Leído

LA TRANSICIÓN

Por qué Macri no haría "la gran CFK"

Mar, 19/11/2019 - 8:12pm
Enviado en:
Por Urgente24

Hay chisporroteos porque el proceso de pase de mando está congelado. Y hasta hay temor cerca del Presidente de que pueda ser blanco de hostilidades en el acto de traspaso de atributos, que -finalmente- sería en el Congreso. Pero habría un motivo que obligaría al Presidente a no emular a su antecesora. 

Macri será el 1er presidente no peronista que entregará el poder en tiempo y forma en 91 años. Montaje: Urgente24.
Contenido

Lo que parecía en su inicio una transición ordenada, ahora no lo sería tanto. El proceso de pase de mando entre Mauricio Macri y Alberto Fernández se habría complicado hasta el punto de estar frenado.  

"Nada por ahora", fue la escueta respuesta que dio el Presidente este martes cuando fue consultado sobre los avances al respecto. 

En el Gobierno se quejan de que todas las charlas que ha habido hasta ahora tuvieron carácter informal. Y hasta se animaron a afirmar que, en todo caso, "dejaremos los papeles sobre la mesa" para que la próxima administración comience desde ahí. 

El acto de traspaso de atributos también presenta algunas reservas para el gobierno saliente. La ceremonia finalmente se llevaría a cabo en el Congreso, que se convirtió en el escenario natural para el kirchnerismo. 

Cerca del Presidente temerían que su presencia allí se convierta en motivo de hostilidades por parte de algún sector del kirchnerismo duro, algo que estaría controlado si el acto se realizara en el Salón Blanco de la Casa Rosada, como ofreció el equipo de Macri al del presidente electo. 

No hay cuestiones constitucionales en juego, como lo había dicho Cristina Fernández en su momento, cuando se negó a hacer el traspaso de los atributos en la Casa de Gobierno, en una de las postales más decadentes del kirchnerismo de aquella época

Sí está fijado en la Constitución que el Presidente deberá prestar juramento ante la Asamblea Legislativa. No hay discusión al respecto. 

¿Evitaría Macri asistir al Congreso y, emulando a CFK, dejar que otro le entregue la banda y el bastón al flamante Presidente sólo para ahorrarse un momento de incomodidad?

A priori, no habría una intensión por parte de Macri de insistir en que la toma de posesión se haga en la Casa Rosada, en contraste con la posición caprichosa que su antecesora adoptó cuando le tocó pasar el mando. 

Pero, más importante que eso, para Macri (y no sólo para él) el traspaso de los atributos tiene un componente histórico que le hace imposible renunciar a esa foto: será el 1er presidente no peronista que entregará el poder en tiempo y forma en 91 años. El último había sido el radical Marcelo Torcuato de Alvear, en 1928. 

Esa imagen será parte significativa del legado de Macri, más allá de los aciertos y errores de su gestión. 

Por ello es que es poco probable que el Presidente se encierre en cuestiones menores como presuntos chiflidos o insultos desde una tribuna, que -en realidad- opacarían más al nuevo mandatario que al que se va

Pero por ahora, en materia de transición, todo parece congelado. 

Tras la reunión de gabinete, 2 ministros del Gobierno reconocieron que no hay contactos oficiales entre las partes para avanzar en la transición. 

"La transición se da si hay posibilidad de compatibilizar y de transmitir experiencias, si no, no hay transición (.) y bueno, si no se da dejaremos los papeles arriba de la mesa", dijo el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

En el mismo sentido, el ministro de Justicia, Germán Garavano, definió como "ejemplar" el inicio de la transición, en el que incluyó "el muy buen discurso de Macri en el día de la derrota electoral" y el diálogo que Fernández y Macri tuvieron al día siguiente de las elecciones que determinaron el triunfo del Frente de Todos. Aunque reconoció que "hasta el día de hoy", y a pesar de "charlas informales", no se han identificado los "personas que van a llevar adelante esta transición" del kirchnerismo para esa tarea.

Aguad dijo que "lo normal" es que "el Gobierno que se va le transmita al que viene lo que queda pendiente y lo que se hizo más allá de que haya un cambio de rumbo". Sostuvo además que por "alguna razón que se desconoce" la transición no continuó.