ANÁLISIS cómic > 11S > Torres Gemelas

¿DÓNDE ESTABAS?

Cómic recrea el 11S y analiza cómo cambió el mundo

El cómic "11 de septiembre de 2001. El día que cambió el mundo", del periodista Baptiste Bouthier y la ilustradora Héloïse Chochois, deja un mensaje clave.

"¿Dónde estabas el 11 de septiembre de 2001, cuando el mundo entero vio en directo la caída de las Torres Gemelas de Nueva York? Seguro que lo recordás", esa es la primera pregunta que nos plantea el cómic "11 de septiembre de 2001. El día que cambió el mundo", del periodista Baptiste Bouthier y la ilustradora Héloïse Chochois.

La novela gráfica es una apasionante reconstrucción de los atentados de ese día, que se cobraron la vida de casi 3.000 personas, pero también un interesante análisis periodístico de cómo ese suceso ha cambiado el mundo en estos últimos 20 años.

image (1).jpg

"11 de septiembre de 2001. El día que cambió el mundo" es una novela gráfica protagonizada por Juliette, una joven francesa que en septiembre de 2021 decide ir a visitar a su prima tras 2 años sin verla. ¿El problema? Su prima vive en Nueva York, y a ella no le gusta volar. Además, nunca ha estado en USA. En las primeras páginas los lectores acompañan a Juliette por el aeropuerto de Charles de Gaulle, donde todo el mundo usa mascarillas y cumple las medidas de seguridad.

image (4).jpg

En su trayecto, Juliette hace una reflexión sobre el atentado a las Torres Gemelas y sus consecuencias. Como todo el mundo, recuerda dónde estaba cuando se enteró de lo que había pasado, y cómo reaccionó. A partir de ese momento, el cómic navega en dos espacios: USA y Francia.

Los autores, a través de Juliette, comparan lo que se estaba viviendo en la zona de los atentados, con cómo se percibía en Europa lo ocurrido a través de las noticias. Pero no se quedan ahí, en su reflexión Juliette hace un recorrido histórico por esos 20 años. Las decisiones políticas que se tomaron tras los atentados, cómo esto influyó en las leyes de USA, cómo otros países tomaron posturas similares, e incluso apoyaron guerras que, con el tiempo, se ha demostrado que no tenían sentido alguno. Muchos países hoy siguen sufriendo las consecuencias de esas decisiones, sólo hace falta mirar Afganistán.

image (2).jpg

El guionista de esta obra, Baptiste Bouthier, es un reconocido periodista y documentalista capaz de mostrar los momentos previos al desplome de las torres a través de dos trabajadores del World Trade Center, una periodista y un grupo reducido de bomberos que lograron sobrevivir al derrumbe.

Bouthier y Chochois logran un equilibrio perfecto entre el respeto, el documental y la reflexión. Ya que no sólo tratan los atentados del 11S, sino también los ocurridos por toda Europa como resultado de las guerras en Irak y Afganistán. Los cambios en política internacional, el flujo de información en las noticias y cómo ésta se recibía por parte de la ciudadanía en Europa. Temas complejos que son capaces de mostrar, y explicar, a través de los ojos de la protagonista del cómic.

image (3).jpg

Como ocurre con el guion, el trabajo de Héloïse Chochois cuida mucho los detalles para ser completamente respetuosa con las víctimas. Además, como el cómic está lleno de personas reales, su representación está muy cuidada. No sólo respecto a personalidades reconocibles como presidentes de distintos gobiernos, sino también supervivientes de la tragedia como la fotógrafa y periodista Suzanne Plunkett, reconocida y premiada periodista cuyas fotos documentaron el 11S.

Bouthier y Chochois son capaces de analizar estos veinte años y mostrarlos en una reflexión antibelicista y para nada vengativa. Todo lo contrario. Son críticos con muchas de las decisiones tomadas por todo tipo de dirigentes, que nos han llevado a la situación actual. El mensaje final es que la guerra no es nunca la solución y que todas las decisiones tienen consecuencias.

Sin título (5).jpg
Baptiste Bouthier y Héloïse Chochois, autores del cómic. 

Baptiste Bouthier y Héloïse Chochois, autores del cómic.

Otros cómics sobre el 11S

  • Sin la sombra de las torres, de Art Spiegelman, en la que el famoso autor de Maus, que fue testigo directo de los atentados, usa el cómic para relatar su propia odisea personal y cómo este hecho cambió su visión del mundo. Además de reflexionar sobre la actitud de los estadounidenses ante la catástrofe y hacer una feroz crítica de la administración Bush. También usó este cómic para superar los traumas a través del arte.
  • El informe 11-S, publicado por Panini es una fabulosa novela gráfica de Sid Jacobson y Ernie Colón, que describía de una forma rigurosa y objetiva, casi documental, los acontecimientos del 11S.
  • El famoso artista surcoreano Kim Jung Gi homenajeó a las víctimas de los atentados con un espectacular cómic de colección de la agencia Magnum: McCurry, NY 11 septiembre 2001 (Diábolo ediciones), protagonizado por el fotógrafo Steve McCurry, que ese día dio testimonio de la tragedia con sus inolvidables instantáneas.
  • Un cómic muy interesante que especulaba con la posibilidad de que los atentados no se hubieran producido nunca. Se trata de El príncipe de las tinieblas, de Igor Kordey y Jean Pierre Pecau. El protagonista es John Patrick O'Neill, un agente del FBI que advirtió durante años sobre un posible atentado de Bin Laden y que, ironías de la vida, murió en las Torres Gemelas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario