TENDENCIA Y DEBATE

Yahoo! no cree pero el teletrabajo es irreversible

Según los últimos datos de la consultora estadounidense International Data Service (IDC), compañía radicada en Massachussetts especializada en analizar las tendencias del mercado en tecnología, telecomunicaciones y tecnología de la información, antes de que finalice 2015, es decir, en menos de año y medio, el 37,2% de la población mundial activa -más de un tercio- trabajará de forma remota, especialmente en Asia. Sin embargo, la jefa de Yahoo!, Marissa Mayer (ex ejecutiva de Google), decidió que todos los empleados deberán ir a la oficina para "sentir la energía y la emoción" del trabajo en equipo, según un documento interno publicado por The Wall Street Journal.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El teletrabajo tiende a ir a más a pesar del bache actual”, señala Oriol Amat, catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) y consejero de la española Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). “En organismos públicos de ámbito estatal el teletrabajo está aumentando”, afirma el profesor, quien apunta que de los 427 empleados de la CNMV, 39 participan en programas de teletrabajo.
 
El modelo tradicional, el que responde al esquema de 9 a 5 entre las 4 paredes de una oficina, lleva funcionando muchos años para muchas personas y para muchas empresas. No ha llegado su fin, ni mucho menos. 
 
Sin embargo, la penetración de las nuevas tecnologías en el ámbito laboral y la posibilidad de comunicarse instantáneamente a través de diferentes canales y medios brinda la oportunidad de cambiar radicalmente este paradigma, desligarse del puesto físico de trabajo en un centro concreto y realizar la actividad profesional desde casa o desde la ubicación que el empleado desee.
 
Este fue el camino que emprendió la compañía tecnológica Yahoo! hace unos años. Sin embargo, el pasado febrero, la CEO de la empresa, Marissa Mayer, tomó la controvertida decisión de ordenar la vuelta a la oficina a sus teletrabajadores (200 de una plantilla de 13.000), medida que fue ampliamente criticada desde diversos sectores y que reabrió el debate del teletrabajo.
 
Curioso por Mayer es una ejecutiva de Google, que tiene una política favorable al teletrabajo.
 
El teletrabajo crece en el mundo, se promociona como una forma de administrar mejor la vida laboral y familiar y de reducir los costos de transporte y la contaminación, pero Yahoo relanzó el debate sobre este esquema laboral en USA.
 
"La velocidad y la calidad suelen a menudo sacrificarse cuando se trabaja desde casa. Necesitamos ser un Yahoo unido, y eso empieza por estar físicamente juntos", dijo Marissa Mayer.
 
"No discutimos asuntos internos", respondió un portavoz del grupo cuando fue consultada al respecto. "Esta no es una visión general del teletrabajo, se trata de lo que está bien para Yahoo ahora".
 
El grupo va en contravía de la tendencia general. Entre 2007 y 2012, el porcentaje de empresas estadounidenses que permiten a sus empleados trabajar de forma flexible, incluso desde el hogar, aumentó de 48 % al 53 %, según la Sociedad para la Gestión de los Recursos Humanos (SHRM).
 
Y según un informe de 2011 del Departamento de Trabajo, el 24 % de los trabajadores estadounidenses trabajan por lo menos un par de horas a la semana desde su casa.
 
En la empresa de equipos de telecomunicaciones Cisco, que desarrolla redes privadas virtuales (VPN) utilizadas para proteger el acceso remoto a la red corporativa, el empleado promedio trabaja a distancia un promedio de dos días a la semana.
 
En IBM, el 29 % de los 128.000 empleados en todo el mundo participan en un programa de trabajo flexible o en casa. El grupo de informática considera que la reducción de los desplazamientos entre el hogar y la oficina en 2011 permitió ahorrar 24 millones de litros de gasolina y 50.000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono solamente en Estados Unidos.
 
El teletrabajo "es particularmente importante en el sector de la tecnología", donde las empresas buscan "reclutar y retener a los mejores y más brillantes", dijo Cindy Auten, jefa de Mobile Work Exchange, una organización que promueve el teletrabajo.
 
Permitir el trabajo en el hogar es a menudo una necesidad, aceptado por el 85 % de los empresarios identificados entre los "mejores lugares para trabajar", dijo.
[ pagebreak ]
 
El multimillonario británico Richard Branson dijo en Twitter estar "perplejo por la decisión de Yahoo! de abandonar el teletrabajo. Den a las personas la libertad de trabajar donde quieran, y se destacarán", argumentó.
 
"Hay grandes beneficios en el teletrabajo y hay empresas que necesitan hacer más trabajo a distancia", pero Yahoo está en una situación particular, "debe volver a sus raíces", dijo John Challenger, de la firma de consultoría Challenger, Gray and Christmas.
 
Sin embargo, Yahoo, que debe innovar para impulsar su crecimiento, probablemente no podrá impedir completamente que sus empleados hagan parte de su trabajo en su domicilio, advirtió el analista.
 
"Algunas personas siempre han trabajado desde casa", dijo. "Y ahora la tecnología les permite trabajar los fines de semana, noches o días festivos. No hay fronteras entre el trabajo y el hogar", explicó.
 
El teletrabajo empero no es necesariamente una panacea para los empleados: según el Departamento de Trabajo, éstos suelen trabajar más en casa que en la oficina, realizando horas extras no remuneradas.
 
"La posibilidad de que los empleados trabajen desde su casa en realidad puede permitir a los empleadores aumentar sus expectativas sobre su disponibilidad en las noches y los fines de semana, y dar lugar a días y semanas laborales más largas", señaló en su informe en 2011.
 
José Ramón Pin, economista y profesor en el Iese, también opina que “la tendencia de fondo es que aumentará el teletrabajo en España”. Pin lo argumenta señalando que los transportes, la conciliación entre el trabajo y la familia, la facilidad de comunicación entre personas por la tecnología y el aumento de los autónomos convertirá el trabajo a distancia a largo plazo en un “arma indispensable para las economías”.
 
Sin embargo, el trabajo en remoto también tiene sus aspectos negativos. Para Àngels Valls, investigadora del español Instituto de Estudios Laborales de ESADE, sus puntos negros están en el alejamiento de la persona en la organización y en su aislamiento. “Se ha llegado a la conclusión que en los encuentros informales se generan conexiones entre las personas que difícilmente aparecen cuando se trabaja en remoto, algo que beneficia a la organización”, apunta la profesora. El aislamiento del trabajador con la organización y el llamado síndrome del pijama son otros de los aspectos negativos asociados al trabajo en remoto. Asimismo, según los expertos, el principal riesgo para los teletrabajadores es la escasa promoción dentro de la organización.
 
Pin, por su parte, se pregunta quién se hace responsable en caso de un accidente laboral de un teletrabajador en su domicilio. “Es algo que deben resolver los convenios concretos”, apunta. En la última reforma laboral (Real Decreto Ley 3/2012, de 10 de febrero) se incluyó un apartado específico para el teletrabajo. Aunque todavía quedan lagunas, entre los aspectos más destacables, se equipara los derechos de los trabajadores presenciales con los de los teletrabajadores y obliga al empresario que contrate bajo esta modalidad a proporcionar los medios necesarios al empleado, entre otros aspectos.
 
¿Y aumenta la productividad con el teletrabajo? Según datos ofrecidos por un informe de la compañía tecnológica NetApp, el 87% de los directivos informan de un aumento de la productividad de entre el 5% y el 25% de los teletrabajadores respecto al empleado de oficina. Asimismo, también se señala en dicho informe que 25 horas trabajando desde casa equivalen a 40 horas en la oficina. Y otro dato más: el trabajador remoto medio dedica un 11% más de horas a trabajar que el oficinista convencional.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario