MEDELLÍN, EL FINAL

82 años sin Carlos Gardel

A las 15:05 del 24/06/1935, en Medellín, Colombia, se estrelló en un pista del aeródromo Olaya Herreral el avión trimotor Ford matrícula F-31 de la empresa Servicio Aéreo Colombiano (SACO) en que viajaban, entre otros, Carlos Gardel, Alfredo Le Pera y los guitarristas del cantante. El informe pericial finalizado el 01/02/1936, fue redactado por el capitán aviador militar Jorge Méndez Calvo, y por los ingenieros civiles Luis Gómez Grajales y Leopoldo Monroy. Ellos concluyeron que el aparato rodó hasta la cabecera sur del aeródromo, iniciando la carrera de despegue, que en un principio, fue normal, pero luego la trayectoria de la aeronave tuvo un brusco desvío a la derecha, chocando con otro avión Ford, de la empresa Sociedad Colombo Alemana de Transportes Aéreos (Scadta) denominado Manizales, que esperaba a un costado de la pista, aproximadamente a 75 metros del eje de ésta. La tragedia provocó el mito: Gardel ingresó a la inmortalidad.

Carlos Gardel y su comitiva habían abordado un trimotor Ford matrícula F-31, de ala alta y tren de aterrizaje fijo convencional (rueda de cola). De fabricación norteamericana modelo 5-AT-B, equipado con motores Pratt & Whitney, Wasp B de 420 hp.

El peso máximo de despegue de la nave era de 6.237 kilos, y en el día del accidente alcanzaba un peso estimado de despegue de 6.182 kilos, 55 kilos inferior al máximo permitdo y con un centraje un poco atrasado por la ubicación de 2 valijas muy grandes pertenecientes a Gardel y cintas de una película en la parte trasera del compartimiento de pasajeros del F-31.

La otra aeronave, el Manizales, también era un trimotor Ford de características parecidas aunque de diferente modelo. Y se hallaba esperando en tierra. Ambos aviones eran totalmente metálicos, de chapa acanalada, sus asientos eran de esterilla y no contaban con cinturones de seguridad.

El piloto Ernesto Samper Mendoza recientemente había traído la flamante aeronave volando desde USA, y junto a él, en la cabina, se encontraba Willis Foster, un aprendiz de mecánico de escasa experiencia. Pero para la operación de este avión se necesitaba sólo un piloto.

La tripulación del Manizales estaba encabezada por el piloto Hans Ulrich Thom, de nacionalidad alemana, también experimentado y apto para su misión. Lo acompañaba en la cabina el mecánico Hatmann Fuerst, que tenía experiencia en la operación del avión.

El aérodromo Olaya Herrera no contaba con un servicio de control terrestre. El control de cada aeronave era realizado por cada empresa mediante señales visuales. El F-31 que llevaba a Gardel fue autorizado por gente de su empresa a ingresar en pista y dirigirse a la cabecera. La elección de la cabecera para el despegue fue hecha por el propio piloto Samper Mendoza.

El Manizales, en tanto, fue autorizado a aproximarse a la pista a la espera del despegue del F-31.

Para despegar, el piloto debía recibir la autorización por medio de una bandera verde agitada por un auxiliar de la empresa. Para suspender toda la operación, se agitaba una bandera roja.

La Historia De La Muerte De Carlos Gardel

Tras poner en marcha el avión, Samper Mendoza inició su rodaje a la pista, y antes de entrar en ésta probó los 3 motores sin encontrar ninguna novedad. Luego se dirigió hacia la cabecera sur en la que permaneció cerca de 5 minutos, en los que probó los motores mientras esperaba la indicación para despegar.

Mientras tanto, el avión Manizales se había puesto en marcha deteniéndose muy próximo al borde de la zona de despegue, a 75 metros del eje de la pista, con rumbo sur, a la espera del despegue del F-31.

El avión de Gardel giró a 32 metros de la cabecera sur, y recibió la señal de despegue mediante una bandera verde, pero justo antes de iniciar el despegue recibió la señal de bandera roja por el desplazamiento del Manizales.

Luego esta aeronave se detuvo, y apareció nuevamente la bandera verde para el avión de Gardel, que inició el decolaje.

"Primeramente, éste experimentó un ligero desvío a la izquierda que fue corregido, pero aproximadamente a 450 metros el avión realizó un pequeño salto y un brusco desvío a la derecha muy cerca de los 25º, dirigiéndose entonces hasta donde aguardaba el Manizales. Ya próximo, levantó las ruedas principales alrededor de 90 cm del suelo, con la rueda de cola tocando la tierra. Tras recorrer cerca de 176 metros desde el punto de desvío y a 75 metros del eje de la pista, con el ala derecha apenas levantada, el F-31 de Gardel chocó con el otro avión de Scadta prácticamente de frente, impactando su motor central con la raíz del ala derecha del Manizales, y el motor izquierdo del F-31 con el motor derecho del otro avión. Debido al impacto, ambos aviones giraron en el sentido de las agujas del reloj, originándose un incendio que destruyó a ambas, provocando la muerte de las tripulaciones y de casi la totalidad del pasaje, empezando por el mismo Carlos Gardel", explicó el comodoro Luis Eduardo Ortiz, quien estudió el informe pericial.

El avión de Gardel había recorrido 608 metros desde el inicio de la carrera de despegue, y le restaban todavía 289 metros de pista disponible. Ortiz: "Aunque no hubiera chocado con el Manizales, había posibilidades de que se le hubiera acabado la pista, y su despegue podría haber sido comprometido o muy ajustado".

Ortiz: "Por su ubicación en el avión F-31 en el momento del choque, Gardel pudo no haberse dado cuenta de nada y haber salido despedido de su asiento muriendo por el impacto o en el incendio inmediato. Por la rapidez de la maniobra que precedió al choque de los aviones es muy probable que los pasajeros no tuvieran idea precisa de lo que estaba ocurriendo".

Aquel 24/06/1935 en Medellín (Colombia), murieron 17 personas, 10 entre los ocupantes del avión de la SACO, y 7 del aparato de Scadta que esperaba para despegar.

En el avión de SACO murieron Carlos Gardel, Guillermo Barbieri, Alfredo Le Pera, José Corpas Moreno, Alfonso Azzaf, Angel Domingo Riverol, Ernesto Samper Mendoza (el piloto de la nave), el radiooperador Willis Foster, Celedonio Palacios (empresario chileno) y Henry Swartz (promotor de espectáculos).

¿Qué ocurrió el día que murió Gardel?

Assaf y Riverol fueron atendidos, pero murieron posteriormente como consecuencia de sus heridas.

Sobrevivieron a la tragedia el guitarrista José María Aguilar; el secretario personal e intérprete de inglés de Gardel, el catalán José Plaja; y un jefe de tráfico de la empresa Saco, Grant Flynn.

La pista tenía una longitud de alrededor de 915 metros. Su superficie era de pasto y estaba orientada de Norte a Sur. El estado de la misma era bueno, aunque en el día del accidente estaba ligeramente húmeda. Aquel día, la visibilidad y el techo no presentaban restricciones para la operación de los aviones.

El problema fue el viento, de una intensidad variable entre 4 y 5 de la escala Beaufort, con una velocidad de entre 20 y 30 km/hora proveniente del sector sudsudoeste, con un ángulo de 30 a 45 grados con respecto a la pista; y la marcha/contramarcha por la proximidad del otro avión.

Ortiz: "El accidente se debió al desvío de la trayectoria de despegue y el choque con otra aeronave estacionada próxima a la pista. Durante la carrera de despegue, el piloto perdió el control de la aeronave, a causa de la corrección por la componente transversal del viento e irregularidades en la superficie de la pista (debidas tal vez a las lomitas levantadas por los arreglos del drenaje), que provocaron el despegue momentáneo del tren de aterrizaje del suelo. La distancia recorrida se había prolongado por una componente importante de viento de cola desde la izquierda, cuya corrección por el piloto extendió aún más la carrera de despegue. A estos factores se sumaban la presencia del Manizales muy cercano a la pista y la superficie de la misma en estado deficiente."

Carlos Gardel despedida en Bogotá del vuelo a Medellin - Cali

Gardel

Él fue el primero en darle voz al tango en la Argentina, con un papel esencial en el desarrollo y difusión del tango.

Por mucho tiempo se vivió una gran interrogante, ¿era Charles Romuald Gardes, hijo de Berta Gardes, un francés nacido en Toulouse en 1890?, o ¿era un vecino uruguayo nacido en 1887 en Tacuarembó? Después de más de 10 años de misterio, un grupo de investigadores pudo conseguir la partida de nacimiento del cantor, confirmando que él había nacido en el continente europeo.

Charles y su madre llegaron a la Argentina en 1893, sólos pero juntos, cuando el tenía apenas 2 años y comenzaron a vivir en diferentes habitaciones de conventillo que alquilaban en el barrio del Abasto y luego en San Nicolás.

Cursó sus estudios hasta el 2do. año de la secundaria, cuando abandonó el colegio San Estanislao en 1906, después de haber terminado el primario en el San Carlos.

No fue hasta el 1923 que Gardel se hizo argentino, y 4 años después pudo comprar una casa propia en el barrio del Abasto donde se mudó con su madre.

Charles pasó a ser Carlitos, un muchacho despierto, pillo, simpaticón e irascible, que se había formado en la calle trabajando de changas, y cantando en reuniones familiares o en las esquinas. El tango estaba causando furor en París, y sus intérpretes regresaban con los bolsillos llenos. Él cambió la s final de su apellido por una l y el joven Gardel probó suerte en algunos cafés de la zona, presentandose como "El Morocho".

En 1910 , fue invitado por primera vez por "El Tanito", como le decían a José Oriente y por "Daquita", Domingo Vito, a integrarse a la barra del café O'Rondeman, de Agüero y Humahuaca, propiedad de los hermanos Traverso y al poco tiempo era el número artístico del café.

Carlos Gardel "Por una cabeza"

Por aquel entonces todavía no cantaba tango, sólo lo bailaba, pero su pasión por el canto lo llevó al folklore que interpretaba junto al payador, José Betinotti, quien le daría su famoso apodo, "El Zorzal Criollo".

En 1911 José Razzano se unió al dúo que Gardel ya tenía junto a Francisco Martino. Después llegó el cuyano Saúl Salinas. Juntos, hicieron una gira bonaerense. En diciembre de 1913, se desvincularon Martino y Salinas, quedando el "Dúo Nacional Gardel-Razzano". Debutaron en el Cabaret-Restaurant Armenonville.

El 08/01/1914 el dúo debutó en el Teatro Nacional de Buenos Aires e inició una cantidad de shows por todos los teatros porteños y de Rosario, Córdoba y Santa Fe.

En 1915 cruzaron el charco por 1ra. vez, debutando en Uruguay y de ahí a Brasil.

En abril de 1917 hizo su primera aparición cinematográfica, protagonizando el film mudo, "Flor de Durazno" y su 1ra. gira por Chile.

En 1921 se sumaron al dúo los guitarristas José Ricardo y Guillermo Desiderio Barbieri, y en 1923 los 4 iniciaron una gira por Mar del Plata, Montevideo, Brasil y España, cruzando el Atlántico por primera vez.

En 1924 el dúo cantó por última vez en la ciudad santafesina de Rafaela. Razzano sufría de una enfermedad en la garganta, y dejó el canto. Gardel comenzó su carrera como solista en Europa.

A mediados de 1929, regresó a Buenos Aires con fama y gloria, pero lo mejor todavía estaba por venir, con sus famosos cortometrajes musicales.

Entre 1931 y 1932 realizó giras por toda la Costa Azul, Italia, Londres, París, Viena, Berlín y Barcelona y conquistó el mercado musical y cinematográfico de USA, contratado por el estudio de cine Paramount para protagonizar algunas peliculas y grabando varios discos, también por la cadena de radio NBC, de Nueva York.

De las 800 grabaciones durante sus 20 años de carrera, la última sería el 06/11/1933, con la canción de Eduardo Pereyra y Enrique Cadícamo, "Madame Ivonne". El 07/11/1933 cantó por última vez en Buenos Aires

En abril de 1935, Gardel decidió emprender la que seria una de sus más grandes giras por Puerto Rico, Venezuela, Aruba, Curaçao, Colombia, Panamá, Cuba y México, pero el 24/06/1935, en la cima de su carrera, todo terminó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario