SANCIONES INMINENTES

Congreso de USA aprueba la Nica Act y sólo falta Trump

La secretaria de Estado adjunta de USA para Latinoamérica y el Caribe, Kimberly Breier, señaló el lunes 10/12, coincidiendo con el Día de los Derechos Humanos, a Cuba, Venezuela, y Nicaragua como países con "regímenes" o "dictaduras". Y el martes 11/12, el Congreso estadounidense aprobó la Ley Nica Act, que establece duras sanciones políticas y económicas contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Con la aprobación en la Cámara baja, la iniciativa de ley bipartidista, aprobada por unanimidad por demócratas y republicanos, llegará al escritorio de Donald Trump para que la firme o la vete en un plazo de 10 días hábiles.

El Congreso estadounidense aprobó una legislación para sancioar la dictadura de Daniel Ortega, la Nicaraguan Investment Conditionality Act, bautizada desde su aprobación en el Senado como la Ley Nica: sanciones dirigida a corruptos y personas vinculadas a los crímenes en Nicaragua.

La nueva ley es una fusión de la NicaAct propuesta e impulsada por la congresista Ileana Ros-Lehtinen, una enmienda del Senador republicano Ted Cruz y otra del demócrata Bob Menendez.

Además, el texto que llega a las manos de Trump incluye una enmienda de Marco Rubio dirigida contra los cómplices y allegados del régimen. La ley aprobada también es es conocida como "Magnitsky Nica" y de forma oficial se llama Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua S. 3233.

La normativa impone tanto sanciones individuales para funcionarios del régimen como el condicionamiento de préstamos al régimen de Ortega por parte de instituciones financieras internacionales, tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La aplicación de la ley traería severas consecuencias para financiar el programa de inversión pública del gobierno y afectará a la economía nicaragüense, intentando forzar la convocatoria a elecciones anticipadas.

“Agradezco a mis colegas de la Cámara de Representantes y el Senado por aprobar la Ley NICA que ayudará a los nicaragüenses a liberarse del control despótico de Ortega”, expresó Ros-Lehtinen, la promotora de la ley original. “Estoy especialmente agradecida a Bob, Ted, Marco, Patrick, Eliot y Albio que se unieron conmigo en este esfuerzo desde el principio, ya que fuimos testigos del aumento de la corrupción y la represión en Ortega durante muchos años”.

Luego de esta aprobación, la legislación llega al escritorio del presidente Donald Trump para su firma en un plazo de 10 días. A partir de la firma entraría en vigencia la Ley dirigida a sancionar los abusos a los derechos humanos y la corrupción del régimen de Daniel Ortega.

La enmienda incluida y aprobada por el Senado el 27/11, fue conciliada con la versión que fue aprobada por el Congreso en el 2017.

El proyecto de Ley estuvo acompañado por un largo proceso para su aprobación que demoró 2 años y medio, y retomó fuerza debido a la masacre y la brutal represión del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, desde abril último contra civiles, que hasta el 10/12 contabiliza 500 muertos, 647 presos, y más de cuatro mil heridos.

Las razones de la Nica Act

El dictador Ortega ha ignorado los repetidos llamados de Estados Unidos y la comunidad internacional, sobre el cese a la represión y la necesidad de cambios en el país para el retorno de la democracia.

Desde su 2da. llegada al poder en enero de 2007, Ortega se ha dado a la tarea de desmantelar las instituciones democráticas, controlar la Policía, el Ejército, y crear grupos parapoliciales encargados de asesinar, perseguir y secuestrar a los nicaragüenses que demandan cambios en el país.

“En un esfuerzo desesperado por aferrarse al poder, Ortega y sus matones han seguido reprimiendo la libertad de expresión y las manifestaciones pacíficas. Estados Unidos ha respondido al llamado del pueblo nicaragüense y continuará haciéndolo en apoyo de las necesarias reformas electorales y de derechos humanos”, añadió la congresista.

Los sancionados

Los grupos paramilitares están integrados por la Juventud Sandinista, el brazo del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), y escuadrones de la muerte a manos de la Policía Nacional. Esa información forma parte de los argumentos de la Casa Blanca para designar sanciones contra la esposa de Ortega y vicepresidente de Nicaragua, Rosario Murillo, y Néstor Moncada Lau, asesor presidencial, anunciadas el 27/111, por medio de una Orden Ejecutiva.

En ese sentido, la legislación ha sido creada exclusivamente para sancionar los vejámenes y crímenes de la dictadura de Daniel Ortega, y se convertirá en la 3ra. herramienta de sanciones a emplear por la administración contra Ortega, funcionarios del régimen y sus colaboracionistas, nacionales y extranjeros involucrados en la represión directa o a través de apoyo financiero, o tecnología.

Sancionar dictadura

La Ley Nica se convertirá en sanciones más fuertes que la Ley Global Magnitsky Act (Glomag), porque incluye sanciones individuales a nacionales y extranjeros involucrados en la represión desde abril de 2018, y establece restricciones al régimen para acceder a los créditos de la banca internacional. El fin es prevenir que dichos fondos sean empleados en la represión contra el pueblo nicaragüense.

Efectos grave sobre economía

Diferentes economistas consultados consideraron que una vez aplicada la Nica Act los préstamos que Nicaragua tiene aprobados con los organismos multilaterales (Banco Mundial (BM), Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID); e incluso algunas agencias ligadas a estos organismos) estarían en “grave peligro” de que se pierdan.

La única forma de acceder a los recursos de los multilaterales, contemplado en la Nica Act, es en caso de “emergencias económicas”, necesidades humanas básicas y para la promoción de derechos humanos y democracia.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario