Leído

SE DISPARAN LOS PRECIOS

Con el mundo en recesión, todos acuden al amigo confiable: el oro

Mar, 14/04/2020 - 6:30pm
Enviado en:
Por Urgente24

El control de la economía a nivel internacional es una de las mayores preocupaciones y presiones que tienen en común todos los Estados detrás del colapso de los sistemas de salud. Es así que mientras los organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial aseguran que la economía se encuentra en una gran recesión solo comparable con la caída de la Bolsa en 190, y los países más ricos intentan encontrar una solución común, el oro es el único beneficiado de la situación de incertidumbre.

El precio de oro alcanza un pico máximo desde el año 2011.
Frente al Coronavirus, el precio de oro alcanza un pico máximo desde el año 2011.
Contenido

Al parecer, siempre que hay crisis e incertidumbre en los mercados financieros llega el momento de brillar del oro. Ya ocurrió a mediados del año 2019 cuando la economía norteamericana se despertaba todos los días con temor debido a lo que pasaría con la guerra comercial con China y la crisis en Medio Oriente. Sin embargo ahora la situación es aún más preocupante, y en consecuencia el crecimiento del oro es cada vez mayor, tocando un pico de casi US$ 1,800 la onza, algo que no se veía desde 2011. 

El refugio seguro para todas las naciones e inversionistas es la unidad de ahorro e inversión que dominaba siglos atrás donde el capitalismo y la globalización todavía no eran conceptos en discusión. Sin embargo es como ese viejo amigo al cuál siempre se vuelve cuando hay problemas y las personas no saben exactamente que pasos dar a continuación. "El viaje del oro ha sido bastante irregular hasta ahora, pero dado el contexto macro creemos que el destino sigue siendo más alto", explicó a Bloomberg, Joni Teves, estratega de UBS Group AG. 

Aunque lo sorprendente no solo es el precio alcanzado sino que también la velocidad con la que aumenta, teniendo en cuenta que en solo una jornada creció en un 0,17%. Esto por supuesto es una consecuencia directa de la recesión económica en la que ya se encuentra el mundo entero, por lo menos así lo anunciaron desde el Fondo Monetario Internacional este martes 14/04. Sin embargo eso no es todo ya que actualmente con los gobiernos y Bancos Centrales interviniendo en la economía de la mayoría de los países es más difícil para los inversores. 

Tengamos en cuenta que todas estas medidas impulsadas por orgnismos internos como la Reserva Federal de Estados Unidos inyectando 2,3 billones de dólares para apoyar la economía, o las inversiones de la Unión Europea, son consecuencia del Coronavirus y la posterior caída del consumo a nivel internacional ya que la gran mayoría de los habitantes del mundo se encuentran bajo una cuarentena obligatoria. Aunque los esfuerzos al parecer no serán suficientes ya que según el FMI: es inevitable que la economía no se contraiga hasta un 3%.

"Es muy probable que este año la economía mundial experimente su peor recesión desde la Gran Depresión, superando lo visto durante la crisis financiera mundial hace una década", explicó en el informe anual del FMI su jefa de economía, Gita Gopinath. Sin embargo de acuerdo a lo que aseguran los expertos, el gran problema de la crisis concebida por el COVID-19 es que ningún país podrá salvarse de ella. Lo que ocurrió en 2008 impacto primero en Estados Unidos y luego se fue extendiendo pero no alcanzó a todo el mundo, esto será diferente porque no hay país que no se encuentre parado económicamente. 

"En 2020, menos del 10% de ellos (los países) verá un crecimiento continuo", explicaron desde el organismo. Aunque como ya informó Urgente 24, la mayor preocupación no es en cuanto a las potencias sino a los demás países en desarrollo que sentirán la crisis mucho más. Es por eso que desde el Banco Mundial y el FMI están presionando a los países del G-20 a que entre todos colaboren para que el impacto sea lo más leve posible, y esto se lograría a través de suspender cualquier tipo de deudas que los países pobres tienen con los del G7. 

"Esta iniciativa proporcionaría apoyo de liquidez para ayudar a estos países a lidiar con los impactos sanitarios y económicos de la crisis", comunicaron desde el G7 este martes 14/04 luego de una reunión virtual entre líderes. Claro es importante tener en cuenta que los países que forman parte de este pequeño grupo de élite son los que a su vez se muestran muy afectados por el Coronavirus: Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Canadá e Italia. Claro que a esto se tiene que sumar la decisión del G-20 y luego ser rectificado por el Club de París. 

Pero ahora volviendo al rol del oro, existe una gran preocupación en torno al mismo y es el hecho que muchas de las encargadas de la "logística de suministro" también se encuentran en problemas debido a la dificultad para operar. "Muchas refinerías simplemente no están produciendo un producto o tienen una capacidad reducida en este momento debido a COVID-19 ”, explicó a Bloomberg Jon Deane, director ejecutivo de InfiniGold Pty Ltd. Así que tampoco todo es color de rosa para el amigo confiable.