TRIPLE CRIMEN GENERAL RODRÍGUEZ

Un barra cercano a Aníbal F. declaró que lo contactaron para matar a Lanatta

Luego de que Martín Lanatta declarara que “Aníbal quería buscar gente para eliminarme”, Ramiro Bustamante -detenido en el penal de Ezeiza y barrabrava de Quilmes- se presentó ante la jueza María Servini de Cubría y dijo que Osvaldo Becerra, ex jefe de la barrabrava de Quilmes, y Marcelo Mallo, de Hinchadas Unidas Argentinas, le habían ofrecido realizar ese 'trabajo'. Luego, sobre el Triple Crimen de General Rodríguez, afirmó: “lo único que sé es que en Quilmes se comenta que fue la mafia de Aníbal”.

El líder de los Indios de Kilmes, la barra del club Quilmes, Ramiro Bustamante, declaró días atrás ante la jueza federal María Servini de Cubría, que investiga el tráfico ilegal de efedrina así como el triple crimen de General Rodríguez, y aseguró que fue contactado para matar a Martín Lanatta, ofrecimiento que declinó.

Bustamante había sido citado porque Lanatta - uno de los condenados por el triple crimen de General Rodríguez- había dicho que el ex jefe de Gabinete había contactado gente suya para eliminarlo en la cárcel años atrás. "Acá se encuentra detenido un muchacho que era del entorno de Aníbal, me comenta que quería buscar gente para eliminarme", declaró (ver nota relacionada).

Bustamante, actualmente preso en el módulo 3 de Ezeiza, dijo que Osvaldo Becerra, ex jefe de la barra brava de Quilmes, y Marcelo Mallo, ex líder de Hinchadas Unidas Argentinas, le hicieron el ofrecimiento para matar a Lanatta. Según detalló, fue en una reunión en 2009 o 2010, en la casa de Mallo "atrás del Jumbo de Quilmes" y él lo rechazó.

Además, contó sobre sus contactos varios con Aníbal Fernández, y recordó que en una ocasión, éste le "ordenó hacer una nueva reunión con Marcelo Mayo porque querían hacer algo de las pintadas" en referencia a propaganda política callejera.

Tal cual explicó a raíz de su contacto con Aníbal (“yo voy de chiquito a la cancha, a Aníbal lo conozco de chiquito”, explicó) fue que consiguió "el manejo de la cancha y esas cosas" y que tiempo después se alejó por diferencias políticas y empezó a tener contacto con "el hijo de Meiszner".

No obstante, detalló que luego entró en conflicto con Meiszner, y le trajo como consecuencia que Marcelo Mallo le "moviera" una causa por robo y termine preso.

Según dijo, su familia le pidió "una mano" a Aníbal y luego consiguió tener arresto domiciliario.

También refirió a un episodio donde "la gente de Mallo" le pegó 6 tiros por una interna y que lo creían muerto pero que logró salvar su vida.

"A mi nadie me protege, mi casa me la tirotearon toda, me hicieron causas", se lamentó Bustamante.

Por último, respecto al triple crimen de General Rodríguez de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, el testigo dijo: "lo único que sé es que en Quilmes se comenta que fue la mafia de Aníbal".

En tanto, dijo que el ahora ex jefe de Gabinete "siempre le daba laburos al Faraón" en referencia a Marcelo Melnyk, este último investigado por colaborar en la triple fuga del penal de General Alvear de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci.
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario