Leído

GRABOIS PROTESTA CONTRA EL KEYNESIANISMO

Golpe a la AFIP: Ahora, intendentes suben impuestos hasta un 60%

Lun, 06/01/2020 - 8:31pm
Enviado en:
Por Urgente24

Terminó el 2019 y tras las elecciones comenzaron a relanzarse los presupuestos 2020 de Gobernaciones e Intendencias. La fuerte suba de impuestos que encararon las jurisdicciones reabrió el debate sobre la presión tributaria -asfixiante- mientras la AFIP entrega números en rojo, con recaudación muy por debajo de la inflación, complicando así el objetivo de la Casa Rosada: lograr el superávit fiscal primario y la reactivación económica. Mientras tanto, aquellos a quienes supuestamente beneficiaría la redistribución de los ingresos protestarán en countries porque "el keynesianismo no puede ni cubrir necesidades básicas".

El gasto público genera adicción en la clase política. No importa el color.
gasto.jpg
Contenido

Esto ya ocurrió en 2018 cuando el gobierno de Mauricio Macri logró aprobar en el Congreso Nacional el presupuesto 2019: economistas e incluso integrantes de Juntos por el Cambio advertían que tamaña presión tributaria iba a generar una recaudación muy por debajo de lo previsto y de la inflación, pero la presión del FMI por alcanzar el superávit fiscal primario fue mayor.

Ahora, son los gobernadores e intendentes quienes encaran una suba desmedida de sus impuestos, principalmente las provincias que más se endeudaron en dólares en los últimos 4 años.

Ellas son: Chubut, Neuquén, Jujuy, Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, La Rioja, Tierra del Fuego, Río Negro y Salta. Estas 10 provincias están teniendo serias dificultades para cumplir con sus gastos corrientes y las obligaciones en dólares, por lo que la presión tributaria se sentirá aún más.

Si bien la Ciudad de Buenos Aires logra una recaudación similar a 3 provincias argentinas, su ABL se actualizará mes a mes en base a la inflación, por lo que el objetivo es empatar luego de un año de dura derrota por la disparada del dólar gracias a la pésima gestión de Mauricio Macri.

Los intendentes bonaerense parecen haber tomado la misma estrategia (empatarle a la inflación) pero de arranque: los nuevos aumentos llegan hasta el 60%.

Todavía falta que se apruebe el proyecto de ley del gobernador bonaerense Axel Kicillof y que la Casa Rosada envié su propio presupuesto 2020 luego de las renegociaciones con el FMI y acreedores privados.

Luego del balance de la AFIP 2019 en rojo que entregó Mercedes Marcó del Pont, se reabrió el debate sobre si es eficiente un Estado que se devora todo o si la estrategia debiera ser ir bajando pretensiones mientras se realiza un gasto más eficiente. 

Es que la recaudación durante 2019 ascendió a $5,02 billones e igualmente quedó casi 7 puntos por debajo de la inflación, con 48,5% contra el 55% de inflación que habrían ocurrido en 2019.

$5 billones parecen no alcanzar para un Estado que tampoco garantiza seguridad, educación y salud de calidad.

Por si esto fuera poco, Juan Grabois, de CTEP, prepara una marcha nacional a más de 100 countries de todo el país para el próximo viernes 17 de enero.

"No creo que el capitalismo keynesiano, ni en el mejor de los escenarios, pueda hacer felices a los humanos, y ni siquiera puede cubrir necesidades básicas como el acceso a la tierra, el techo y el trabajo. No es una opción el keynesianismo, hay que pensar alternativas que vayan para otro lado", disparó a revista Noticias, sorprendiendo a más de uno que lo tildaba de keynesiano.

Quiere decir que ni el sector que se beneficia de programas asistenciales ni el sector privado ni la AFIP ni los estados provinciales, municipales ni el nacional ni la clase media se ven beneficiados con tamaña presión tributaria.

“Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”, diría Albert Einstein.