Leído

POR LAS RESERVAS

Desde el corazón de Vaca Muerta, Alberto F. lanza el Plan Gas 4 que busca evitar importaciones

Jue, 15/10/2020 - 12:00pm
Enviado en:
Por Urgente24

El presidente Alberto Fernández pisará por segunda vez territorio neuquino acompañado del ministro de Economía, Martín Guzmán, y el flamante secretario de Energía, Darío Martínez. El gobernador Omar Gutiérrez recibirá al presidente y al ministro en el aeropuerto a las 11:00 y desde allí partirá la comitiva rumbo a Loma Campana, el corazón de Vaca Muerta, donde lanzará el Plan Gas 4 que buscará evitar las importaciones en 2021 y el consiguiente giro de dólares al exterior.

VACA M.jpg
El presidente encabezará el acto en el yacimiento Loma Campana que tiene YPF en Añelo.
Contenido


Desde el corazón de Vaca Muerta, el presidente Alberto Fernández anunciará hoy el plan estímulo para la producción del hidrocarburo, ante el fantasma del desabastecimiento en el invierno próximo.

Será la segunda visita del mandatario a Neuquén. "Llegará cerca de las 11:00 al Aeropuerto Internacional de Neuquén y desde allí se trasladará en helicóptero hacia el área Loma Campana para el lanzamiento del Plan Gas 4, una garantía de precios para una porción de la producción largamente esperada por las empresas productoras de Vaca Muerta", informa hoy 'La Mañana de Neuquén'.

Arribará acompañado del ministro de Economía, Martín Guzmán, y el secretario de Energía. En suelo neuquino será recibido por el gobernador Omar Gutiérrez y se trasladará a la formación hidrocarburifera.

Fernández visitará así Loma Campana, el principal bloque petrolero de los no convencionales de Argentina, y por primera vez en su gestión pisará Vaca Muerta.

Con el Plan Gas 4, el gobierno nacional buscará no pasar sobresaltos en dos sentidos: por un lado, garantizar la producción necesaria para abastecer la demanda en el 2021. Y casi tan importante como esto, no sobrellevar un impacto mayor en el frente macroeconómico en los próximos meses.

De no incrementarse la producción doméstica de gas, Argentina se encontraría en la situación de tener que recurrir a incrementar sus importaciones, con el consiguiente efecto en el giro de dólares al exterior, con una presión mayor sobre la divisa que la que se puede ver en los últimos meses.

Será la segunda visita del presidente Fernández a Neuquén, luego del encuentro que mantuvo a principios de junio con el gobbernador Omar Gutiérrez en Villa La Angostura. El presidente mantiene un muy buena relación con el mandatario privincial, que estuvo presente en el último anuncio de este extensión de la cuarentena la semana pasada.

El mes pasado Fernández terminó designando a Martínez al frente de Energía. El ahora ex diputado nacional por la provincia de Neuquén, asumió formalmente en septiembre en la cartera energética, que también durante ese mes pasó a formar parte de Economía, lo que también en parte explica la visita de Guzmán a Vaca Muerta.

El ministro también viene hablando de la importancia del sector petrolero como un bastión productivo y de generación de empleo y divisas para el país.

El anuncio
 
En el yacimiento Loma Campana que tiene YPF en Añelo, también estarán presentes el gobernador neuquino Omar Gutiérrez y su par rionegrina, Arabela Carreras, así como el CEO de la petrolera, Sergio Affronti.

El nuevo esquema de subastas, con un horizonte de cuatro años, estaba listo para debutar en septiembre pero tras la salida de Sergio Lanziani de Energía sufrió algunos retoques. La intención del Gobierno es que mediante el mecanismo de compulsas entre las distintas empresas, surja un precio en torno a los US$3,5 el millón de BTU, a partir del cual las inversiones se vuelven viables. Pero que esa compensación no se traslade por completo a los usuarios -Guzmán adelantó una suba de tarifas similar a la inflación- sino que sea complementada mediante subsidios.

Actualmente, el gas que compran las usinas para generar electricidad se encuentra algo por arriba de los US$2 el millón de BTU, insuficiente para estimular la producción del hidocarburo.

El dilema al que se enfrenta el Gobierno es que, de continuar el ritmo actual en el sector, el año que viene el gas no alcance para abastecer el consumo interno y tenga que apelar nuevamente a las importaciones. El problema es que las arcas fiscales están extenuadas: el 2020 cerraría con un déficit superior al 10% del PBI y no deja espacio para que vuelvan las postales de los buques regasificadores que caracterizaron el período devidista.

De ahí la urgencia por el lanzamiento del nuevo programa que permita revertir la baja en la producción de los últimos meses, que por ejemplo llegó al 38,6% interanual en agosto en el caso de la extracción de gas en Vaca Muerta por parte de YPF, ubicándose así al tope de la lista de operadoras que más recortaron su producción de este fluído en la formación neuquina.

La situación contrasta con el petróleo, que si bien también se vio golpeado por la pandemia, lo sintió en menor medida y en ese área continúa mostrando cifras positivas.

Lo cierto es que el programa no busca restringirse a los no convencionales, sino que apostará además a seducir a empresas que desarrollen su actividad en otras cuencas, como la austral.

En cuanto al costo fiscal, el Instituto Argentino de Energía (IAE) General Mosconi planteó que de acuerdo al Presupuesto 2021, el plan Gas 4 insumiría unos US$200 millones durante ese año, a todas luces insuficiente para la magnitud de la reactivación que se busca, por lo que aún no está claro a cuánto llegarán los desembolsos previstos por el Ejecutivo.