ARCHIVO >

Crisis en la Iglesia Metodista por el belicismo de Bush

Varios distinguidos dirigentes de la Iglesia Metodista argentina hicieron llegar a Urgente24 constancia de que ellos se oponen a la guerra del también metodista George Walker Bush y que en USA hay divisiones en la Christian Coalition acerca de los acontecimientos bélicos.

En un programa transmitido por la cadena de televisión CNN, varios líderes religiosos estadounidenses se pronunciaron sobre los planes del presidente George Bush para atacar militarmente a Irak. Un obispo metodista y un sacerdote católico expresaron su oposición a la guerra, pero sí apoyaron la posición de Bush los evangélicos Max Lucado, John McArthur y Bob Jones. Aunque casi todas las grandes denominaciones protestantes y evangélicas de USA y del mundo, incluido el Consejo Mundial de Iglesias y la propia Iglesia Católica han declarado que la guerra contra Irak es inmoral, injusta e irracional, en USA el presidente Bush cuenta con el respaldo de unas 1.500 congregaciones evangélicas y de la Convención Bautista del Sur. Aunque el padre de George Walker Bush, el ex presidente George Herbert Bush, era miembro respetado de la Iglesia Episcopal y el actual mandatario asistía a la iglesia de niño, luego se alejó y se hizo conocido por su conducta desordenada. Cuando se casó con su esposa Laura, en 1977, se hizo miembro de la Iglesia Metodista, a la que pertenecían ella y su familia, aunque su adhesión sólo fue formal. Recién en 1985, según relata la revista Newsweek, cuando Bush era un ebrio consuetudinario, regresó a la iglesia para salvar su matrimonio y su familia. Cuando, en 1987, apoyó la campaña presidencial de su padre, él se convirtió en el enlace con los grupos evangélicos y su actividad fue decisiva para conquistar a los creyentes rurales de Texas, hasta entonces partidarios de los demócratas. Actualmente, los evangélicos más apegados a la Biblia, constituyen el principal respaldo de Bush y se han convertido en elementos claves para la campaña para la reelección, el próximo año. Pocos dudan de que la fe de Bush sea sincera, dice Newsweek. El problema es la evidente convicción de Bush de que está haciendo lo que Dios quiere, una conducta mística basada en la creencia en la predestinación. El pastor de la Asamblea de Dios Betesda de Sao Paulo, Brasil, Ricardo Gondim, declaró que la forma en que los líderes evangélicos estadounidenses apoyaron a Bush en el programa de Larry King, le dio "Asco, náuseas... No tuvieron escrúpulos para citar la Biblia en defensa de la política imperialista y sórdida de la derecha repúblicana". Gondim: "Me repugnó John McArthur, cuando dijo que el infierno aguarda a los musulmanes, sin mostrar compasión. Ese fundamentalista, enemigo de los pentecostales, de los liberales y de todos los que no leen literalmente la Biblia, me dio miedo. Me pareció ver en su semblante, la cara de los que querían apedrear a la mujer adúltera". Más Gondim: "Me asustó el rostro cínico de Bob Jones. Hablaba con odio y reía al mismo tiempo. Argumentó que las autoridades fueron constituidas por Dios para castigar a los malos. Lo mismo sostenía la dictadura militar brasileña". Luego recordó: "Mi padre fue torturado porque era simpatizante del marxismo, una hermana murió y mi familia fue destrozada. Creo que Bob Jones aprobaría que pateasen los genitales de mi padre para preservar el american way of life por los militares entrenados por el Departamento de Estado. La sonrisa cínica de Jones me recordó a la élite religiosa que apedreó a Esteban". Esteban es un mártir cristiano, protagonista del Pentecostés. # Metodistas argentinos contra la guerra En un mensaje a las congregaciones metodistas en los Estados Unidos, el obispo emérito argentino Aldo M. Etchegoyen advierte los graves peligros que representa la guerra que USA prepara contra Irak: "Quiero hablarles desde mi profunda convicción cristiana, sin ninguna cosa oculta sino en total transparencia, como un hermano en la fe", dice el respetado líder evangélico y secretario general del Consejo de Iglesias Evangélicas Metodistas de América Latina y del Caribe. Etchegoyen reconoce que muchos estadounidenses han influido en su vida y formación, que la Iglesia Metodista en la Argentina comenzó hace más de 150 años por la acción misionera de la Iglesia Metodista Episcopal de USA y que todas las Iglesias Metodistas de América latina son parte de esa rica historia. Admite que la humanidad se ha beneficiado con eminencias y científicos estadounidenses, que millones de personas en Estados Unidos dan generosamente cada domingo en el culto sus ofrendas para obras misioneras y desarrollo. Afirma conocer "el dolor provocado por el repudiable ataque terrorista contra las Torres Gemelas y de las miles de familias que ya no tienen uno de sus seres queridos en la mesa familiar o su lugar en la Iglesia". Etchegoyen se sorprende por el uso vano del nombre de Dios para poner un toque de religiosidad a todo esto. "Semanas atrás vuestro actual Presidente dijo que Dios no es neutral, refiriéndose a las luchas emprendidas por él, anotó. Hicieron lo mismo los militares latinoamericanos justificando sus delitos contra nuestros pueblos", afirma. "Dios no es neutral y está a favor de la paz, la verdad, la justicia y dignidad de toda persona y comunidad, de cualquier color, religión o país. No es neutral y rechaza toda violencia y guerra. Nadie debe atribuirse el derecho de ser el brazo de Dios para hacer violenta "justicia" en el mundo cuando sabemos que la señal de su amor fue un niño nacido en un pesebre", dice Etchegoyen. Finalmente, el obispo pide a los metodistas estadounidenses que demanden el retorno de sus hijos llevados como soldados. "Que vuestros hijos vuelvan no sería una derrota sino un gesto de paz y dignidad humana de significativo valor", agrega "Esta es una guerra entre los poderosos del petróleo. Millones de barriles de oro negro no vale una vida de los vuestros ni de los llamados enemigos", sostiene.

Dejá tu comentario