Leído

QUITA DE FONDOS

Coparticipación: La tensión va en aumento (por ahora, puertas adentro)

Lun, 13/01/2020 - 2:05pm
Enviado en:
Por Urgente24

El tema de la quita de fondos se transforma, sin duda, en uno de los tópicos más calientes de la agenda de verano. Y si bien, tanto Alberto Fernández como Horacio Rodríguez Larreta optaron por apelar al diálogo y el consenso, y mostrarse cordiales puertas hacia afuera, cierto es que el jefe de Gobierno porteño se prepara para dar una dura pelea sobre todo la "ideológica", que adjudica a Cristina Fernández.

Contenido


La decisión de Alberto Fernández de recortarle $35 mil millones de coparticipación al Gobierno porteño generó gran revuelo político aunque el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, evitó confrontar e insistió con la necesidad de encontrar "consensos".

Sin embargo, más allá de mostrarse cordial, puertas afuera, el cara a cara con el Gobierno nacional por el reparto de la masa de recursos correspondientes a la Coparticipación Federal resultó muy áspero. 

Las crítica llegaron fuertes desde legisladores y representantes del oficialismo porteño frente a la decisión de "podar" una caja que este año representaría unos $126.000 millones para la Capital Federal, equivalente al 3,5% de los recursos federales.

"El Gobierno Nacional pretende reducir por decreto la coparticipación para la CABA, siendo la que más aporta por habitante a los impuestos coparticipables (I.V.A) Es un pedido de solidaridad o una venganza contra los que no votan al Frente de Todos?", lanzó desde su cuenta de 'Twitter' el diputado radical por la ciudad de Buenos Aires Emiliano Yacobitti.

"Parece ser que el 'vamos por todo' discrimina a los distritos en los cuales no ha ganando el Frente de Todos y sufre las consecuencias de un ajuste injusto por parte del Gobierno Nacional", fue la reflexión de Álvaro González, del PRO.

La pelea por los fondos, en efecto, se avecinaba ya en la antesala del traspaso de mando, cuando la Ciudad revalidó a las apuradas en la Legislatura un convenio suscripto con el gobierno de Mauricio Macri para rearmar su porcentaje de la torta de recursos. Y se acentuó aún más cuando la actual vicepresidenta, Cristina Fernández, denunció la "gran desigualdad" que hay entre los porteños y el resto de los argentinos, y abogó por una "razonable distribución los recursos" al encarar un acto en La Matanza.

Días más tarde, pero en Avellaneda con Ferraresi, soltó un mensaje similar. "La Ciudad de Buenos Aires hoy tiene 100 mil habitantes menos y casi 500 mil millones de presupuesto. Estas cosas tenemos que discutirlas sin enojarnos, con racionalidad absoluta. No es una cuestión de peronistas o antiperonistas. Es discutir dónde tenemos que asignar los recursos", expresó.

En su primera visita a la Rosada, Larreta supo por el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, que el Gobierno nacional revisaría los fondos coparticipables que, en 2016, poco después del desembarco de Macri en la presidencia, saltaron del 1,4% al 3,75%, y que en 2018, a raíz del Consenso Fiscal, bajaron al 3,5%.

Tal cambio se justicó en la transferencia de las competencias de seguridad, junto con los recursos necesarios para hacer frente a los sueldos de los más de 20.000 agentes de la Policía Federal Argentina reconvertidos en efectivos de la Policía de la Ciudad. Desde la oposición capitalina señalaron entonces que los montos girados superaban con creces las necesidades presupuestarias para hacer frente a los haberes de los uniformados traspasados, por los cuales se proyectan en 2020 erogaciones por $51.000 millones.

Ahora, Larreta afirma que no dará el brazo a torcer y defenderá el cálculo que terminó de cocerse entre diciembre de 2015 y enero de 2016, con la entonces ministra de Seguridad Patricia Bullrich como contraparte.

"El cálculo se hizo muy bien, muy a conciencia, porque Patricia (Bullrich) negoció a cara de perro y no quería que se le restara un solo peso de más de su caja. Aceptamos un diálogo racional pero tiene que haber alguna razonabilidad en el cálculo y no solo un capricho", aseguró a un funcionario porteño empapado en la negociación, bajo la condición de anonimato, a sabiendas que la delicada discusión involucra de primera mano a Larreta y su vicejefe, Diego Santilli; a "Wado" De Pedro y al jefe de asesores del presidente, Juan Manuel Olmos, según publicó hoy el diario 'El Cronista'.

En el Gobierno porteño dicen que el diálogo se da "en buenos términos", aunque no dejan de quejarse porque ven que, más allá del trasfondo de la discusión técnica, hay una razón política que motiva la disputa. Según destaca ese matutino, ocurre que tras aprobar la Ley de Solidaridad y Reactivación Productiva, que dejó aún más restricciones al atesoramiento en dólares y más presión tributaria al campo y otros sectores inmunes a la crisis, el Gobierno nacional podría pretender alimentar esa esquema de "sacarle a los ricos para darle a los pobres", más aún con el distrito que gobierna el líder opositor con mayor proyección política. También, interpretan, puede ser una señal de disciplinamiento hacia otras provincias con números en rojo.

Mientras, el propio Alberto Fernández también buscó aliviar las tensiones: "Estamos conversando, no pasa nada, está todo bien. No sé porqué han hecho un lío tan grande. Estamos hablando muy bien con el jefe de Gobierno y vamos a ver cómo lo resolvemos. No es nada que no podamos resolver hablando", dijo. 

Lo cierto es que por ahora, la discusión seguirá y la Ciudad no evalúa ir a la Corte, excepto que en un futuro no muy lejano el planteo se compruebe "irracional y caprichoso". Por ahora, aseveran, están "en el camino del buen diálogo".

De no haber forma de detener la rebaja o algún otro gesto de "sacrificio" para el Estado capitalino, Larreta contempla llevar a discusión los subsidios al transporte y la regulación de las tarifas de luz y gas, que hoy discurren por andariveles distintos. Cerca del alcalde interpretan que ceder en esas áreas será menos perjudicial que tocar una fuente de dinero que se regula por decreto presidencial y cuyo pago ocurre de manera automática y en base al nivel de crecimiento de la recaudación federal.

"Quiero ratificar una vez más mi vocación de seguir manteniendo un diálogo constructivo e institucional con el gobierno nacional", enfatizó Rodríguez Larreta en la red social, y celebró que las conversaciones con el Gobierno nacional avanzan "muy positivamente" y seguirán de la misma manera "para encontrar entre todos la mejor forma de trabajar por el bien común de los argentinos".

Tras los tuits de Larreta también habló Diego Santilli​, su vice. "Nosotros intentamos acompañar, poner el hombro ser solidarios, por eso creo que una manera de romper con la grieta es buscar el consenso y me quedo con lo que dijo el Presidente esta tarde, cuando planteó que nos vamos a poner de acuerdo", marcó.