TENSIÓN ELECTORAL

La Rosada descarta devaluación, ¿porque prepara acuerdo con FMI para agosto?

Las declaraciones de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner generaron ciertos interrogantes en el mercado sobre la posibilidad de un acuerdo con el FMI en año electoral. En tanto, se profundiza la tensión cambiaria.

La situación cambiaria en la Argentina es un tema de debate, ya no importa si es o no año electoral.

Eso sí, en los años electorales la situación tiende a tensarse aún más. Mientras el mercado apuesta por una devaluación post electoral, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero salió al cruce.

En medio de una entrevista en El Cronista Comercial y preguntas sobre la inflación, el funcionario descartó un salto del tipo de cambio: "Tuvimos una inflación muy alta en el mes de marzo de 4,8% y de ahí en más empezó a desacelerarse a números de los que todavía nosotros no estamos conformes, no estamos conformes con estos números, pero hay una tendencia de desaceleración de la inflación y hay que continuar con esa tendencia. ¿Cómo se va a lograr esa tendencia? Bueno, si decimos que la inflación es multicausal hay que atacarla también con muchas herramientas. Algunas de esas herramientas son programas de la Secretaría de Comercio, como Precios Cuidados o Super cerca, otra parte es una política que genere un ordenamiento interesante con respecto a las tasas de interés, al financiamiento del Estado en general, al ordenamiento fiscal, después naturalmente todo lo que tiene que ver con la operación sobre el dólar. Por eso cuando ligeramente se empieza a discutir sobre devaluaciones, nosotros decimos que devaluaciones no va a haber".

En tanto, BAE Negocios informó que "el Ministerio de Economía se prepara para realizar el primer pago de cupones de los bonos en dólares reestructurados en 2020: será durante el feriado del 9 de julio, cuando se giren a los acreedores US$154 millones correspondientes a los intereses de los nuevos Bonar por US$43 millones, y Globales en moneda norteamericana por US$106 millones y en euros por US$5 millones. Al mismo tiempo, el Gobierno deberá afrontar los vencimientos con organismos multilaterales, el Club de París y China.

Con la potencia asiática, de acuerdo a las planillas de la Secretaría de Finanzas, deben cancelarse en torno a unos USD200 millones en el mes los días 18, 21 y 30, por créditos acordados con el Eximbank de ese país para el parque fotovoltaico Caucharí y el China Development Bank (CDB) por las represas de Santa Cruz y la renovación del material ferroviario del Roca y el Belgrano cargas. Los próximos compromisos con Pekín recaen en diciembre y enero, por cerca de otros USD200 millones".

El diario Ámbito Financiero agregó que "si bien la llamada formación neta de activos externos de residentes privados no financieros (FAE) resultó negativa en US$28 millones en mayo, por tercer mes consecutivo, es decir, que hubo repatriación de capitales en lugar de “fuga”, también hubo señales que quizás adelantaron los ruidos cambiarios preelectorales. Ocurre que la FAE o “atesoramiento” mostró por un lado un flujo negativo (ingreso de capitales) de US$54 millones bajo la modalidad de transferencias netas de divisas recibidas del exterior, que fueron casi totalmente explicadas por acreditaciones en cuentas locales en moneda extranjera (“canjes”); pero por otro lado hubo un flujo positivo (salida de capitales) por compras netas de billetes de US$26 millones.

Esto refleja que después de dos meses seguidos donde residentes privados “repatriaron” billetes además de traer fondos del exterior, en mayo compraron para atesorar. Esta demanda quizás se correlaciona con posiciones que consideraron ya oportuno abandonar el “carry trade”, o sea, sus apuestas al peso. Lo cierto es que hubo cierta tendencia a adelantar la dolarización de la cartera".

El periodista y economista Maximiliano Montenegro trató consultas desde la City Porteña que tienen que ver con la posibilidad de que haya un acuerdo con el FMI antes de fin de año, en pleno calendario electoral.

Es que la vicepresidenta Cristina Fernández volvió a pedir la unidad de la dirigencia política para enfrentar tanto la pandemia como el endeudamiento con políticas de Estado macroeconómicas.

Tal como se sabe desde hace mucho tiempo, en el FMI no son pocos los miembros que le piden al Frente de Todos un plan económico antiinflacionario y de reactivación económica.

"¿Puede haber un acuerdo sorpresivo con el FMI en agosto, antes de las elecciones?", se preguntó Montenegro.

Entonces, analizó: "Hasta ahora parecía algo totalmente fuera de agenda pero atención porque el proceso de dolarización que se anticipó puede hacer cambiar los planes que tenían en el Gobierno".

"La información que tengo es que esto empieza a revisarse", enfatizó el conductor de los mediodías de A24.

En este sentido, desarrolló que frente a la dolarización "empieza a mencionarse dentro del Gobierno la posibilidad como algo factible de tratar de llegar a algún tipo de acuerdo o pre-acuerdo con el Fondo en agosto, no solamente para dar alguna señal que aminore o amortigüe un poco la dolarización que igualmente se va a dar en la previa electoral sino también para quedarse con los US$4.300 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG) en las reservas del Banco Central, como quería la propia Cristina y el kirchnerismo duro".

"Hace algunas semanas cuando estuvo en Nueva York con inversores, Sergio Massa, que es un aliado con Martín Guzmán en este tema, planteó la idea de que iba a haber un acuerdo antes de las elecciones con el FMI. Y en consultas que hice con algunos economistas muy cercanos a Axel Kicillof tampoco lo ven descabellado y creen que sería un golpe de efecto importante para tratar de salir de esta dinámica de crisis de muy corto plazo", cerró.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario