FUERTE REPUDIO POR VANDALISMO

Después del 'Tetazo': ¿Las mujeres son todas de izquierda?

Luego de una jornada de tensión en inmediaciones del Obelisco y puntos importantes de Mar del Plata, Rosario, Salta y Córdoba, entre otros, para reclamar por la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer, en las redes se encendió un nuevo debate: ¿Hasta qué punto la izquierda representa al conjunto de las mujeres y hasta qué punto, con este tipo de medidas y comportamientos, representa sólo a un reducido grupo que a su vez representa una línea político-partidiaria?

Es evidente que la manera de comunicarse que utiliza la izquierda necesita un cambio profundo. Si bien los temas resultan interesantes y abren varios frentes de debate en la mesa chica de cada argentino, sus estrategias generan rechazos importantes en las urnas.

Es cierto que, tal como lo plantean puertas adentro, la sociedad no está preparada o "actualizada" para cambiar ciertos hábitos que se conservan de generación en generación. Allí, mucho peso tiene la religión, la cultura e incluso la ideología política, que también deben ser respetadas por el conjunto de la sociedad. Las personas, por lo general, se muestran bastante reacias a los cambios bruscos que plantea este sector de la política, como el caso de la despenalización del consumo de marihuana o que las mujeres caminen libremente por la calle sin protección en sus partes íntimas.

Es innegable que la sociedad se debe un debate serio para el respeto hacia la mujer. De hecho, lo reclama. Incluso las mujeres, quienes en las redes fueron las primeras en protestar por la manera en que se llevaron a cabo los acontecimientos del pasado martes 7 de febrero en inmediaciones del Obelisco. Allí, un grupo de mujeres comenzó a repudiar la presencia de hombres por considerar que estaban no para apoyar la iniciativa, sino para mirar tetas. Pero muchas de ellas también remarcaron que era importante ser acompañadas por hombre, ya que hablaría de una madurez que hoy no existe, según entienden.

Minutos más tarde, el mensaje de la protesta quedó de lado y muchos dieron por cerrado el debate cuando un grupo de feministas comenzó a agredir a la policía y a destrozar lo que es propiedad del Estado.

Una vez más, la izquierda ganó aún más rechazo y sumo opositores en vez de adherentes.

Mientras tanto, transcurrida la tensión, el debate continúa en las redes, donde ganan por mayoría los mensajes en contra y quienes le sumaron humor, tratando de ridiculizar la marcha:

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario