CLAVES

Alta tensión: Brasil frenó importaciones y 'negocian' Timerman y Moreno

Hay miles de kilos de productos perecederos en la Aduana de Brasil, sin poder ingresar al país. A lo largo del fin de semana, los técnicos del gobierno brasileño trataron de negociar un acuerdo, pero no se logró ningún avance. El Ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, se reúne con el canciller, Hector Timerman, en el Palacio de Itamaraty, un invitado sorpresa: Guillermo Moreno.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Los efectos de la política del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y la presidente Cristina Fernández, ya genera un duro impacto. Brasil comenzó a tomar represalias contra la Argentina y, desde hoy martes (15/05), ya está aplicando el llamado permiso no automático a la entrada de al menos una docena de alimentos importados por empresas brasileñas en la Argentina, publica hoy el diario O Globo.

 
Se trata de una respuesta a las restricciones comerciales de la Argentina, subiendo el tono de una disputa entre las dos mayores economías de América del Sur.
 
Entre los productos parados en la frontera, hay manzanas, pasas de uva, papas, harina de trigo y vino. De acuerdo con funcionarios del gobierno consultados por ese medio, la idea de impedir la entrada de productos perecederos es parte de la estrategia para obligar a los argentinos a revisar las medidas proteccionistas que se han adoptado frente a Brasil.
 
Funcionarios del gobierno estiman que las restricciones podrían llegar al 60% a 70% de la pauta. Hay también un aspecto simbólico, que es la restricción a productos tales como manzana Argentina, que tiene una amplia aceptación en Brasil.
 
A lo largo del fin de semana, los técnicos del gobierno brasileño trataron de negociar un acuerdo con Argentina para poner fin a la resistencia de ambas partes en el comercio bilateral, pero no se logró ningún avance. El tema volverá a ser debatido hoy, cuando el Ministro de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, se reúna con el canciller argentino, Hector Timerman, en el Palacio de Itamaraty. Pero habrá un personaje especial y sorpresivo en el encuentr: el mismo Moreno. 
 
El secretario de Comercio Interior viaja de sorpresa al encuentro de los funcionarios brasileños con una premisa, explicar sin intermediarios la política argentina de protección del mercado interno, y la seguridad que no se trata de nada intencional contra Brasil, escribió Carlos Burgueño hoy en Ambito Financiero.
 
 [ pagebreak ]
Aunque el Ministerio de Relaciones Exteriores trate de separar las relaciones comerciales de las diplomáticas, es innegable que el crecimiento del proteccionismo por parte de Argentina perjudica  el diálogo.
El encuentro de hoy entre Timerman y Patriota estaba acordado hace semanas, y forma parte de la ronda de diálogo bilateral acordada entre ambos Gobiernos en la política de relaciones estratégicas bilaterales. La decisión brasileña, extraña para el ADN del país vecino y la tradición de Itamaraty, será un condimento complicado para la reunión de cancilleres. 
 
La Argentina es el tercer socio comercial de Brasil. No será la única vez que Patriota escuche de la Argentina esta semana. Mañana recibirá en Brasilia al canciller español José Manuel García-Margallo, uno de los principales voceros, críticos primero y más negociadores después, que el Gobierno de Mariano Rajoy tuvo luego de la reestatización de YPF. Rajoy considera que esta medida impide proseguir la negociación de un convenio comercial entre la UE y el Mercosur, algo que en realidad hace casi una década que está trabado.
 
Terminado el encuentro en Itamaraty, el dúo Timerman y Moreno partirá hacia Angola, destino de una nueva gira de Cristina de Kirchner.
 
Para tener una idea de cuán cerrado está el mercado argentino, las exportaciones hacia el vecino país aumentaron 5,04% en febrero; en marzo, el panorama cambió y se registró una caída del 18,8%, mientras que en abril, las ventas cayeron 27,1%.
 
"La situación es grave y requiere una actitud más enérgica. No se puede continuar perdonando" dijo una fuente gubernamental.
 
Desde el comienzo del año, el gobierno argentino ha cerrado su mercado y ha exigido que los empresarios que presenten una declaración anticipada de importación (que vuelve más burocrático el proceso) al comprar bienes de consumo. En la práctica, esto dificulta el ingreso de productos brasileños en su territorio. Si bien Brasil viene intentado negociar la suspensión de esas medidas, la evaluación es que hubo un escaso avance.
 
"La evidencia más fuerte es que nuestras ventas al mercado argentino han caído abruptamente", dijo el técnico a o Globo.
[ pagebreak ]
 
Además de los problemas que afectan a los bienes industriales producidos en el Brasil, debido a la imposición de barreras proteccionistas, temas específicos relacionados con los productos básicos o primarios molestan al gobierno brasileño. Una de ellas se refiere a la carne de cerdo. Los argentinos han impuesto cuotas de importación, y ni las apelaciones del Ministerio de Agricultura, Mendes Ribeiro, que llegó a viajar a Buenos Aires para tratar de resolver el problema, sensibilizó a las autoridades argentinas.
 
En el último informe publicado por Global Trade Alert (GTA), coordinado por el Centro de Investigación de Política Económica (CEPR, sus siglas en Inglés), el vecino país aparece en la cima de un ranking de naciones que están imponiendo barreras a los productos extranjeros para proteger el mercado interno. El informe advierte que el mayor desafío para el comercio mundial en 2012 es la gestión de ese escenario, después de un aumento significativo de las iniciativas proteccionistas en diversas partes del mundo en 2011.
 
De acuerdo con el documento de GTA, la Unión Europea sigue siendo la región que más aplica medidas restrictivas (242), seguida por Rusia (112) y Argentina (111). Brasil aparece en el 9 º lugar con 49 registros.
 
Las restricciones argentinas habían irritado al gobierno brasileño, que, sin embargo, mantenía un tono conciliador y decía estar estudiando su impacto.
 
La reacción brasileña abortaría además una campaña de la poderosa Federación de Industrias del Estado de San Pablo por aumentar las importaciones de Argentina con la esperanza de recuperar el acceso a ese mercado.
 
"No había alternativa (...) No había voluntad de Argentina de llegar a una solución. Brasil tuvo que reaccionar", dijo a Reuters el presidente de la Asociación Brasileña de Exportadores de Carne de Cerdo, Pedro de Camargo Neto.
 
Brasil había suspendido a fines de abril el ingreso de uvas frescas y pasas importadas de Argentina, con el argumento de que fue detectado un cargamento contaminado con la plaga Brevipalpus chilensis.
 
Las nuevas medidas, que afectan también a las papas y la harina de trigo, fueron tomadas por el Ministerio de Comercio Exterior y el de Relaciones Exteriores.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario