ELECCIONES EN USA

Encuestadores, no lo tomen a mal pero... ¿no habría que buscar otro laburo?

El promedio de las encuestas electorales en USA, que compiló casi a diario la web RealClearPolitics, le concedía a Hillary Clinton una ventaja, estrecha pero concreta, sobre Donald Trump. Si el resultado final es el que exhibe CNN (289 electores para Trump y 218 para Hillary), ubica una brecha enorme entre los trabajos de investigación de opinión pública y la realidad. Comienza a especularse con una complicidad entre los encuestadores y los medios para inducir a la opinión pública antes que para conocer su voluntad preelectoral.

El resultado electoral estadounidense es muy contundente a favor de Donald Trump. Podría hablarse de paliza a Hillary Clinton. Esta composición del Colegio Electoral, obtenida de la pantalla de la CNN, casi al mediodía del miércoles 09/11, no deja lugar a dudas:

 

No se entiende cómo las encuestas no anticiparon un fenómeno tan amplio, y posiblemente tan verificable en la opinión pública.

Cabe preguntarse dónde se hicieron las encuestas, cuáles fueron las metodologias que siguieron, cómo se determinaron los universos encuestados.

El resultado es explosivo para la credibilidad del sistema de encuestas, y también puede haber promovido la confusión editorial de los medios de comunicación asociados o comprometidos con determinados encuestadores.

De lo contrario cabría especular con una suerte de complicidad de encuestadoras y medios de comunicación para intentar torcer la tendencia de la opinión pública, a partir de una desinformación o una manipulación de la información.

En cualquier caso, el promedio de las encuestas difundidas en la web RealClearPolitics el lunes 07/11 concedía a Hillary Clinton una ventaja de 4 puntos promedio sobre Donald Trump.

Por supuesto que era una ventaja leve, y anticipaba una elección reñida, con un resultado complicado porque la diferencia podía coincidir con el margen de error técnico posible.

Sin embargo, no fue un comicio reñido sino totalmente favorable a Trump, quien ganó en ciudades y estados que las encuestas afirmaban que él perdería.

Por lo tanto, entra en crisis no sólo el sistema de encuestas como mecanismo de anticipo de conductas y preferencias de los electores, sino también como verificar de tendencias.

En definitiva, los sistemas de encuestas acaban de fallar en el Reino Unido con el plebiscito sobre la permanencia o no en la Unión Europea, y que ganó el Brexit; y el plebiscito sobre el plan de paz en Colombia, cuyo resultado rechazaron los ciudadanos.

Sin embargo, tanto en el caso del Reino Unido como en el de Colombia, se explicó que eran justificables los errores porque eran consultas populares no vinculantes y de voto no obligatorio. Entonces, aunque una mayoría pensara algo, si sólo iba a las urnas la minoría que pensaba lo contrario podía ganarle a la mayoría.

En USA, en cambio, fue mucha gente a votar. Existió una participación que en algunos estados fue muy elevada, y hasta se tuvo que extender la apertura de las mesas electorales.

Entonces, a muchos se les han quemado las teorías y los papeles. En el caso de los líderes políticos argentinos que dependen tanto de las encuestas, tendrán que repensar su estrategia porque puede ser que lleguen a conclusiones erradas. El uso de las encuestas para llegar a conclusiones de qué opina la gente está en entredicho. Obvio que esto también va para los medios y los periodistas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario