Leído

PANORAMA INÉDITO

Polémico blindaje: Fronteras "delimitadas" por intendentes rebeldes dentro de la Provincia

Mie, 25/03/2020 - 10:42am
Enviado en:
Por Urgente24

Montículos de tierra, vallas, controles... de distintas maneras los municipios de la provincia de Buenos Aires tomaron la decisión de delimitar "fronteras" para no permitir el avance del virus. El ministro de Seguridad de la provincia salió al cruce, como antes lo había hecho el ministro de Gabinete, Carlos Bianco, al manifestar que "no tienen la competencia necesaria para esto". Pero también las provincias lo hicieron. Y la Ciudad. ¿Y ahora quién detiene este panorama inesperado? Los transportistas reclamaron, y Mario Meoni llevará a delante una reunión hoy para tomar cartas en el asunto. ¿Podrá ir contra los rebeldes?

Alejandro Granados, intendente de Ezeiza y ex ministro de Seguridad de la Provincia, fue el primero en blindar su municipio.
Contenido


La decisión de varios intendentes bonaerenses de bloquear los accesos a sus municipios generó la reacción del ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni, quien afirmó que "tienen que entender que hay que dar cumplimiento de las directivas de Nación y no entrar en una suerte de iniciativa donde cada uno hace lo que quiere, pensando que así están protegiendo a su pueblo".

Desde que se decretó la cuarentena una gran cantidad de distritos bonaerenses tomó la decisión de blindarse para no permitir en avance del virus rumbo a sus distritos. Con la excusa de proteger a los vecinos, intendentes de todos los partidos bloquearon los accesos con montículos de tierra, vallas y controles sin tomar en cuenta que esa acción va en contra de lo que marca la constitución.

En ese marco, Berni dejó un mensaje claro para los intendentes: "No es una cuestión de protección individual, sino de protección colectiva, no es sálvense quién pueda". Y agregó en declaraciones radiales que "debemos acatar lo que diga Nación. Si dice que mañana hay que cerrar todos los accesos, los vamos a cerrar. Hay algunos que, en su desesperación, piden estado de sitio. Hay que ser cuidadosos con eso".

El ministro de Gabinete, Carlos Bianco, ya había manifestado con anterioridad que los municipios "no tienen la competencia necesaria para esto. No se pueden cerrar los accesos. La competencia para llevar adelante esta acción sólo la tiene el gobierno nacional, ni siquiera la propia Provincia".

Tanto en Ezeiza, Dolores, Olavarría, Almirante Brown, San Vicente y Maipú, los jefes de distritos determinaron el cierre de sus rutas y se justificaron en favor de los vecinos. Algo que Berni retrucó: "Cuando se empieza a bloquear un camino, y una persona sin saber si está infectado, en lugar de hacer un camino recto puede estar dando vueltas por todo el conurbano para encontrar un lugar para pasar".

Incluso cuestionó el cierre de los accesos a Ciudad de Buenos Aires. "Hay una realidad. El país se mueve por los servicios esenciales, que son como la rueda de auxilio del auto: nunca le prestás atención hasta que pinchás en un camino oscuro y la necesitás. En Argentina tenemos cientos de servicios esenciales que funcionan como la rueda de auxilio. La gran mayoría de los trabajadores vienen del Conurbano profundo".

En efecto, esta mañana, se generaron largas colas de autos para entrar a la ciudad tras el cierre dispuesto por el Gobierno porteño.

En algunos tramos de la Panamericana las filas de vehículos llegaron a extenderse 5 kilómetros. Pero las demoras por el refuerzo de los controles y el bloqueo de 59 accesos a la Ciudad de Buenos Aires se repitieron en distintos puntos, según constató 'Télam'. 

Al monitorear el operativo y ver la gran cantidad de autos, el vicejefe gobierno, Diego Santilli, lamentó la alta circulación. "Yo estoy en el anillo digital y lo que vi esta mañana no es positivo. Hay largas colas en todos los accesos y eso va en contra de lo que necesitamos. Así no va", manifestó el funcionario.

Incluso, el secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Marcelo D'Alessandro, dijo que la postal de esta mañana en los accesos con largas colas de vehículos podría significar un retroceso en el cumplimiento de la cuarentena.

"La verdad es que veníamos de días con alto acatamiento de la cuarentena, pero hoy pareciera haber retrocedido, porque vemos en los ingresos a la Ciudad largas filas de vehículos; esto afecta la lucha que estamos dando, porque la única manera de evitar la circulación del virus es aislándonos", sostuvo el funcionario en declaraciones a 'El Destape' radio.

Según D'Alessandro, muchos salieron este miércoles a trabajar "como un día hábil normal". "Necesitamos que se queden en las casas: cuesta entender cómo la gente no tiene la responsabilidad o no toma conciencia de la necesidad de aislarse, con el ejemplo de otros países del mundo, que por tomarse a la ligera estas medidas están en la situación en la que están", agregó.

Los alimentos

Por otro lado, se están generando complicaciones con el transporte de alimentos. Los transportistas le enviaran una carta al ministro de Transporte, Mario Meoni, denunciando trabas en 70 municipios que no cumplen con la normativa nacional de considerar las excepciones al aislamiento, entidades ligadas a la operatoria de granos. Le reclamaron al funcionario que arbitre "los medios necesarios, junto con los gobernadores, para desalentar estas medidas municipales y ordenar el flujo de alimentos imprescindibles".

Se trata de "camiones de carga de granos que ingresan a los acopios" de las distintas localidades "para llevar esa mercadería a puertos, plantas avícolas, tambos, feedlots, cerdos e industria alimenticia en general", destacaron entidades ligadas al comercio, la exportación, la producción de biocombustibles y la operatoria de puertos.

Los transportistas aseguraban que "esas medidas adicionales de prevención y restricción de acceso que están imponiendo municipios de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y La Pampa, hacen imposible cargar esa mercadería, lo cual está generando faltantes en todos los lugares de recepción de maíz, trigo, soja, cebada, sorgo, girasol, entre otros granos".

Desde la Casa Rosada aseguraron al diario 'Clarín' que "no hay ninguna restricción de circulación para el transporte de alimentos" y confirmaron que trabajan en un permiso único, tal como funciona en España y Francia, que se bajará por internet, para que los camiones puedan presentarlo en los controles de las distintas provincias, y circular libremente.

Incluso aclararon que en los municipios bonaerenses hay acceso pero a través de controles, no es que hay un cierre de frontera. "Es cómo en la Ciudad de Buenos Aires, los camiones pueden circular y a los particulares se los controla". 

En ese sentido, recordaron que este martes en la Panamericana hubo más de un centenar de secuestros de vehículos de conductores provenientes de los countries de la zona norte que pretendían ingresar a la Capital.

Por su parte, voceros de Transporte afirmaron que las restricciones de los municipios son ilegales, las llevan individualmente adelante las comunas de cada lugar. "Es imprescindible mantener el flujo de camiones que estableció el DNU para mantener con alimentos y provisiones esenciales a todos los municipios", señalaron desde la cartera de Mario Meoni. Consideran que con ese tipo de medidas se autoaislan con riesgo de que su población no pueda ser atendida sanitariamente y alimentariamente como corresponde.

Este miércoles, el ministro Meoni va a mantener encuentros con su equipo, junto a funcionarios de los ministerio de Interior, Seguridad y Salud, además de Hugo Moyano por camioneros, las cámaras empresarias e YPF.

Los transportistas, en su reclamo, habían puesto en consideración que este lunes 23 de marzo, el ministerio a cargo de Meoni, emitió "un aviso oficial por el cual reclama que los municipios adhieran a la normativa nacional vigente". Sin embargo, reclaman que "se está incrementando la cantidad de municipios en estado de rebeldía".

Advirtieron que "los cierres de acceso a municipios, en los próximos días (más aun con el inicio de la cosecha gruesa del país) pueden generar una parálisis de la comercialización de granos para la industria nacional de consumo así como para la exportación.

En relación a los cuidados sanitarios, afirmaron: "En todas nuestras plantas de acopio, recepción de granos, puertos, fábricas de molienda, hemos instrumentados protocolos preventivos sanitarios estrictos con controles de temperatura a todo el personal y prestadores de servicios". Por lo cual, consideran que "los municipios en rebeldía no deberían mantener estas medidas".