Leído

HÁBITOS SALUDABLES

¿Cómo se fortalecen las defensas?: esto recomienda la ciencia

Mie, 17/06/2020 - 8:11pm
Enviado en:
Por Urgente24

Para mantener la salud en óptimas condiciones, es realmente indispensable ayudar al sistema inmunológico a que funcione. Por eso, existen algunos hábitos que debemos incorporar para mantener nuestras defensas altas, como también consumir ciertos alimentos, proteínas y minerales. Según indicó la Dra. Yufang Lin, del Center for Integrative Medicine en Cleveland Clinic, "el 80% del sistema inmunológico está en el intestino, así que cuando está sano, solemos ser capaces de combatir las infecciones más rápido y mejor".

¿Cómo fortalecer las defensas?
fortalecer.jpg
¿Cómo fortalecer las defensas?
Contenido

Con la llegada del COVID-19 y ahora con las bajas temperaturas, las personas se preocupan por mantener su sistema inmunológico en perfecto estado.

¿Cómo fortalecer las defensas? Estos son algunos pasos a seguir:

Realizar ejercicio diario: El ejercicio puede contribuir a la buena salud general y por lo tanto a un sistema inmunológico saludable. Por otra parte, promueve la eliminación de toxinas a través del sudor y facilita una buena circulación. Esto último permite que las células del sistema inmunológico tengan una mejor respuesta a los agentes extraños que entran el organismo.

Buena alimentación. Llevar una alimentación rica en vitaminas, minerales y polifenoles es fundamental. Por ejemplo, el aceite de oliva contiene polifenoles, con acción antioxidante y, por tanto, favorece la protección de nuestras células. Las verduras, frutas y hortalizas son la fuente mayoritaria e de vitaminas y minerales, micronutrientes esenciales en el metabolismo de nuestro cuerpo, incluidas las defensas. El pescado y la carne son necesarios en la dieta, ya que son ricos en zinc, nutriente esencial y clave para el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunitario.

"El 80% del sistema inmunológico está en el intestino, así que cuando está sano, solemos ser capaces de combatir las infecciones más rápido y mejor", explica la Dra. Yufang Lin, del Center for Integrative Medicine en Cleveland Clinic.

Lin recomienda que la gente se centre en un estilo de alimentación mediterráneo, lo que significa una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros y grasas saludables, que se encuentran en alimentos como pescados grasos, nueces y aceite de oliva.

"Este patrón de alimentación tiene un alto contenido en nutrientes como la vitamina C, el zinc y otros antioxidantes que, según se ha demostrado, ayudan a reducir la inflamación y a combatir las infecciones", explica.

Según un estudio publicado en Frontiers in Physiology en 2018, los adultos de 65 a 79 años que siguieron una dieta mediterránea, además de tomar un suplemento diario de 400 UI de vitamina D durante un año, mostraron pequeños aumentos en las células que combaten las enfermedades, como las células T.

Buen descanso. Dormir poco o mal puede volver a la persona más susceptible a las enfermedades, debido a que las funciones metabólicas normales pueden verse alteradas. Dormir la cantidad de tiempo adecuada (para cada persona es diferente, pero se calcula un promedio de entre 6 y 8 horas por noche) y tener un sueño de calidad puede ayudar al cuerpo a renovarse y a aumentar sus defensas naturales.

Consumir un mínimo de 10-12 vasos de agua por día para estimular el sistema inmunológico y expulsar toxinas.

Mantener una higiene óptima, lavándose las manos con frecuencia. Nunca morderse las uñas, ya que provoca la entrada de numerosas bacterias y microorganismos.

Prestar atención al estrés: investigaciones realizadas en Carnegie Mellon University indicaron que las personas estresadas son más predispuestas a desarrollar un resfrío común. En un estudio publicado en las actas de la Academia Nacional de Ciencias, se expuso a 276 adultos sanos al virus del resfriado y se los observó en cuarentena durante cinco días. Quienes estaban estresados tuvieron más probabilidades de producir citoquinas, moléculas que desencadenan la inflamación, y aproximadamente el doble de probabilidades de enfermarse.

Otro estudio del 2012 publicado en Annals of Internal Medicine examinó a adultos de 50 años o más y encontró que los que seguían una rutina diaria de ejercicios y/o practicaban la meditación consciente eran menos propensos a enfermarse de una infección respiratoria.

Para tener en cuenta: estas vitaminas fortalecen el sistema inmunológico

*La vitamina C es muy protectora en procesos virales y febriles en los cuales hay que ayudar al cuerpo a reactivar la maquinaria celular y bioquímica interna contra los microorganismos dañinos.

*La vitamina D se involucra en el proceso de fortificar los huesos, es especialmente importante los primeros años de vida en los cuales el crecimiento de los huesos debe ser óptimo. Además, favorece la nutrición de los músculos evitando la aparición de los síntomas y malestares asociados al cansancio y la debilidad muscular. Por último, es fundamental en la activación de las defensas.

*La vitamina E fortalece la piel, por lo que es muy importante para mantener sana a la primera barrera que protege al cuerpo contra la acción de los gérmenes. También tiene un elevado potencial antioxidante que permite la regeneración celular rápidamente.