ECONOMÍA

Y LA 'V' SE DESACELERÓ

La Rosada necesita que el agro liquide ya: BCRA perdió casi US$100 millones el primer día pleno del nuevo cepo

Tal como lo advirtió Urgente24 en más de una oportunidad, la V que tanto ilusionaba a la Casa Rosada, puede terminar en una W. Si bien la actividad económica tuvo su tercera mejora mensual consecutiva luego del duro mes de abril, la reactivación productiva se desaceleró en julio por aquel endurecimiento de la cuarentena en la primera quincena. En tanto, luego del inexplicable nuevo cepo del BCRA, la Casa Rosada acelera medidas importantes para desajustarlo con el objetivo de que el campo liquide lo antes posible. Es que luego de las últimas medidas, ayer (28/09) se perdieron casi US$100 millones en el primer día en que operó el dólar ahorro en su plenitud.

La falta de dólares puede generar que la V se transforme en una W sobre la que no se pueden determinar los plazos y cortes.

En medio de una fuerte corrida cambiaria, las últimas medidas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) no hicieron más que pegar un fuerte salto en los precios. Hay quienes entienden este nuevo cepo como una forma de licuar -de manera controlada- los salarios, en medio de acuerdos por bonos mensuales de $5.000, y el déficit fiscal generado por la pandemia. La economía está teniendo un paréntesis por estos días debido a las nuevas listas de precios que llegan a los comercios e incertidumbre por el corto y mediano plazo.

A su vez, por si esto fuera poco, las medidas encabezadas por Miguel Pesce, aceleró la corrida de depósitos. Por caso, el pasado jueves (24/09), los ahorristas retiraron de los bancos otros US$235 millones. Según La Nación, el ritmo que alcanzó en las últimas jornadas ese drenaje, facilitado porque se trata de depósitos que en el 70% de los casos están en cuentas a la vista (cajas de ahorro) -al mantenerse por encima de los US$ 200 millones por segunda jornada consecutiva- provocó que el stock total de estas colocaciones se retrotraiga hasta los US$16.629 millones, un nivel que no mostraba desde hace casi 4 años (desde el 1° de noviembre de 2016).

En este marco de corrida cambiaria y de depósitos, el BCRA tuvo que vender US$98 millones en el primer día en que funcionó el nuevo dólar ahorro, que está en $130, mientras la brecha coquetea permanentemente el 100%.

Por eso, en la Casa Rosada y Olivos enfocan todos sus esfuerzos a la liquidación de granos. El cepo de Pesce fue tan duro que no tuvo en cuenta algunos detalles -a esta altura de los acontecimientos- imperdonables. Cada vez son más las voces que piden que se vaya.

Agrega Ámbito Financiero: "La resultante de este escenario es que, por estas horas, el Gobierno trabaja, contra reloj, en un set adicional de medidas. El objetivo será, por un lado, frenar el flujo de pesos que buscan los dólares oficiales y de los otros. Lo hará aumentando el atractivo de esas inversiones en moneda local. Por otro, existen algunos tibios esfuerzos para lograr que un sector del agro liquide aproximadamente US$9.000 millones. Huelga decir que en julio, se liquidaron US$1.500 millones menos que en mismo mes del año pasado. En el año, se liquidó 31% menos.

Hasta el propio presidente Alberto Fernández ha realizado gestiones en los últimos días para que el agro liquide. El tiempo es escaso. El escenario pide ya mismo una nueva estrategia económica y financiera, que sincere las limitaciones (muchas de ellas heredadas), se escuche lo que plantea el sector y se opte por el escenario menos malo entre los malos. Queda claro que deberá hacerse algún tipo de concesión para que un sector del agro, que tiene capacidad, pueda vender los granos en el exterior y en la liquidación, cubrir la brecha que separa un dólar oficial con retenciones en $55 y un dólar liqui en $144. Para eso, se estudia una modificación circunstancial de las retenciones para incentivar las ventas pendientes. El tiempo juega a favor del que puede esperar, como siempre, y la pregunta es quién tiene mayor urgencia".

Ya tuvo que retroceder con las transferencias bancarias y ahora se esperan otras medidas. Sin dudas, el remedio fue peor que la enfermedad. A casi 11 meses de gobierno y con una pandemia que suspendió todo y dio tiempo para revisar estrategias, no se puede creer tanta improvisación.

Muy interesante una anécdota que contó el periodista Carlos Pagni anoche en Odisea Argentina: "La semana pasada, si alguien compraba un departamento y quería pagarlo transfiriendo de una cuenta en dólares de la ciudad de Buenos Aires a otra cuenta en dólares de un banco porteño, el sistema no lo dejaba. Aunque esa transferencia no implicaba que el Banco Central perdiera reservas. ¿Qué se podía hacer en cambio? Transferir esos dólares a otra cuenta en el exterior, donde sí caen las reservas, y desde ahí transferirle al que le vendió el departamento para pagarlo afuera. Irracional por completo. Se estimulaba a sacar dólares del país. Es una señal que se interpreta así: "Si hay semejante problema para hacerse de los propios dólares, mejor los retiro de la caja de ahorro". Es lo que está pasando desde la semana pasada. El Gobierno se encargó de asustar a los que tienen dólares en bancos argentinos, que forman parte de las reservas que el mismo Gobierno teme que caigan".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario