YA HAY RIVAL PARA CHÁVEZ

Capriles: "Soy progresista, creo en el progreso"

El candidato presidencial de la Unidad, Henrique Capriles Radonski, calificó de “extraordinaria” la participación del pueblo venezolano durante las primarias de este domingo, e indicó que dicho proceso electoral “superó todas las expectativas”. Buen comienzo arrebatándole al chavismo las banderas de progresismo: "Soy progresista, creo en el progreso".

 

Con un eufórico "¡Arriba Venezuela!" salió Henrique Capriles Radonski y mostró su cara al país y a las miles de personas que se concentraron en la avenida principal de Bello Monte para celebrar el triunfo.
 
Tras haber ganado las elecciones primarias con un contundente 62% de los votos, Capriles Radonski se erige como el candidato unitario opositor contra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en los comicios presidenciales del 07/10.
 
Chávez es un militar retirado carismático que ya ha manifestado su intención de permanecer en el poder hasta el año 2031.
 
Ya candidato presidencial opositor, Henrique Capriles Radonski, cree que superar las 3 millones de personas participando el domingo 12/02 en las elecciones primarias venezolanas es un mensaje no solo al frente interno sino al mundo, de parte de un país que quiere fortalecer su democracia. 
 
"Por primera vez los venezolanos pudimos elegir nuestros candidatos y eso es un triunfo del país y su democracia. La experiencia para todos fue increíble. Apenas hubo el pronunciamiento sobre los ganadores los otros se sumaron, hoy el país amanece con otra realidad política: ayer ganó el futuro, un nuevo liderazgo, una nueva forma de hacer la política, un quiebre con el pasado y el presente", sostuvo en entrevista con Venevisión. 
 
"Soy un hijo de Dios, como lo somos todos, no soy un mesías ni pretendo serlo, soy un servidor público con un compromiso absoluto con el país. Soy progresista, creo en el progreso", agregó Capriles. 
 
"Nos espera mucho recorrido, llevar nuestra propuesta por todos los rincones de Venezuela para que los que creen en la gestión actual vean cuáles son las ideas que tenemos para salud, vivienda, educación, seguridad, empleo", agregó. 
 
"Vamos hacia el objetivo de ganar el 7 de octubre pero vamos a trascender ese objetivo porque no se trata solo de ganar el proceso electoral sino de gobernar bien a Venezuela. Que todas las riquezas que tiene el país se conviertan en oportunidades para todos. Mi partido es Venezuela, lo digo porque no se trata de cambiar el color rojo por el amarillo, sino de construir un modelo de país que nos permita progresar", anunció Capriles. 
 
Durante los casi 30 minutos que duró su discurso se encargó de dejar claro que su mensaje para el país estará enmarcado en la reconciliación de todos los venezolanos. "Yo les digo a todos: Prohibido fallar. Vinimos a construir el futuro de todos los venezolanos. No es la hora de la izquierda ni de la derecha. Si hay algo que me quita el sueño es unir a toda Venezuela. No hay espacio para el odio en este proyecto", expresó el actual gobernador de Miranda.
 
El agotamiento de la campaña para las primarias no hizo mella en Capriles, quien afirmó que a partir de hoy comenzará con toda la energía que tiene para ganarse la confianza del país, con miras a lograr una nueva victoria electoral en los comicios presidenciales.
 
"Mi partido se llama Venezuela. Un país que se lo comió una violencia que no diferencia a las personas, pero tenemos todo para avanzar. Estas piernas van a recorrer todos los barrios, caseríos y comunidades. Quienes no me conozcan, sépanlo, soy un servidor público. Mi partido es Venezuela. Cuando se hacen las cosas bien, pasan cosas buenas. La inmensa mayoría de los venezolanos quiere paz. Yo voy a Miraflores a construir un país", exclamó el candidato de la unidad.
 
“Queremos un país plural, por primera vez los venezolanos tuvimos la oportunidad de elegir a nuestros candidatos.  La experiencia para todos fue increíble (…) Hoy nuestro país amanece con otra realidad política. Ayer ganó el futuro, es un nuevo liderazgo y una nueva forma de hacer política. Hoy amanece una  Venezuela con una realidad completamente distinta”, indicó. 
 
El candidato presidencial de la Unidad agregó que “el poder es un préstamo” que otorga el pueblo, sin embargo, aclaró que éste tiene una fecha de vencimiento. 
 
“Nadie puede sentir temor de que en el país venga un cambio”, remató.
 
“Este momento que viene en Venezuela no es de la izquierda ni de la derecha. La mesa está servida para que le pongamos todo al futuro”, indicó.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario