Leído

COPA LIBERTADORES 2020

Boca y River ya no juegan al misterio, ya tienen sus equipos pero pierden a Ábila y Martínez Quarta

Sab, 12/09/2020 - 10:03pm
Enviado en:
Por Urgente24

El entrenador Miguel Ángel Russo tiene programado dirigir este sábado (12/09) el entrenamiento del plantel de Boca, al que se sumaron cinco futbolistas más que habían sido contagiados de Covid-19 y que ya tienen el alta, entre ellos Julio Buffarini y Frank Fabra, titulares del último campeón del fútbol argentino. Un allegado al director técnico manifestó en declaraciones periodísticas que la idea es que Russo se presente este mismo sábado (12/09) en el centro de entrenamientos de Ezeiza. El DT salió de la concentración del hotel de la zona de Tristán Suárez el 31 de agosto para estar en su casa, tras el brote de coronavirus que afecto a 22 jugadores del plantel boquense y a tres integrantes del cuerpo técnico. Por otro lado, River Plate recibió en las últimas horas una oferta oficial por su defensor Lucas Martínez Quarta, proveniente del Celta de Vigo de España, que ronda los 5,5 millones de euros por la mitad del pase del zaguero, que el club millonario analizará en estos días. El futbolista, de 24 años, tiene una cláusula de salida de 22 millones de euros y su representante Gustavo Goñi había asegurado en las últimas semanas que era el momento de dar el salto al fútbol europeo en este mercado de pases. Boca y River, sin rodaje futbolístico a causa de la suspensión de los campeonatos, no la tendrán para nada fácil en el reinicio de la Copa Libertadores de América 2020 ya que sus rivales están mucho mejor preparados físicamente. El “Millonario” enfrentará al Sao Paulo en el Morumbí que llegará al reinicio del torneo continental con mucho rodaje encima y será su primer partido oficial tras la suspensión que fue el 23 de julio, en el torneo Paulista. Por su parte, los otros dos integrantes del Grupo D, Liga de Quito y Binacional, también retomarán la actividad internacional con sus ligas ya reanudadas. En tanto, el “Xeneize” visitará en Asunción a Libertad, el primero de los equipos que ya se encuentra en plena disputa de su campeonato local, a pesar del brote de coronavirus que contagió a casi la mitad del plantel. Por otro lado, tanto Independiente Medellín como Caracas aún siguen esperando para el regreso a las prácticas.

Ramón “Wanchope” Ábila y Lucas Martínez Quarta, frente a frente; Boca y River vuelven a jugar el jueves 17 de septiembre en la Copa Libertadores de América 2020. (Foto: Gentileza: La Nación)
wanchopeabilaylucasmartinezquarta.jpg
Ramón “Wanchope” Ábila y Lucas Martínez Quarta, frente a frente; Boca y River vuelven a jugar el jueves 17 de septiembre en la Copa Libertadores de América 2020. (Foto: Gentileza: La Nación)
Contenido

A tan solo seis días para la reanudación de la Copa Libertadores de América 2020 que estuvo seis meses paralizada por la pandemia del coronavirus, el entrenador Miguel Ángel Russo tiene programado dirigir este sábado (12/09) el entrenamiento del plantel de Boca, al que se sumaron cinco futbolistas más que habían sido contagiados de Covid-19 y que ya tienen el alta, entre ellos Julio Buffarini y Frank Fabra, titulares del último campeón del fútbol argentino.

Un allegado al director técnico manifestó en declaraciones que reprodujo la agencia estatal de noticias Télam que la idea es que Russo se presente este sábado (12/09) en el centro de entrenamientos de Ezeiza.

El DT salió de la concentración del hotel de la zona de Tristán Suárez el 31 de agosto para estar en su casa, tras el brote de coronavirus que afecto a 22 jugadores del plantel boquense y a tres integrantes del cuerpo técnico.

Russo es paciente de doble riesgo por tener 64 años y haber sufrido una enfermedad oncológica en 2018. Cuando estuvo en Ezeiza, el DT “Xeneize” observaba los entrenamientos desde el primer piso, ubicado tras un ventanal desde donde se observan las canchas del complejo.

“Queremos que Miguel se cuide, se quede en su casa y dirija las prácticas por Zoom”, había señalado días atrás el presidente Jorge Amor Ameal.

En cuanto al partido el próximo jueves ante Libertad en la ciudad paraguaya de Asunción, por el Grupo H de la Copa Libertadores, la dirigencia de Boca cree que lo mejor será que Miguel Ángel Russo se quede en Buenos Aires y que tampoco viaje al segundo partido, en Colombia ante Independiente Medellín el jueves (24/09)

Más allá de que el entrenador del club de la Ribera se encuentra con ganas y muy bien de salud, seguramente la decisión será la de prevenir y no arriesgarlo.

En tanto, en la mañana de este viernes (11/09) los futbolistas Julio Buffarini, Mauro Zárate, Mateo Retegui, Frank Fabra y el juvenil Renzo Giampaoli (categoría 2000) se sumaron al grupo de 27 jugadores que ya estaban practicando en el centro de entrenamientos.

Ahora solo quedan cuatro futbolistas juveniles -con pocos partidos en primera- que hayan dado positivos de los hisopados PCR del sábado pasado y que siguen cumpliendo el aislamiento en el hotel hasta el próximo martes (15/09) cuando, chequeos médicos mediante, tendrán el alta sanitaria.

Todo indica que este mismo sábado (12/09) Russo dirigirá el entrenamiento de forma presencial, podrá a empezar a parar un posible once para enfrentar a Libertad, dirigido por Ramón Díaz, sin una práctica de fútbol pero con algún trabajo táctico.

El plantel boquense no realizó -desde que volvió a los entrenamientos- ningún partido previo ni práctica entre titulares y suplentes: casi todos los trabajos fueron individuales y en grupos de seis o tres futbolistas, debido a la pandemia de coronavirus.

Un posible equipo titular no cambiaría mucho de la base que ganó la Superliga 2019/20: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Carlos Zambrano, Lisandro López o Carlos Izquierdoz y Frank Fabra; Jorman Campuzano; Eduardo Salvio, Guillermo “Pol” Fernández y Edwin Cardona o Gonzalo Maroni; Carlos Tevez y Franco Soldano.

En cuanto al mercado de pases, Boca desistió de comprar a Fabricio Bustos al no llegar a un acuerdo con Independiente, según explicó Marcelo Delgado, integrante de la secretaría de fútbol, en Fox Sports: “Lo de Bustos esta caído, pero nosotros tenemos una muy buen relación con la gente de Independiente, nos han pedido jugadores, pero no llegamos a un acuerdo”.

El departamento de fútbol “Xeneize”, que conduce el vicepresidente del club Juan Román Riquelme, quería intercambiar mano a mano al defensor por el arquero Agustín Rossi pero la dirigencia del “rojo” quería que Marcone también entrara en la operación, lo que fue resistido por la directiva de Boca.

En las últimas horas trascendió un interés en Eduardo Salvio por parte del club Al Nassr, de Arabia Saudita, quien podría realizar una oferta oficial por el delantero, quien es una pieza clave para el andamiaje del técnico Russo.

En otro orden, se oficializó la lista de 40 jugadores que Boca presentó ante la Conmebol, de los cuales 10 son juveniles, con la posibilidad de poder realizar hasta este mismo sábado (12/09) cinco cambios.

Boca seguirá con las prácticas -en el centro de entrenamientos que el club tiene en Ezeiza- hasta el próximo miércoles (16/09), cuando viajará en un vuelo charter, de solo 50 pasajeros, rumbo a Asunción para enfrentar el jueves (17/09) desde las 21 a Libertad. 

En las últimas horas de este viernes (11/09) se supo que el delantero Ramón “Wanchope” Ábila se perderá la vuelta oficial de Boca Juniors por Copa Libertadores, debido a un desgarro que sufrió en el recto anterior del muslo izquierdo.

El atacante cordobés, de 30 años, no integrará -de este modo- la delegación xeneize que viajará a Asunción.

La institución de la Ribera hizo oficial en la tarde de este mismo viernes (11/09) la lesión del exjugador de Instituto de Córdoba y Huracán, al afirmar que está afectado por una “lesión muscular grado 2 en el recto anterior del muslo izquierdo”.

Ábila se retiró en la mañana de este mismo viernes (11/09) con dolores de la práctica que el equipo que orienta el DT Miguel Ángel Russo concretó en el predio de Ezeiza.

Una vez testeado el jugador en una clínica porteña, el diagnóstico del departamento médico de Boca es contundente, más allá de que se evite enunciar la palabra desgarro.

De acuerdo a las primeras estimaciones médicas, Ábila estará inactivo por “un mínimo de 20 días”.

El atacante llegó al club a principios de 2018 y sufrió anteriormente tres lesiones musculares similares.

Con dos fechas jugadas, Boca suma 4 puntos en el Grupo H de la Copa Libertadores, mientras que Libertad lidera la zona con 6. Caracas de Venezuela tiene un punto, y cierra Independiente Medellín sin unidades.

Por otra parte, River Plate recibió en las últimas horas de este mismo viernes (11/09) una oferta oficial por su defensor Lucas Martínez Quarta, proveniente del Celta de Vigo de España, que ronda los 5,5 millones de euros por la mitad del pase del zaguero, que el club millonario analizará en estos días.

El futbolista, de 24 años, tiene una cláusula de salida de 22 millones de euros y su representante Gustavo Goñi había asegurado en las últimas semanas que era el momento de dar el salto al fútbol europeo en este mercado de pases.

El “Chino” Martínez Quarta, con un centenar de partidos en primera y tres temporadas en el equipo que dirige Marcelo Gallardo, también es seguido por el Betis de Sevilla, que conduce Manuel Pellegrini, quien lo sondeó con un monto menor al que acercó ahora el club de Galicia.

River analizará los números que en principio están muy por debajo de la cláusula de salida, pero sabe que Martínez Quarta es uno de los jugadores tentado por el mercado español, ayudado por su pasaporte comunitario.

Desde el club de Núñez confiaron en declaraciones que reprodujo la agencia de noticias Télam que la oferta existe: “Los montos son bajos y vamos a escuchar bien la oferta para negociar como hacemos siempre, pero no vamos a hacer algo que sea perjudicial para la economía del club”, señalaron allegados a la dirigencia “Millonaria”.

Martínez Quarta tiene contrato con River hasta junio de 2021, y ese dato pesa a la hora de las negociaciones. Además, el jugador habló con diversos medios de prensa europeos durante la pandemia de coronavirus, en un gesto que para muchos mostraba sus ganas de emigrar.

En tanto, la dirigencia de River espera que Juan Fernando Quintero consiga su visa en China para terminar de cerrar la venta del enganche colombiano, que le permita liberar el cupo de extranjero para anotar al lateral paraguayo Jorge Moreira.

La lista para la Copa Libertadores deberá ser presentada este mismo sábado (12/09) con cinco posibles cambios que están definiéndose por las salidas de Ignacio Scocco, “Juanfer” Quintero y los juveniles que se fueron a Defensa y Justicia, Enzo Fernández y Franco Paredes.

En otro orden, el plantel volvió a trabajar este viernes (11/09) en el predio de Ezeiza con ejercicios de potencia y aeróbicos y este sábado (12/09) tendrá jornada libre pues este domingo (13/09) serán preparados para los testeos del lunes ya que el miércoles será el viaje a San Pablo.

Gallardo estuvo trabajando estos días con tareas tácticas pero recién la semana que viene tendrá autorización para realizar prácticas de fútbol, aunque se especula que vuelva al sistema 4-4-2 ante la falta de inactividad y el rival que ya lleva 13 partidos jugados.

Con solo cinco días de recuperación entre el primer compromiso ante Sao Paulo en Brasil y el siguiente ante Binacional en Lima, el DT de River analiza una rotación importante de jugadores para llegar con ritmo parejo al partido revancha frente a San Pablo, de local en cancha de Independiente, el 30 de septiembre.

De acuerdo con el itinerario programado por la Conmebol, River viajará a San Pablo el próximo miércoles (16/09) en un charter de Aerolíneas Argentina a las 16.30, se hospedará en el hotel Hilton Morumbi y regresará luego del partido, previsto para el próximo jueves (17/09) a las 19.

Para ese compromiso, Gallardo no podrá contar con el delantero Lucas Pratto, que padece una distensión en el isquiotibial izquierdo.    

River Plate entregó este mismo viernes (11/09) la nueva lista de buena fe para la Copa Libertadores con 29 jugadores en vez de 30 y sin número 10, tras la salida del colombiano Juan Fernando Quintero.

En la nómina actualizada, en la que el club no hizo uso de la opción de sumar otros diez jugadores, también destaca el regreso del lateral paraguayo Jorge Moreira, quien volvió del préstamo de una temporada en Portland Timbers, de la MLS de Estados Unidos.

River suma tres puntos en dos presentaciones en el Grupo D (perdió en el debut con Liga de Quito, 3-0 en Ecuador, y le ganó de local a Binacional de Perú por 8 a 0), y en el regreso del certamen tras la paralización por la pandemia de coronavirus visitará a Sao Paulo, de Brasil, el próximo jueves a partir de las 19.

La nueva lista de buena fe presentada por River es la siguiente:

1 Franco Armani, 2 Robert Rojas, 3 Fabrizio Angileri, 4 Elías López, 5 Bruno Zuculini, 6 Augusto Aguirre, 7 Matías Suárez, 8 Jorge Carrascal, 9 Julián Álvarez, 11 Nicolás De La Cruz, 12 Franco Petroli, 13 Santiago Sosa, 14 Germán Lux, 15 Federico Girotti, 16 Jorge Moreira, 17 Paulo Díaz, 18 Lucas Beltrán.

19 Rafael Santos Borré, 20 Milton Casco, 21 Cristián Ferreira, 22 Javier Pinola, 23 Leonardo Ponzio, 24 Enzo Pérez, 25 Enrique Bologna, 26 Ignacio Fernández, 27 Lucas Pratto, 28 Lucas Martínez Quarta, 29 Gonzalo Montiel y 30 Benjamín Rollheiser.

Boca y River, sin rodaje futbolístico a causa de la suspensión de los campeonatos, no la tendrán para nada fácil en el reinicio de la Copa Libertadores de América 2020 ya que sus rivales están mucho mejor preparados físicamente.

Por el momento, los únicos que tienen la certeza de que volverán a saltar a un campo de juego en lo que resta del año son los cinco equipos que participan de la  Copa Libertadores 2020, que incluso tienen confirmada la fecha en que volverán a jugar un partido: todos afrontarán su duelo de la tercera fecha de la fase de grupos el jueves 17 de septiembre

Ese día, River afrontará una difícil visita a Sao Paulo, que llegará con un rodaje mucho mayor, aunque también con un importante desgaste. Por su parte, los otros dos integrantes del Grupo D, Liga de Quito y Binacional, también retomarán la actividad internacional con sus ligas ya reanudadas. 

El Tricolor llegará al reinicio del torneo continental con mucho rodaje encima: su primer partido oficial tras la suspensión fue el 23 de julio, en el torneo Paulista.

En lo deportivo, tras un reinicio de actividad complicado, el conjunto paulista venía en alza: en el torneo estadual quedó eliminado en cuartos de final contra el humilde Mirassol, que lo derrotó 3-2, pero en el Brasileirao había encadenado tres victorias consecutivas, una de ellas en el clásico ante Corinthians y, aunque cayó por 3-0 ante Atlético Mineiro, se recuperó con otra victoria ante Fluminense. La mala noticia es que en el 1-0 sobre Athlético Paranaense del pasado miércoles, el Tricolor sufrió la baja de Dani Alves, que se fracturó el antebrazo derecho, deberá ser operado y estará de baja por tiempo indeterminado.

En lo que va desde que se retomó la competencia, Sao Paulo suma seis triunfos, tres derrotas y un empate. Para cuando llegue su primer cruce contra River, el equipo paulista habrá disputado 13 partidos oficiales.

Binacional de Perú fue noticia a principios de julio, cuando el plantel y el cuerpo técnico se sometió a los test de COVID-19 necesarias para comenzar la práctica y se registraron tres casos positivos. Unos días después el conjunto de Juliaca inició con los entrenamientos de cara a la reanudación del torneo peruano, pero la vuelta a la competencia trajo aún más problemas, ya que en la reanudación no se presentó a jugar ante Alianza Lima por confirmar nueve casos positivos, producto de una salida a cenar a un restaurante, incumpliendo los protocolos. A principios de este mes, el duelo se le dio por ganado al cuadro aliancista por 3-0.

En su primer partido disputado en la cancha, el Poderoso del Sur cayó 3-2 frente a Academia Cantolao, mientras que luego igualó 0-0 con Universidad San Martín de Porres y Cienciano. Por este motivo, al conseguir apenas 2 puntos de 12 en juego, el entrenador Flabio Torres dejó el cargo a solo una semana del encuentro ante Liga de Quito, que finalmente se disputará en el Estadio Nacional de Lima y no en los más de 3800 metros de altura de Juliaca.

Liga de Quito, que a comienzos de agosto informó dos casos positivos de Covid-19 en su plantel, lleva disputados siete partidos desde la reanudación, de los cuales ganó cinco y empató su último encuentro, ante Portoviejo. Así, continúa liderando el torneo, pero a solo un punto de la Universidad Católica. En tanto, su visita a River está prevista para el 20 de octubre, para cuando habrá disputado un total de 16 partidos.   

No obstante, Boca visitará en Asunción a Libertad, el primero de los equipos que ya se encuentra en plena disputa de su campeonato local, a pesar del brote de coronavirus que contagió a casi la mitad del plantel. Por su parte, tanto Independiente Medellín como Caracas aún siguen esperando para el regreso a las prácticas.

Los entrenamientos en suelo guaraní volvieron el 10 de junio, por ser uno de los países de la región que mejor controló el virus y menor porcentaje de contagiados presentó. Si bien no está confirmado el fixture completo, ya que las fechas se irán programando de a dos, el certamen tendría actividad cada cuatro días, por lo que el Gumarelo llegará definitivamente aceitado al encuentro ante el “Xeneize” del 17 de septiembre.

El martes 21 de julio, luego de algunos contratiempos en los test previos obligatorios, se reanudó el Torneo Apertura de la División Profesional de Paraguay con la fecha 9, pero desde entonces, el equipo de Ramón Díaz, que hasta era líder del campeonato, no tuvo un gran inicio: de los 30 puntos que se pusieron en juego, apenas pudo sumar 17 y actualmente se encuentra a tres unidades de Cerro Porteño, el puntero. Si bien se recuperó en las últimas fechas, con triunfos ante Sol de América y Guarieña, acumula tres derrotas (ante Cerro, Guaraní y Olimpia) y dos empate (ante 12 de Octubre y Sportivo Luqueño).

“No nos gusta tener una ventaja deportiva, pero escapa totalmente a nosotros. Esperemos que se recuperen favorablemente”, declaró Rubén Di Tore, presidente del club. “Es una lástima porque Boca es un club importantísimo y que pase esta situación. Creo que por ahí Argentina está pasando un momento difícil y complicado. Ojalá pueda salir de esta situación lo más rápido posible, es lo que queremos todos”, agregó Ramón Díaz.

El Poderoso dio un gran paso el último 15 de julio, cuando recibió la habilitación de parte de la División Mayor del Fútbol Colombiano para comenzar con los entrenamientos individuales, con el objetivo de preparar físicamente a los jugadores luego del extenso parate. A fines de agosto llegó la habilitación para comenzar con las fases 4 y 5 del protocolo, las últimas de cara al reinicio del campeonato.

La novedad más importante es que incorporó a Israel Escalante, juvenil formado en Boca que no tuvo, hasta ahora, posibilidades de debutar en Primera. Pasó a préstamo por un año, en el contexto de una cooperación firmada por ambos clubes a nivel formativo. Según se informó, el Xeneize “se compromete a visitar Colombia con sus profesionales para realizar capacitaciones a cuerpos técnicos, cuerpos médicos y administrativos y recibirá dos veces al año a enviados por el DIM con el fin de realizar experiencias de formación en Argentina. El acuerdo también incluye prioridades de captación de jugadores de las fuerzas básicas del DIM e invitaciones a las categorías juveniles sub17 y sub 20 para disputar partidos en el país”.

En Colombia todavía aguardan por una fecha concreta para el reinicio del certamen local, pero ya entraron en la fase de entrenamientos grupales y todo marcha viento en popa para los colombianos.

Caracas de Venezuela recién visitará a Boca el 22 de octubre, en la última fecha del Grupo H. Si bien los entrenamientos de los equipos de aquel país comenzaron a principios de julio de forma progresiva, el conflicto al interior de la Federación Venezolana de Fútbol y la posible creación de una nueva Liga mantienen en vilo la reanudación de la competencia, aunque el deseo de los dirigentes continúa siendo que se pueda llevar a cabo a principios de septiembre, unas semanas antes de que se reanude la Copa Libertadores.

La noticia más sobresaliente fue que a principios de agosto hubo un brote de casos positivos dentro del plantel, lo que obligó a suspender los entrenamientos, que recién se retomaron el 20 de agosto. Según informó el club, hubo otros dos casos positivos entre los jugadores durante la última ronda de testeos antes de retomar las prácticas, los cuales se encuentran aislados. 

Hace un mes, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) ratificó el jueves 06/08 la fecha de reinicio de la Libertadores, el 15 de septiembre próximo y la de la Sudamericana, el 27 de octubre, tras la suspensión por la pandemia del Covid-19, y aprobó un protocolo de “concentración sanitaria” para posibilitar la competencia de los equipos participantes en los diez países de sus asociaciones miembro.

En una reunión virtual, con la presencia del presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), el Consejo Directivo de la entidad autorizó además modificaciones reglamentarias en ambas competencias como la ampliación de tres a cinco cambios en los partidos para preservar la integridad física de los futbolistas luego del receso.

Asimismo, los jugadores podrán representar a más de un club dentro de la misma edición 2020 de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, como también el futbolista que haya cambiado de camiseta no tendrá impedimento de regresar a su equipo original, algo que no estaba permitido. Estos cambios sólo regirán para la presente temporada.

Una de las decisiones más esperadas estaba relacionada con las fechas de reinicio de las dos copas ante la posibilidad latente que se retrasaran algunas semanas a partir de un pedido liderado por la AFA, que recién el próximo lunes contará con sus clubes entrenando de manera presencial con las medidas de seguridad sanitaria dispuestas por el Gobierno argentino.

Sin embargo, la Conmebol no hizo lugar a ninguna modificación y ratificó que la vuelta de la Libertadores será el próximo 15 de septiembre y la de la Sudamericana, el 27 de octubre como estaba previsto inicialmente.