POLÍTICA

MALESTAR SINDICAL

Bancario Palazzo vs. ministro Moroni por la vuelta al trabajo presencial

Después de que el ministerio de Trabajo aclarara que los empleadores ya pueden exigir a sus trabajadores presentarse a sus puestos de trabajo de manera presencial a partir del día 14 desde la vacunación, desde el gremio kirchnerista La Bancaria y desde ATE, salieron a rechazar la decisión gubernamental. Consideran que los decretos del Poder Ejecutivo no pueden ser desplazados por resoluciones de menor jerarquía.

El Gobierno nacional podría estar abriendo un foco de conflicto con los sindicatos a raíz de la aclaración del ministerio de Trabajo por la cual los empleadores pueden exigir el retorno a la modalidad presencial a los trabajadores que recibieron al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Si bien hubo gremios que respaldaron la decisión,  hubo rechazos por parte de otros y quejas de empresarios por dificultades en la implementación.

Lo que ocurrió fue que Trabajo hizo una interpretación de los decretos 241/2021 y 287/2021 y la Resolución 207/20. Así, la cartera que conduce Claudio Moroni concluyó en una nota aclaratoria: "La cual se dispensa del deber de asistencia al trabajo a los trabajadores y trabajadoras mayores de SESENTA (60) años, embarazadas y/o que se encuentren comprendidos en alguno de los grupos de riesgo definidos por la autoridad sanitaria, es complementada por la Resolución Conjunta del MINISTERIO DE SALUD y del MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL Nº 4/2021, que regula la posibilidad de convocar a los trabajadores, incluidos los dispensados, debidamente vacunados que podrán retornar a sus actividades luego de transcurrido el tiempo considerado necesario para la inmunidad".

El Gobierno había establecido que los empleadores "podrán convocar al retorno a la actividad laboral presencial a los trabajadores" que hayan recibido "al menos la primera dosis de cualquiera de las vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida" contra el coronavirus. Así lo anunció a través de la Resolución Conjunta 4/2021, publicada en el Boletín Oficial.

De esta forma, todas las personas en relación de dependencia que cumplan con esa condición podrán regresar a sus puestos "independientemente de la edad y la condición de riesgo, transcurridos 14 días de la inoculación".

A raíz de la nota aclaratoria de Trabajo, la Asociación Bancaria –gremio aliado al kirchnerismo- salió a rechazar los argumentos de Moroni sobre la base de la vigencia de los decretos 207/2020 y 241/21 que exceptúa de asistir a los lugares de trabajo a personas mayores de 60 años; embarazadas y quienes estén incluidos en los grupos de riesgo.

“Las disposiciones de estos decretos del Poder Ejecutivo no pueden ser desplazadas por resoluciones de menor jerarquía”, advirtió el gremio que encabeza el cristinista Sergio Palazzo.

En una comunicación emitida a sus afiliados, La Bancaria remarcó que “deben observarse estrictamente las disposiciones del protocolo acordado con las cámaras empresarias, que incluyen a todas y todos los trabajadores que se desempeñan en la actividad”.

En línea con La Bancaria se expresó el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar, que señaló que “el aumento de circulación aumenta el riesgo de contagios en lugares como el transporte público”.

“El hecho de tener una dosis no garantiza niveles de inmunización seguros para desarrollar tareas de manera presencial ”, advirtió.

Y apuntó directamente contra Moroni: “para Moroni valen más los intereses empresarios que la salud de los trabajadores”, porque “pretende instrumentar la vuelta presencial al trabajo en medio de una segunda ola que está siendo devastadora en todo el país”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario