CLAVES

El año electoral ha comenzado: 5 ejemplos

La Nación v. Provincia de Buenos Aires es apenas uno de los varios conflictos vigentes. Y todo indica que el difícil 2do. semestre provocará muchas más novedades.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Provincia de Buenos Aires (crisis financiero), Ciudad de Buenos Aires (transferencia del tren subterráneo), Santa Cruz (conflicto policial y urgencias financieras) y Chubut (Cerro Dragón) han resultado situaciones difíciles para Cristina Fernández de Kirchner, durante las recientes semanas. Ni mencionar la nueva fractura de la Confederación General del Trabajo. Surge una conclusión: el escenario se complica, en parte por la estanflación tan cercana que modifica el escenario económico de las provincias, con consecuencias políticas, y también porque hay una crisis de liderazgo en el Ejecutivo Nacional. Una Presidente que cada mes, desde noviembre de 2011, baja puntos en las encuestas de opinión pública, provoca enormes interrogantes.
 
Luego, el año electoral 2013 se anticipa, de hecho. Si Cristina adelantará o no el calendario electoral ya no es determinante de nada. La crisis actúa por sí misma. La situación consigue una dinámica propia y escapa al control de quienes creían que todo era administrable.
 
Así, aparecen otros hechos y protagonistas en una agenda cada vez más compleja. Aquí 5 ejemplos que no son los que protagonizan ni Daniel Scioli ni Mauricio Macri ni Daniel Peralta ni Martín Buzzi ni Hugo Moyano.
 
1. Hay cabildeo en el peronismo, más allá de que el Consejo Nacional del Partido Justicialista sea un 'sello de goma'. José Manuel De la Sota, por ejemplo, intenta exhibir liderazgo más allá de Córdoba, aunque eso tendrá sus costos... que él dice poder minimizar.
 
 
"(...) Dispuesto a mostrarse distinto del kirchnerismo gobernante, José Manuel de la Sota resucitó el cordobesismo y acentuó, en la última semana, el armado de un relato para tratar de ponerse en un andarivel enfrentado al que recorre el Gobierno nacional.
 
Grita a los cuatro vientos que la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) le debe 1.040 millones de pesos por un convenio que se firmó en diciembre de 2010, además de obras que la Provincia pagó, pese a que debía acometerlas la Nación.
 
Pero además de indexar a interesante velocidad los montos, le fue agregando algunos condimentos que, en principio, parecen de difícil digestión para el kirchnerismo:
 
Cuestionó el cepo cambiario, con una frase que retumbó fuerte en Buenos Aires: “Es más fácil sacar un documento de cambio de sexo que comprar dólares”.
 
Le pegó a la división de la CGT, que se atribuye a una operación del Gobierno para esmerilar a Hugo Moyano.
 
Reconoció contactos con Daniel Scioli, el jaqueado gobernador de Buenos Aires, a quien el jueves por la tarde le habilitaron fondos para que pudiera completar el pago del aguinaldo y desinflar los reclamos de los proveedores.
 
Le mandó a decir a la Casa Rosada que la política de considerar a los adversarios como enemigos para arrasarlos, va mal en la Argentina. “Yo estoy trabajando para un país mejor, un país donde volvamos a discutir ideas, donde la política no sea tratar de destruir al que piensa distinto”, afirmó.
 
De la Sota parece haber entrado en el túnel del tiempo: acaso esto parece un revival de la largada para una carrera presidencial que, una década atrás, se vio frustrada cuando el entonces presidente Eduardo Duhalde levantó el pulgar en favor de un entonces ignoto Néstor Kirchner.
 
Aquella vez volvió a recluirse en la provincia y ganó las elecciones de 2003 frente al radical Oscar Aguad, un candidato de emergencia por la muerte de Ramón Bautista Mestre.
 
Eran otros los tiempos, era otra la historia. El país se tambaleaba en una crisis institucional y económica de características inéditas.
 
Como hoy cuestiona el cepo cambiario, entonces el corralito, que impedía retirar el dinero depositado en los bancos, le dio lugar a una de esas frases de alto impacto que le gustan: “Si me votan los argentinos, yo lo hago, pero eso será en su momento. El corralito, solución tiene”, desafió.
 
El duhaldismo, que no le encontraba la vuelta al problema, le exigió que dijera cómo, lo que –desde luego– no ocurrió.
 
Esta vez, todo parece tener el sabor del desquite, aun cuando la lejanía del recambio presidencial y las formas nada amables del cristinismo para quienes asoman la cabeza le tornen imprescindible más prudencia que osadía.
 
–¿Qué van a hacer con De la Sota? –indagó en los últimos días un dirigente cordobés que buscaba alguna señal en la Casa Rosada.
 
–No estaba en el radar de los enemigos, tipo Scioli o Moyano. Ahora, hay que ver si entra. Lo seguro es que, si lanzarse no fue neutro para Scioli, tampoco lo será para él. Claro que suponemos que él sabrá los riesgos –respondió el operador nacional. (...)".
[ pagebreak ]
 
2. Otro ejemplo de la agitación anticipada que en todo el país promueve, probablemente, el Cristina Fernández de Kirchnr vs. Daniel Scioli/Hugo Moyano, ocurre en Tucumán. Muy extraña la situación porque el gobernador José Alperovich intenta convertir en su heredera a su mujer, la senadora nacional Beatriz Rojkes. Pero, de pronto, la Administración tucumana -recientemente visitada por Cristina- aparece dividida entre el "síJosé" vs. el "síBetti". Si esto ocurre en Tucumán, ¿qué puede esperarse para otro territorios?
 
 
"(...) Desde el "sijosesismo" dicen que todas esas elucubraciones nacen del "monje negro". Es que la afinidad que ha conseguido Edmundo Jiménez y su equipo de hijos con la senadora genera mucha incomodidad en el alperovichismo. Ellos sienten que "Pirincho" tiene la camiseta "sijosesista" sólo en la Casa de Gobierno y en Tribunales; pero apenas sale del Palacio se pone la de "sibettista".
 
Las conversaciones ya no son las mismas de antes. Recelos, miedos, inseguridades, desconfianza, presunciones, obsesiones, venganzas y dudas envuelven los encuentros de ambos bandos. Hasta antes de los comicios era la misma cosa. Ahora, con 2015 en el horizonte todo es distinto. Da la sensación de que todos andan patinando sobre una pista de nitroglicerina: cualquier chispazo los hará estallar. Cuando se difundieron los nombramientos rojkesistas en el Senado se vieron centellas; sin embargo, no se prendió el fuego.
 
José Alperovich mira para otro lado sobre estas reyertas. Seguramente cree -cada vez será más difícil- que podrá controlarlas cuando estén a punto de estallar. Por otro lado, son cosas que lo divierten; al fin y al cabo, cosas que el creó. "El hombre que yo inventé" va a empezar a ser su desvelo. Esta semana Cristina desarmó de un plumazo la Administración de Programas Especiales (APE), área dependiente del Ministerio de Salud de la Nación. Ahí estaba un tucumano: Manuel Martín Alves. Hace unos años le había ocurrido lo mismo al perder otro hombre clave, como Mario Koltan. Era de los pocos funcionarios -y estructuras- que maneja "el hombre que él inventó". Juan Manzur quedó gravemente herido con esta decisión. Alperovich tendrá que pensar qué hacer con Manzur, a quien, además, lo persigue la Justicia; no con la toga de la señora de los ojos vendados, sino con la daga de la parca institucional, debido a su supuesto enriquecimiento.
 
"El hombre que yo inventé", en realidad, es la creación de un gran poeta tucumano que la semana pasada se despidió de este mundo. Hace más de un año, Osvaldo Fasolo me llamó por teléfono para compartir un café que nunca se sirvió. Antes de colgar me dijo: "mirá como termina el poema, no vaya a ser que a Manzur le pase lo mismo"… Fasolo terminó su creación diciendo: "Por eso, miré la corbata otra vez, hice un nudo distinto, y apreté, apreté". El poeta aún no sabía que la Justicia ya tenía la corbata con las numerosas propiedades sanjuaninas y tucumanas en la mano. (...)".
 
 
3. En Neuquen algunos afirman que el Movimiento Popular Neuquino mantiene un control sin fisuras. Hoy día su gobernador es Jorge Sapag, quien saltó de la alianza con Repsol al reclamo en favor de la expropiación de las acciones de Repsol en YPF. En verdad, Sapag lo que pretende es una recuperación en el precio de boca de pozo para la producción de gas y petróleo, y así obtener ingresos fiscales adicionales. Pero no es tan fácil... y además, tampoco es cierto que hoy día al MPN la situación le resulte bajo control.
 
