Leído

CORONAVIRUS Y CUENTAS PÚBLICAS

Cuasimonedas u otra cosa: Asfixiadas, las provincias definen cómo resistir al agujero financiero

Mar, 07/04/2020 - 7:11pm
Enviado en:
Por Urgente24

Córdoba emitió un bono para pagarles a proveedores. El mismo será aceptado para el pago de deudas tributarias. Mientras tanto, Santa Fe no descarta emitir cuasimonedas, algo que no había hecho en 2001. Advierten sobre el riesgo de que los gobernadores se tienten con esos títulos.

En medio de esta falta de liquidez, apareció el fantasma de las cuasimonedas.
Contenido

La profundización de la crisis económica producto del parate generado para evitar la expansión del coronavirus se tradujo inmediatamente en un problema para las finanzas provinciales y municipales, que no tienen a su alcance la emisión de pesos para tapar el bache generado por la caída de la recaudación. 

En medio de esta falta de liquidez, apareció el fantasma de las cuasimonedas: un instrumento que convive con la moneda de curso legal, con sus atribuciones (o algunas de ellas). La cuasimoneda remite a la crisis de 2001, al famoso patacón bonaerense. 

Y si bien algún gobernador o intendente agitó la idea de la cuasimoneda, esta se encuentra vedada por la ley de recuperación de aquellas que se emitieron a principios de siglo. 

Sin embargo, hay algunas alternativas. Tal como informó Urgente24, la provincia de Córdoba emitió un bono para pagarles a sus proveedores. Se trata de un título transferible que puede ser utilizado para el pago de deudas tributarias y para ahorro. No es transaccional por bienes y otros servicios, lo que la descalifica como cuasimoneda. 

Santa Fe y Mendoza fueron más explícitos a la hora de evaluar la posibilidad de emitir cuasimoneda. El caso de Santa Fe es emblemático, porque había evitado emitirlas en 2001.

"Cuando esa emisión monetaria no se puede garantizar, puede ocurrir lo que ocurrió en aquel momento [en 2001] cuando se implementaron las cuasimonedas, que fue una alternativa interesante porque permitió pagar sueldos, concretar las compras", reconoció el gobernador Omar Perotti. Y agregó: "Si se da la posibilidad, es una de las alternativas que analizaremos".

Mendoza sí había lanzado sus "petrom". 

Pero la iniciativa Cordobesa podría ser un caso testigo de cómo enfrentar el agujero fiscal que provincias y municipios están sufriendo por la baja de la recaudación producto de una economía frenada. 

Los distritos esperan ayuda de Nación, que ya no tiene restricciones para emitir pesos, como ocurría en 2001, cuando seguía en vigencia la ley de Convertibilidad. 

Marcelo Capello, presidente del Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea, alertó sobre la posibilidad de que provincias o municipios se tienten con el uso de cuasimonedas incluso una vez pasado el problema transitorio que venía a solucionar

"Los gobiernos provinciales seguramente supondrán que, como ocurrió en 2002, el rescate de las cuasimonedas será realizado finalmente por el BCRA, lo que podría exacerbar su emisión, esperando que la Nación luego las cancele. Si se emiten cuasimonedas en exceso, cotizarán bajo la par, lo que agravará el proceso inflacionario en forma indirecta", escribió Capello en una columna que publica este martes El Cronista Comercial. 

"Teniendo en cuenta que en estos meses está ocurriendo una caída de la oferta de bienes, por las medidas de aislamiento social impuestas, cebar demasiado la bomba de emisión de pesos y cuasimonedas podría exacerbar las presiones inflacionarias y/o faltantes de bienes, especialmente cuando pase la peor parte de la crisis y perdure el exceso de dinero en la plaza", agrega. 

"Cada provincia podría considerar que su propia emisión de cuasimonedas resultará una pequeña porción del total emitido (si el resto no emite mucho), y suponer que así no afectará demasiado los precios de los bienes, posiblemente excediéndose en su emisión individual", estima el presidente del Ieral. 

"Por esta razón, resulta conveniente la emisión centralizada de moneda por parte del BCRA. No se justifica la emisión de monedas en este contexto, pero por supuesto, el gobierno nacional debería asistir a las provincias con mayores transferencias durante los meses críticos de abril y mayo, financiadas con emisión del BCRA, con un criterio objetivo de asignación entre dichas jurisdicciones locales", concluye Capello.

Comentarios