Economía

LEY DE SOLIDARIDAD

Alberto F quiere 'ganar reputación' y se asegura el pago de deuda hasta marzo

Contra las opiniones de algunos economistas que consideran que el presidente Alberto Fernández no hizo la Ley de Solidaridad para darle una señal al FMI o a los bonistas, en la reciente norma el Ejecutivo podrá acceder a US$ 4.750 millones a partir de la colocación al Banco Central de Letras Intransferibles que equivalen justamente a los vencimientos de 2020. Entonces, lo que Alberto busca es ‘ganar reputación’, como se dice en la jerga de los banqueros, asegurando el pago de los vencimientos.

Al parece muchos economistas no hay leído bien la letra final de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en cuanto a las obligaciones de deuda con el FMI y los bonistas. Mientras muchos aseguran que no existe en el texto ninguna señal al organismo ni a los tenedores de deuda, lo cierto es que hay US$ 4.750 millones a los que el Tesoro accederá a partir de la colocación al Banco Central de Letras Intransferibles que justamente equivalen a los vencimientos de ese tipo de 2020. Sólo no queda claro si Alberto Fernández se aseguró los dólares para los vencimientos de capital e interés en moneda y ley extranjera o para toda la deuda, lo cual alcanzaría para cubrir la totalidad de las obligaciones hasta marzo próximo.

Entonces, está claro que la prioridad es no ir al default, y lo que busca Fernández es lo que en la jerga de los banqueros se llama ‘ganar reputación’ asegurando el pago de esos vencimientos y otros.

La operatoria, según la Ley de Solidaridad, es la siguiente: el Gobierno Nacional podrá emitir letras en dólares por hasta US$ 4571 millones. Como contrapartida, la administración nacional comprará reservas al organismo monetario.

"Autorízase al Gobierno Nacional a emitir letras denominadas en dólares estadounidenses (u$s) por un monto de hasta dólares cuatro mil quinientos setenta y un millones (u$s 4.571.000.000), a diez (10) años de plazo, con amortización íntegra al vencimiento, la que devengará una tasa de interés igual a la que devenguen las reservas internacionales del Banco Central de la Republica Argentina para el mismo período y hasta un máximo de la tasa Libor anual menos un punto porcentual. Los intereses se cancelarán semestralmente", indica el artículo 57 que había sido enviado al Congreso por el Poder Ejecutivo.

Las Letras Intransferibles ya habían sido usadas en el gobierno kirchnerista, cuando se usaron reservas del Central para cancelarla deuda con el FMI.

Con esa modalidad se pagaron los vencimientos del FMI en el año 2006 y por eso ex presidente de la autoridad monetaria, Martín Redrado, terminó renunciando al BCRA en el año 2010 durante el conflicto por las reservas.

“Mi lectura es que van a intentar mantener la deuda performing por los próximos 180 días", había dicho Juan Manuel Pazos de TPCG. “Evidentemente están esperando que el cepo reforzado más la cosecha les reponga las reservas que van a usar. Si hay una seca, se va a hacer muy difícil aguantar el esquema cambiario. Adicionalmente, no está claro qué pasa con la deuda el día 181”, agregó en declaraciones a Infobae.

Por su parte, el diario BAE cita al director de la consultora PxQ, Emmanuel Álvarez Agis: "En su primera semana el Gobierno dio señales a los acreedores sobre cuáles serán las prioridades de los primeros meses de gestión. La búsqueda de equilibrio fiscal quedó reflejada en la Ley de Emergencia Económica, donde se prioriza el aumento de los ingresos del Tesoro. A su vez, el equipo económico parece querer recuperar el financiamiento en pesos para el sector público y evitar recurrir en exceso a la emisión monetaria para financiar al fisco".

El economista cercano a Frente de Todos explicó: "Dentro de las medidas que se aprobaron figura la autorización al Tesoro para que emita Letras en dólares a ser colocadas al BCRA a cambio de reservas por un monto de US$4.751 millones. A su vez, por DNU se decretó el re-reperfilamiento de todas las letras del Tesoro en dólares exceptuando a las personas humanas, provincias y parte de los FCI que están invertidos en estos instrumentos. Teniendo en cuenta que los vencimientos de Letes en dólares en manos del sector privado totalizan US$6.000 millones, el Gobierno se ahorraría una parte importante de ese monto dado que las personas humanas representan una fracción menor dentro del total. La nueva fecha de vencimiento para todos estos instrumentos será el 31 de agosto".

Y concluyó: "Tras la medida el cronograma de vencimientos en moneda extranjera para 2020 suma US$12.000 M entre capital e intereses. Separando por legislación, unos US$7.300 M corresponde a pagos de títulos emitidos bajo ley local y US$4.500 M a títulos bajo ley extranjera. El monto de vencimientos bajo ley extranjera coincide con el autorizado para emitir letras a colocar al BCRA a cambio de divisas".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario