DESINFORMACIÓN EN EL 'CASO MALDONADO'

Demasiado obvio, 'Marquitos': El informe que jamás compartirán los trolls

Tanto el diario Clarín, como su política preferida, Elisa Carrió, y el Jefe de Gabinete Marcos Peña deberían comenzar a tomarse en serio sus roles. Todos ellos fueron escrachados en un lapidario informe elaborado por la agencia rusa de noticias 'RT' -que incluyó en sus críticas a la periodista Silvia Mercado, de Infobae, por su accionar durante los 78 días en que Santiago Maldonado permaneció desaparecido.

El informe realizado por la agencia de noticias Russia Today (RT) es atrapante.

Es que su versión en Español preparó un compilado de notas y tuits con los que se buscó convertir en culpable a quien en ese momento estaba desaparecido a manos de la Gendarmería:

Entre quienes aparecen en el video, Clarín es uno de ellos con títulos como "Hay un barrio de Gualeyguachú en donde todos se parecen a Santiago"-. También, la periodista Silvia Mercado, que tuiteó: "Una enorme pena que haya muerto. Podía no haber pasado si él no estaba cortando rutas".

Otro caso es el de Elisa Carrió, quien se refirió a Walt Disney para hablar de Maldonado. Pero tampoco dejan afuera el trabajo día a día de los trolls macristas, que responden a la jefatura de Gabinete de Marcos Peña.

Realmente, una pena que en tiempos de 'Cambios' la Argentina esté atravesando por este tipo de operaciones, cuyo broche de oro lo acaba de poner el juez de la causa Gustavo Lleral, desmintiendo por completo la existencia del 'Testigo E', lanzado por "El gran diario argentino".

Aquí, la desgrabación del informe de la periodista Inna Afinogenova. Así es como nos ven desde el exterior (y luego Mauricio Macri pide seriedad para cambiar la imagen del país y así tentar a inversores):

Si es cierto que las redes sociales son un reflejo de la sociedad, Argentina tiene mucho de qué preocuparse

El diagnóstico de la sociedad argentina, no puede ser más pesimista. Y el caso Santiago Maldonado es la principal prueba.

Desde la desaparición del joven de 28 años el pasado 1 de agosto, durante una protesta mapuche reprimida por la Gendarmería, en las redes sociales hemos asistido a un impúdico desfile con lo peor del ser humano.

Justificaciones, teorías sin fundamento, acusaciones contra la víctima, rumores y las más grotescas elucubraciones sobre supuestos planes orquestados en la sombra por oscuros intereses en los cuales el joven artesano no era más que un instrumento.

No quedó por fuera ninguna de las muchas maneras en las que se puede abordar de forma rastrera un caso como este.

Y si alguien buscaba refugiarse de tanta bajeza, recurriendo a los profesionales de la prensa, lo que se encontraba era aún peor: con menos pruebas, acusaciones más graves, teorías más descabelladas y encima, todo presentado con el aura de una investigación periodística realizada por expertos en la materia.

Lejos de apaciguar los golpes bajos y abrir un período de reflexión, la aparición del cuerpo de Santiago, 78 días después, redobló las miserias: desde que el cuerpo lo tenían retenido los enemigos del gobierno, pasando al "porque él se lo buscó" por cortar carreteras, hasta comparaciones no ya indignas de un cargo público, sino directamente de un ser humano.

(Recorte Los Leucos con Elisa Carrió sobre su comparación con Walt Disney).

Ni siquiera entonces hubo contención, así sólo fuera por respeto hacia su memoria y sus familiares.

Expepciones hubo durante estos casi tres meses, tanto en prensa como en redes sociales y es ahí donde se asoma la esperanza. Una esperanza muy necesaria porque, con la desaparición y muerte de Santiago, no sólo quedó enlutada una familia argentina sino buena parte de la sociedad argentina demostró que, al igual que hace 40 años, estaría dispuesta a mirar para otro lado, tolerar e incluso justificar el luto de muchas otras.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario