Leído

CORONAVIRUS EN EL GBA

Intendentes piden a Nacion: “Tenemos el triple de trabajo con la mitad de los recursos”

Mar, 24/03/2020 - 12:45pm
Enviado en:

Si bien Ciudad de Buenos Aires es el distrito con más casos de COVID-19, todos insisten en que la pandemia se define en el Gran Buenos Aires, donde habría mucho más casos de los notificados en forma oficial, temen los intendentes. Además, la gestión de crisis de Horacio Rodríguez Larreta luce impecable y no todos los intendentes bonaerenses tienen capacidad de reacción similar. No se trata solamente de recursos sino de 'expertise'. Ahora, bien: también precisan dinero por la baja de la actividad, tal como las familias, las empresas, los comerciantes. El problema es que los intendentes tienen mala fama, en su mayoría. El trato que con ellos estableció Axel Kicillof -aleccionado por Cristina Fernández de Kirchner- demostró la desconfianza dentro del propio Frente de Todos hacia los alcaldes. Es que la administración de los recursos escasos los ha encontrado en falta en muchas ocasiones, y es lógico que Alberto Fernández retenga los recursos hasta evaluar qué es lo que realmente hay en GBA porque hasta ahora son todas especulaciones, con más o menos fundamentos, pero sin confirmar. Alberto tiene 2 ex intendentes cerca para consultar cuál es el límite entre la paja y el trigo: Gabriel Katopodis y Sergio Massa. Será interesante evaluar cómo sigue esto. Es cierto que si los intendentes se coordinaran con inteligencia podrían establecer sinergias que reducirían muchísimo la necesidad de dinero (en la gerencia privada se llama 'hundir costos') pero tampoco en esto se han demostrado previsores. Acerca de una parte de todo esto, escribió Sebastián Dumont:

Qué hacer con las ganancias extraordinarias de los protagonistas de algunas actividades.
mil_pesos.jpg
“Necesitamos ya un aporte urgente del gobierno nacional para no frenar la economía y poder dar respuesta a la gente”, advierte un intendente.
Contenido


El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó reuniones con los 135 intendentes de la provincia de Buenos Aires para avanzar en un trabajo en conjunto a los fines de frenar la pandemia provodada por el nuevo coronavirus.

Pero hay que reconocer que la provincia no puede hacer mucho en ese sentido. No debe ser malinterpretada la oración anterior. Hay una realidad en la distribución de los recursos que es evidente, y requiere -creen los alcaldes que conocen, además, los límites que les fija Kicillof- de una solución excepcional acorde a los tiempos. El 70% de los casos de contagio del virus ocurren en Ciudad de Buenos Aires pero ellos estiman que en breve habrá noticias del Conurbano. 

La salud de Provincia de Buenos Aires está en manos de los intendentes, en muchos casos. De la totalidad de las prestaciones sanitarias, el 65% recae de manera directa en las comunas y el resto en la administración provincial, con un porcentaje muy bajo afectado a la Nación, tal como corresponde a un distrito federal y que con frecuencia invoca el Pacto de San José de Flores y otros pactos.

Con su economía en estado muy grave, el gobierno bonaerense acaba de hacer un giro cercano a los $300 millones, una torta de la que cada municipio recibió menos dinero del que dice necesitar, a causa de la caída estrepitosa de la recaudación. Los instrumentos financieros con los que cuenta la provincia son escasos y, además, "no podría emitir su propia moneda": comprender bien hacia dónde apuntan los alcaldes. 

Por ello, crece el consenso entre muchos intendentes del Conurbano de la necesidad de un refuerzo económico y sanitario a sus arcas de parte de Alberto Fernández, quien se encuentra más predispuestos a dialogar con los gobernadores antes que con los intendentes bonaerenses, territorio de Axel y CFK. 

En voz baja algunos de ellos sostienen que en la carrera por “aislar el virus la compra de reactivos directamente por las propias intendencias ahorraría tiempo, y recursos humanos y hospitalarios. ¿Para qué tener a alguien aislado en una cama del hospital 6 días hasta que llegue el resultado del exámen?

Es cierto. Pero hay quienes, casi en un murmullo, preguntan quien controla que no haya sobreprecios en esas compras municipales. No les tienen confianza a algunos jefes territoriales. 

Pero, pese a todo, hubo comunas que intentaron hacerlos y no los dejaron. Sostienen que es imperioso descentralizar las pruebas para detectar el Covid -19

Tal como en su momento desde el gobierno nacional se hacían giros directos para efectuar obras públicas sin pasar por el Estado Provincial, los intendentes aguardan una medida similar ahora en tiempos de pandemia.

“La Nación cuenta con instrumentos propios que habitualmente no cooparticipa”, sostiene a este medio un alcalde del conurbano.

No lo quiere decir con todas las letras pero se refiere a lo ya mencionado: la emisión monetaria. 

“Tenemos el doble o triple de trabajo con la mitad de los recursos de antes”, se lamentan desde la Secretaria de Salud de otro distrito populoso del conurbano mientras se preparan para afrontar días complejos. 

El otro tema en la agenda es el conflicto social que avizoran. Una mujer que atiende un kiosco en un barrio humilde dijo algo interesnate: “Mi miedo no es el virus, temo más a no poder comer en unos días, ahí no sé lo que hago”. Los peores fantasmas de otros tiempos sobrevuelan el Gran Buenos Aires. 

Sin embargo, nobleza obliga, no es un problema del GBA exclusivamente. Por lo tanto, no puede haber respuestas individuales o puntuales a ese reclamo.

“Necesitamos ya un aporte urgente del gobierno nacional para no frenar la economía y poder dar respuesta a la gente”, advierte otro intendente.

Pero si la cuestión es el freno de la economía es raro suponer que se atenderá por municipios y no con decisiones nacionales.

Las próximas horas serán cruciales. Mientras tanto, el primer día de cuarentena transcurre con las propia particularidades que tiene el impredecible conurbano bonaerense.