LAVAGNA, EX MINISTRO K, ALERTA

Kicillof tiene una (mala) idea: Desdoblar el mercado cambiario

La idea que comanda el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y su equipo técnico (llámese CENDA), se presentaría como una alternativa para ampliar el actual "cepo cambiario", que repudió el ex ministro de Economía de Néstor Kirchner, Roberto Lavagna: "se usó en los 50 y 60" frente a una economía mundial que "cambió mucho".

Una de las alternativas que estudian en el Ministerio de Economía para ampliar el actual "cepo cambiario" es la posibilidad de instrumentar un esquema de tipos de cambios diferenciales para algunos sectores con dificultades a la hora de exportar o con problemas de competitividad.

La idea de los equipos técnicos que comanda el viceministro de Economía, Axel Kicillof, ya fue expuesta el año pasado en un trabajo realizado por el CENDA, el centro de estudios que preside el funcionario.

Los subsecretarios que dependen de la Secretaría de Programación Económica y de Planificación, Augusto Costa, Emanuel Álvarez Aggis y Nicolás Arceo, están trabajando, según el diario 'El Cronista', desde hace tiempo sobre un diseño de modelo de tipos de cambio múltiples, que de alguna manera implicaría blanquear el actual escenario en el que coexisten un dólar oficial a $4,47 al que pocos pueden acceder, otro dólar paralelo o "blue", que cotiza a $5,25 y una especie de dólar financiero que alcanza los $5,60.

El esquema del cual es partidario Kicillof apuntaría a establecer un dólar barato para las importaciones, otro a un valor más alto para el sector exportador y por último un dólar más caro para el sistema financiero y el turismo.

Según la visión del centro de estudios que encabeza Kicillof, la modificación del actual sistema de tipos de cambio "probablemente sea la única forma de encauzar la heterogeneidad estructural que afecta al entramado productivo local, evitando incentivar las exportaciones con herramientas horizontales como el Tipo de Cambio Real Competitivo (TERCE) actual".

En la perspectiva del CENDA, la apuesta por los tipos de cambio múltiples, con un dólar "bajo" para los bienes de capital y los de consumo masivo y un dólar "alto" para proteger la industria sustitutiva e incentivar las exportaciones no tradicionales, "favorecería a la industrialización (tanto sustitutiva como exportadora), sin alimentar un proceso inflacionario".

Cerca del viceministro de Economía sostienen que para avanzar hacia la consolidación del proceso de industrialización "no se busca elegir entre un proceso de endeudamiento que sostenga la apreciación de peso frente al dólar o una maxidevaluación que la revierta".

Consideran, en cambio, la necesidad de articular un nuevo esquema de "diferenciación cambiaria" que, por una parte, "sostenga la protección a la industria sustitutiva y establezca un tipo de cambio exportador más alto para ciertos sectores de la industria", según afirman varios de los informes realizados por el CENDA desde 2006.

De cualquier forma la aplicación de tipos de cambio diferenciales supone la alternativa de que el Estado pueda apropiarse nuevas rentas a través de la aplicación de mayores retenciones a sectores favorecidos por el modelo para subsidiar con un tipo de cambio alto a los sectores mas desfavorecidos o que han perdido competitividad a lo largo de los años, concluye 'El Cronista'.

El ex ministro de Economía de Néstor Kirchner, Roberto Lavagna, cuestionó el endurecimiento del cepo cambiario aplicado por el gobierno y desaconsejó que una salida posible para la coyuntura pueda ser la aplicación de un desdoblamiento del mercado cambiario, modelo que, destacó, "se usó en los años 50 y 60", frente a una economía mundial que "cambió mucho". De todos modos, advirtió que frente "al cierre total y policial" de la compra y venta de dólares es una opción menos mala, aunque "como política de mediano y largo plazo no parece viable".

"Lo que puede pasar es lo que ocurrió otra vez, que es que se inicien procesos recesivos que afectan a sectores de ingresos bajos y de clase media. No estoy hablando ni remotamente de una crisis como la del 2001, pero sí una que para recuperarse lleva dos o tres años, sólo para volver al punto de partida", afirmó Lavagna, en declaraciones radiales, según 'La Nación'.

El ex ministro insistió con que a la Argentina la "rodean países que se la están arreglando mucho mejor que nosotros. Esta situación no viene de afuera, esto es local". Además, insistió con que "la gente necesita dólares por distintas razones, para viajar, para una operación inmobiliaria, y el Gobierno ha ido cerrando todas las bocas y donde no hay oferta y hay demanda, por lo que suben los precios".

Sobre la derivación del tipo de cambio en el resto de la actividad económica, alertó que "los precios empiezan a ser fijados hoy con el dólar paralelo", que está cada día más cerca de tocar los 5,50 pesos por unidad, que los $ 4,47 de la cotización oficial que mantiene el gobierno, bajo la celosa custodia de Guillermo Moreno.

"Hay una salida de capitales muy fuerte, muy clara, y cuando no la hay es porque no se puede realizar por las restricciones que pone el Gobierno. El año pasado salieron 23 mil millones de dólares que debieron haber ido a la inversión y a la creación de empleo", indicó.

Por su parte, el ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, dijo hoy que "el Gobierno cree que con la represión y restricción a la compra de dólares va a pesificar "de facto" la economía.

"Sin embargo, consigue todo lo contrario", señaló y dijo que de esta manera "se dirige a un callejón sin salida, ya que las restricciones generan un circulo vicioso al impulsar la consolidación de mercados paralelos, y estos a su vez más restricciones".

"El régimen de control de cambios mostró la debilidad mas importante de este modelo: la falta de dólares para cubrir los baches de la economía argentina. Ya habíamos señalado que las reservas no se pueden malgastar. El futuro nos trae más restricciones y estas profundizarán el estancamiento económico y el atraso cambiario", concluyó el economista. El ex funcionario dijo que "solo un programa económico solvente que fije parámetros a 4 años convocará dólares para inversión que el país necesita".

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario