lo que pedimos no es para ganar plata, sino para atenuar algo la caída y poder tirar hasta Navidad. Más del 20% de las jugueterías ya cerró definitivamente, y ahora nos preocupa el resto. Necesitamos comprensión y sentido común", expresó el empresario, dueño de la cadena Carrousel.

Los comerciantes argumentan que respetan las medidas de higiene y que, al no haber muchas jugueterías juntas, la excepción pedida no causaría aglomeraciones. Dicen también que evitaría una ventaja desleal para los super e hipermercados, que sí podrían vender juguetes todo el fin de semana.

Pero, hasta la noche del jueves, seguían sin respuestas.

Según publicó esta mañana el diario 'Clarín', fuentes del gobierno porteño dicen que el pedido fue escuchado, pero que el tema aún se está evaluando y que recién hoy tomarán una determinación, aunque en principio las autorizaciones del fin de semana tienen como prioridad las salidas recreativas.

 

En efecto, Laura Weisvein, directora de las cadenas Giro Didáctico y de Compañía de Juguetes afirmó que los obsequios estrella de este Día del Niño en cuarentena vienen siendo todos aquellos que los chicos vienen utilizando en las salidas recreativas: caminadores, triciclos, monopatines, monocletas, tablas de skate y patines, entre otros. Y también todo tipo de juegos de mesa para entretenerse en familia.

En cambio, según Mermelstein, opciones clásicas como autitos con radiocontrol, muñecas con mecanismo, estaciones de servicio, disfraces y camiones han tenido "muy baja venta". Lo atribuyó a que su compra suele decidirse en los locales, en contacto con ellos, y hasta ahora los negocios se han pisado bastante poco.