Leído

EL REGRESO DEL PERONISMO

48,04% a 40,44%, y 3 datos: El impactante repunte de Macri, el limitado margen de Alberto, y las encuestas

Lun, 28/10/2019 - 2:10pm
Enviado en:
Por Urgente24

Alberto Fernández volvió a ganar en las generales del domingo. Pero si bien el triunfo en primera vuelta fue claro, estuvo por debajo de las PASO y, otra vez, lejos de lo que pronosticaban las encuestas. El repunte de Mauricio Macri fue impactante y aunque si bien no le alcanzó para el balotaje, si fue suficiente para dejar al próximo presidente de los argentinos con un bajo margen de acción. Alberto Fernández se quedó sin la ilusión de dominar cómodamente la Cámara de Diputados, donde deberá sellar rápidos acuerdos con los partidos provinciales y otros bloques menores para consolidar una mayoría y aprobar el paquete de leyes que prometió para diciembre. Cambiemos, de continuar unido, pasará a tener 117 diputados, 12 menos que la mayoría propia, y podría ser la primera minoría si el peronismo no se unifica en un interbloque.

Contenido


Alberto Fernández ganó las elecciones en primera vuelta con el 48% de los votos y es el nuevo presidente de Argentina, de acuerdo a los datos oficiales que, de todos modos, otorgaron la mayor sorpresa con el impactante crecimiento de Mauricio Macri respecto a las PASO.

La dupla que formó el actual mandatario nacional con Miguel Ángel Pichetto obtuvo poco más del 40% y no les alcanzó para forzar un balotaje, aunque repuntó unos 8% respecto de las PASO, al subir de 8,1 millones de sufragios a 10 millones. 

El presidente lograba además imponerse en seis provincias, cuatro más de las que ganó en agosto: Mendoza, Córdoba, Entre Ríos, San Luis, Santa Fe y Ciudad de Buenos Aires, y logró así recuperar su poderío en la zona centro del país, con excepción de la provincia de Buenos Aires.

Los otros candidatos presidenciales tuvieron magras performance y no pudieron romper la polaridad entre los dos principales postulantes. Roberto Lavagna (Consenso Federal) sacó 6,17%; Nicolás Del Caño (FIT) un 2,13%; Juan José Gómez Centurión (NOS) 1,71% y José Luis Espert (Despertar) un 1,47%.

Los votos afirmativos superaron los 23,2 millones. Los blancos, que no son tomados en cuenta en las elecciones generales, sumaron unos 325.000 (1,36%), mientras que los nulos fueron poco más de 200.000 (0,88%), mientras que los recurridos alcanzaron los 26.000 (0,11%).

En la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof se impuso ante María Eugenia Vidal por más de 13 puntos porcentuales: 52% versus 38,6%. "Gracias a todos los que hacen que Juntos por el Cambio hoy siga siendo una alternativa", dijo la gobernadora saliente. "En los próximos días esperamos empezar una transición democrática como corresponde", agregó. En tanto, Kicillof anunció que "se viene una etapa de reconstrucción de la Provincia".

Justamente fue en ese distrito más poblado del país, donde Alberto Fernández logró sustentar su triunfo nacional. Allí, el Frente de Todos rondaba se impuso cómodo ante Macri y además de los más de 13 que Kicillof le sacó a Vidal.

El Conurbano bonaerense fue nuevamente clave para el peronismo. En la Primera sección Alberto le sacó más de 16 puntos a Macri y en la Tercera sección arrasó por 31 puntos. Alrededor de un millón y medio de votos de diferencia, sobre dos millones del total del país.

Pero el hecho de que el triunfo haya sido más acotado que en las PASO y de lo que se esperaba de acuerdo a las encuestas le marca a Alberto Fernández un comienzo de gobierno con menor poder político del que se imaginaba. 

Las encuestas

Otra vez, los desaciertos de la mayoría de las encuestas, y no solo las previas, también las hechas en boca de urna, fueron enormes. El triunfo de los Fernández fue claro, pero que la distancia no haya sido de 17 a 22 puntos, sino de casi 8 puntos es muy relevante. 

Macri dijo que será una oposición "constructiva y razonable". La ex presidente habló de una "tarea ciclópea" que requiere gran apoyo de todos los argentinos y Fernández advirtió que "los tiempos que vienen no son fáciles". Reclamó a la futura oposición que se haga cargo de ayudar a "reconstruir" la economía: el discurso fue apuntado a discutir y responsabilizar por la herencia, pero también a abortar cualquier crítica temprana y a avisarle a la sociedad que nada será fácil.

Lo cierto es que el nuevo tablero político nacional será más plural de lo imaginado y al mismo tiempo, complejo.