Leído

CAOS MUNICIPAL

La Municipalidad de Córdoba reconoce la inflación de enero-octubre en paritaria con los trabajadores para calmar las protestas

Dom, 22/11/2020 - 11:19am
Enviado en:
Por Urgente24

La gestión de Martín Llaryora busca una conciliación con el SUOEM (Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales) en la ciudad de Córdoba. En una nueva negociación paritaria, la municipalidad cordobesa le ofreció a sus trabajadores un incremento del 23,4% del salario en concepto no remunerativo. 

Martín Llaryora.
llaryora.JPG
Martín Llaryora.
Contenido

El Gobierno municipal de la ciudad de Córdoba, con Martín Llaryora (PJ cordobés) a la cabeza, se encuentra negociando hace varios meses con el SUOEM (Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales de la Ciudad de Córdoba) un aumento que calme los reclamos por parte de este sindicato. Hace varios meses que el gremio viene convocando sucesivas protestas, algunas violentas, que incluso dejaron personas heridas. 

A pocos meses del comienzo de su gestión, el Intendente Llaryora decidió realizar un recorte salarial y una reducción horaria ya que las arcas municipales en la ciudad de córdoba se encontraba en rojo. Estas medidas desató la furia de los trabajadores, muchos de ellos incorporados en la gestión de Ramón Mestre (UCR).

A mediados de mayo y en plena pandemia, el SUOEM se declaró en estado de alerta y comenzó a realizar protestas multitudinarias y sin distanciamiento, algo que preocupó permanentemente, no solo a las autoridades municipales, sino también al Centro de Operaciones de Emergencias de la provincia de Córdoba, por un posible brote de coronavirus. 

Desde entonces, las mesas de diálogo entre el gremio y el municipio cordobés se encuentran abiertas. El día miércoles 18/11, Llaryora volvió a presentar una propuesta de recomposición, esta vez del 23,4 % en concepto no remunerativo y a pagar en dos cuotas. 

Así, Llaryora reconoció la inflación de octubre, algo que los representantes del gremio venían reclamando hace unos días, cuando se rechazó una oferta parecida, pero que no incluía octubre. Además, la nueva oferta comprende un beneficio extra para aquellos quienes sufrieron recortes horarios. 

De este modo, los empleados municipales recortados percibirán un monto no remunerativo en concepto de las horas que le fueron denegadas. La caída real de los ingresos de los municipales cordobeses luego del recorte es de un 50%, si se suma la inflación de los últimos meses. 

Esta última oferta acercaría las partes, por lo menos en lo que respecta a los primeros 10 meses del 2020. En cuanto al restante, los involucrados programarían una nueva paritaria para mediados de marzo del 2021, en un convenio con mucha letra chica.

De esa manera, el intendente Llaryora comenzaría a retomar el control del municipio cordobés convulsionado por la pandemia y las protestas, luego de una entrada con mucha acción. En su primera paritaria, el político sanfrancisqueño, ex vicegobernador de la provincia cordobesa y dos veces Intendente de la ciudad de San Francisco, Llaryora, se enfrenta a un desafió que parece ir superando lentamente.