Leído

MEDIO ORIENTE

Muertos y heridos mientras los kurdos resisten a Turquía, Trump se queda con los "Beatles" de ISIS

Jue, 10/10/2019 - 4:27pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Tras la retirada de las fuerzas estadounidenses en abandono de su aliado kurdo, el miércoles Turquía comenzó una ofensiva para ocupar 120 kilómetros de largo por 30 de ancho de territorio sirio lindante. Los soldados kurdos, principales aliados de USA en el combate contra ISIS, intentan aferrarse al enclave autónomo que han logrado establecer en los últimos años en el norte sirio. Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, 16 combatientes kurdos murieron en los ataques en los 2 días que lleva la ofensiva. Una de las principales preguntas que surgen es qué ocurrirá con los presos de ISIS, bajo custodia de los kurdos. Paradójicamente, cita AFP, a los kurdos les significaría una esperanza que varios presos de ISIS se escapen, activándose células dormidas, y el mundo se sienta compelido a reaccionar. Por las dudas, el presidente estadounidense aprovechó el caos para sacar de allí a Alexandra Kotey y El Shafee Elsheikh, presuntamente responsables de varios crímenes cometidos contra rehenes formando parte del grupo yihadista, para llevarlos "a un lugar seguro controlado por los Estados Unidos”.

Contenido

Al menos 16 combatientes kurdos (de las Fuerzas Democráticas Siras) han muerto al jueves 10/10 en Tel Abyad y Ras al-Ain, mientras la ofensiva turca en el norte sirio entra en su segundo día, reportó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. Otros 33 combatientes resultaron heridos.

Según las Fuerzas Democráticas Sirias, hasta el momento al menos 9 civiles kurdos han muerto a causa de los bombardeos.

 

La  llamada "Operación Fuente de Paz" comenzó el miércoles, tras la retirada de las tropas estadounidenses y el visto bueno del presidente Donald Trump. 

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha amenazado con enviar más de 3 millones de refugiados sirios a Eurpoa si el continente califica su operación en Siria como una "ocupación".

Según el ministerio de Defensa turco, en el segundo día, Ankara intensificó su campaña aérea y terrestre y pudo avanzar más profundamente hacia dentro del territorio sirio. Sin embargo, autoridades kurdas desmintieron que Turquía hubiese avanzado más, aduciendo que sus combatientes habían frenado una incursión terrestre cerca de la ciudad de Tel Abyad durante la noche.

El ministerio de Defensa turco dijo que solo estaba atacando lo que llamó objetivos terroristas, incluidos miembros de las milicias YPG (Unidades de Protección Popular, el brazo armado oficial del Comité Supremo Kurdo del Kurdistán sirio), que constituyen la columna vertebral de las Fuerzas Democráticas Sirias.

Sin embargo, explica Foreign Policy, videos e imágenes de civiles heridos, casas y sitios de rezo destruidos, lo desmienten. Asimismo recorren las redes sociales imágenes de mujeres y niños huyendo en vehículos. Al menos 13 civiles habrían resultado heridos en el conflicto, apunta FP.

 

 

 

Las Fuerzas Democráticas Sirias dijeron el jueves que los bombardeos turcos habían alcanzado una prisión donde hay miembros del Estado Islámico en la ciudad noreste de Qamishli. Miles de prisioneros de ISIS están bajo custodia kurda.

Recep Tayyip Erdogan busca tomar 120 kilómetros de largo y 30 de ancho de frontera siria, actualmente bajo control de los kurdos, para trasladar allí unos 2 millones de refugiados sirios actualmente en su territorio.

En los últimos años, Erdogan miró con nerviosismo la creación de un enclave autónomo kurdo junto a su frontera, explica The Washington Post. En particular le preocupan sus lazos con el PKK (Partido de los Trabajadores de Kurdistán, de Turquía).

USA y Turquía intentaron negociar un acuerdo que calmara sus preocupaciones, pero no fue posible. En el desenlace, Washington abandonó a su aliado kurdo y lo dejó a expensas de Erdogan.

Frente a la oposición de su propio Partido Republicano, el presidente estadounidense amenazó luego con destruir la economía turca si la operación no era conducida "de la manera más humana posible".

La única esperanza de los kurdos, apunta AFP, es que varios prisioneros de ISIS se escapen, activándose células dormidas del grupo yihadista, y el mundo se siento compelido a reaccionar.

En medio de la confusión de las primeras horas de la operación turca, USA se llevó a 2 detenidos sospechosos de haber formado parte de ISIS. Se trata de Alexandra Kotey y El Shafee Elsheikh, conocidos como los "Beatles" de ISIS, presuntamente responsables de varios crímenes cometidos contra rehenes y quienes habrían formado parte de un grupo de miembros británicos de ISIS. Así lo informó Trump, quien agregó que USA los había sacado "fuera del país y a un lugar seguro controlado por los Estados Unidos”.

Mientras tanto, el periódico estadounidense The Wall Street Journal publicó un artículo respaldando la decisión de Trump de soltarle la mano a los kurdos. En la nota, titulada "Turquía tiene quejas legítimas contra USA", citan los vínculos del YPG con el PKK. "El YPG tiene vínculos fundamentales con el PKK, y el aquel entonces secretario de Defensa, Ash Carter, lo confirmó en la reunión del Congreso en abril de 2016".