Competencia

Rosario está feliz: Central y Newell's pelean bien arriba

Rosario vive un buen momento futbolístico más allá de los avatares que suele provocar el juego del balompié. La ciudad cada vez está más cerca de volver a tener su clásico en Primera División porque Central tiene un pie en la máxima categoría luego de 2 años.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Hablando de Fútbol, la ciudad de Rosario está de parabienes. Sin querer desviarnos del tema, en general la provincia de Santa Fe lo está. Unión y Colón están sin problemas de perder la categoría y Rafaela tiene chances de permanecer luego del ascenso el pasado año.

Pero el tema en cuestión es Rosario. Central, el equipo que conduce Juan Antonio Pizzi, sacó ventajas importantes en la tabla y en caso de ganarle a River pondrá un pie en la máxima categoría. Si esto se da, le sacaría a River 5 puntos a falta de 9 por jugar. Lograría prácticamente el ascenso directo.

El caso de Newell's, fantástico también. Independientemente que logre o no el título, esta campaña de la mano de Martino es demasiado. Pocos pudieron haber imaginado luchar por el título cuando la misión inicial era mejorar los complicados promedios.

Central puede golpearse el pecho diciendo que hoy es líder y que la mayor presión recae sobre las espaldas de River e Instituto.

Las bases en las que el equipo de Pizzi está cimentando su ilusión a esta altura están claras. Desde el convencimiento fueron apareciendo los resultados en cadena.

Una seguidilla que a esta altura resulta impactante. 7 triunfos de manera consecutiva no es habitual, para ningún equipo ni en ninguna categoría. ¿Alcanza? En absoluto. Ahora vendrá el tiempo de refrendar e ir por más para lograr el objetivo.

A esta altura puede sonar un tanto repetitiva la acción de hacer referencia a esa racha de victorias seguidas. Pero es el punto de partida para entender el porqué de la situación. Y esto es fácilmente de avalar desde los números. Es que Central arrancó el año futbolístico con 31 puntos, a 2 de River y a 4 de Instituto. Pero el punto de inflexión se dio unas cuantas fechas después.

Aquel 2 de abril, cuando el canalla cayó por 2 a 1 ante Almirante Brown (27ª fecha), la diferencia con el líder era de 8 unidades. La Gloria tenía 55 y los auriazules 47. Pero no sólo eso. Porque en el medio aparecían River (52) y Quilmes (49).

Lo de Newell's es impensado. Hoy el equipo es uno de los escoltas de Boca con 28 unidades (una menos que el líder) y lejos quedó el miedo de los Promedios. Sabe lógicamente que no se puede dormir en los laurales y que cocodrilo que se duerme es cartera, como diría el filósofo contemporáneo Diego Maradona.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario

Te puede interesar