 
"(...) Antes de partir rumbo a Washington, Sapag le pidió a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner un auxilio financiero de 250 millones de pesos para pagar los aguinaldos. La ayuda no llegó y esta semana fuentes oficiales reconocieron que los ingresos provinciales superaron, en el primer semestre, en unos 130 millones lo pautado en el presupuesto.
 
En ATE manejan cifras diferentes. Mientras Sapag se encontraba en Estados Unidos para reunirse con representantes del Banco Interamericano de Desarrollo, el sindicato de los empleados públicos divulgó que los ingresos no previstos del primer trimestre del año fueron de 261 millones de pesos.
 
En estas dos cifras ya está planteada la primera pulseada. Desde el área de Economía intentan bajar la expectativa sobre los mayores ingresos, mientras que ATE sostiene que hay más recursos de los que se admiten.
 
Como suele ocurrir en las negociaciones con los sindicatos que agrupan a los empleados públicos, el norte lo marcarán los docentes, el sector que proporcionalmente más peso tiene en la planta de personal. En esta ocasión el gobierno ofreció una mesa de diálogo con los representantes de todas las organizaciones sindicales, a diferencia de lo que hizo en otras oportunidades cuando negoció en forma individual.
 
Puede suceder que la nueva estrategia no prospere más allá de la primera cita, por las particularidades que tienen ATE, UPCN y ATEN.
 
También en ausencia del gobernador, la provincia debió auxiliar con recursos a Plottier para poner fin a un conflicto local que derivó en un problema mayúsculo por el corte total de la Ruta 22, en plenas vacaciones de invierno.
[ pagebreak ]
 
El intendente Andrés Peressini, un radical sostenido por una alianza política que quedó debilitada al poco tiempo de haber ganado las elecciones y heredero de pesadas transferencias de sus antecesores en el cargo, enfrentó un duro reclamo de municipales afiliados a ATE y a UPCN. (...)".
 
 
4. También Julio Cobos -personaje clave durante el bienio 2008/2009, los peores momentos del kirchnerismo, que lo había contado como aliado-, se puso en marcha hacia 2013. Y eso tiene consecuencias en Mendoza.
 
 
"(...) Con el lanzamiento de Cobos para las primarias del próximo año y la presión que ya ejerce sobre el gobierno de Francisco Pérez, el radicalismo mendocino salió a fijar postura como oposición. Los hechos estarían demostrando que el partido liderado por Alfredo Cornejo decidió no esperar que la gestión justicialista cumpla un año para poner en la mira sus acciones.
 
¿Cornejo está detrás del anuncio de Cobos? Es la pregunta que muchos se hacen en los ámbitos políticos locales. No necesariamente sería la respuesta más aproximada. Como presidente del partido puede optar entre jugar sus fichas por algún dirigente de su confianza o por él mismo, o mantenerse al margen de las disputas internas. Sea cual fuere su postura en este caso, indudablemente le conviene al inquieto intendente de Godoy Cruz que la UCR comience a movilizarse con tanta anticipación a las elecciones parlamentarias del año próximo.
 
Por eso no hay que descartar protagonismo por parte de otros precandidatos que quieran dar batalla en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias al ex gobernador y ex vicepresidente.
 
Según encuestas, Cobos mantiene aquí índices de conocimiento y de aceptación importantes, por lo que a priori aseguraría a la UCR la posibilidad de pensar en una buena elección.
 
Posible proyección nacional. Si el radicalismo consigue instalar a Cobos en la Cámara de Diputados de la Nación puede quedar el camino libre para otros en esta provincia, Cornejo incluido y si se dan las condiciones para participar en 2015 en la carrera hacia la gobernación.
 
Aunque recientemente salió a negar nuevas apetencias presidenciales, desde el Congreso el ex Vicepresidente podría constituirse en una propuesta interesante del radicalismo a nivel nacional en tiempos de liderazgos discretos.
 
 De la evolución de Macri, de lo que decida hacer Binner y de lo que surja de la sucesión de Cristina Fernández en el oficialismo, mucho dependerá lo que pueda encarar la Unión Cívica Radical.
 
La clave es animarse, aseguran algunos, porque actualmente el futuro del manejo del poder parece estar destinado solamente a la Presidenta, a quien esté llamado a sucederla de su entorno si no prospera una eventual reforma constitucional; al gobernador Scioli o al gremialista Moyano. Esa doble pelea presidencial (vs. Scioli y Moyano a la vez) es la que por el momento reina en la escena política. (...)".
 
 
5. Río Negro fue, hasta ahora, una provincia kirchnerista, aunque con la UCR K le fue mejor, aparentemente, que con la heterogénea fuerza que gobierna a duras penas desde el asesinato del entonces gobernador Carlos Soria. La situación se complica dramáticamente y preocupa mucho al senador nacional Miguel Pichetto, el jefe del bloque Frente para la Victoria en la Cámara alta.
 
 
"El gobierno de Alberto Weretilneck se debate en una crisis de desconfianza. Aunque todos –dentro y fuera de él– dicen que confían, las señales van en dirección opuesta a los discursos.
[ pagebreak ]
 
No confían los peronistas en el gobernador, no confía el gobernador en los funcionarios que designó Carlos Soria, habla de confianza el senador Miguel Pichetto y dice que confía Martín Soria mientras se cuida incluso de quienes fueron la sombra de su padre. En definitiva, no confían los peronistas históricos, ni los nuevos, ni la presidenta de la Nación ni el ministro Randazzo.
 
Y ése es el punto: que a casi ocho meses de gobierno del Frente para la Victoria hay en el aire más entrecruzamiento de sospechas que proyectos, obras y acciones concretas de gobierno. Y no es que falten problemas que resolver. ¡Sobran!
 
La ambigüedad es hasta ahora el signo distintivo de una gestión que no logra definir un perfil ideológico, un estilo político ni una mística que le otorgue un sentido común de pertenencia. Que no tiene reuniones de gabinete ni coordina acciones por áreas y que navega en aguas a veces encontradas, como los remansos que acechan en el río Negro.
 
Mejorada la situación en la región Andina, la crisis de la producción de frutas en el Alto Valle es el mayor problema económico que enfrenta la provincia.
 
El gobierno, los productores y hasta los gremios saben que las causas son en gran medida estructurales, con el condimento que aporta la política nacional –en materia cambiaria y de comercio exterior–, que vuelve tóxica la mezcla.
 
La ambigüedad es, por eso, una necesidad para Weretilneck: si cuestiona el eje de la política nacional, pierde los favores de los que depende para sostener la Provincia. Aun así, estas prevenciones no explican un plan de asistencia ambicioso –si se lo compara con los recursos–, que contradice las directivas nacionales, dinamita el equilibrio fiscal y –lo peor– no conforma a los fruticultores.
 
En el fondo, se trasluce que –en un tema tan complejo– el gobernador no parece confiar en su propio gabinete y se refugia en asesores particulares. Esto conmueve la base de sustentación del titular del área, Oscar Rolo, que vivió el último mes atenazado por una interna entre sectores antagónicos de Nación y en la mira de dardos provinciales lanzados desde el Estado y la producción, para terminar defendido por quienes uno menos pensaba.
 
Otro dilema –pero relacionado al fin por el eje del Presupuesto público– se presenta por la ambigüedad en el manejo del gasto público, especialmente el salarial.
 
El FpV llegó al gobierno con la premisa de hacer más austero y eficiente el Estado, pagó el costo político de la ley de disponibilidad, después rehusó aplicarla, les entregó la llave de esa norma a los gremios y, para colmo, aumentó en forma desmedida los ingresos de las autoridades superiores.
 
Mostrando preocupación por el "qué dirán", logró la ley que incorpora la zona desfavorable al sueldo de 16.000 estatales, sin saber exactamente qué impacto tendrá sobre las cuentas y cómo podrá sostenerse en el tiempo. Justo en momentos en que la Nación insiste en reclamar orden fiscal a las provincias.
 
Puntal principal de su respaldo político hasta hace unas semanas, el senador Pichetto ha comenzado a plantear disidencias con el gobernador en varios frentes. Y la fruticultura es, entre ellos, uno nada menor.
 
La principal discrepancia se planteó cuando el mandatario "compró" el proyecto de crear un ente al estilo de la malograda Corpofrut. La negativa de los Pichetto –padre e hijo– a avalar ese intento fue tal que incluyó un amague de portazo.
 
Luego fue el anuncio del paquete de ayuda, del cual nadie –salvo, es de esperar, el gobernador– puede asegurar si estarán los fondos para cumplir con los compromisos graduales. (...)".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario