ECONOMÍA pandemia > elecciones > inflación

SALARIOS PYME

Elecciones en pandemia: El dato clave que se ignora

Es sabido que el oficialismo prepara 2 metas clave para enfrentar las elecciones en pandemia. Sin embargo, advierten que una no se está analizando con seriedad.

La Casa Rosada trabaja contrarreloj para enfrentar las elecciones legislativas. Salarios y vacunación son los 2 objetivos clave en medio de la pandemia, que amenaza con la tercera ola.

El debate en la previa electoral es si efectivamente el oficialismo podrá asegurarse un éxito en ambos frentes tan delicados.

Por un lado, el arribo masivo de dosis pareciera darle un alivio en términos sanitarios, mientras intenta administrar el ingreso de argentinos desde el exterior para prevenir contagios con las nuevas variantes Delta y Delta Plus.

image.png
Pandemia y elecciones, dos frentes muy delicados en términos políticos, sociales y económicos

Pandemia y elecciones, dos frentes muy delicados en términos políticos, sociales y económicos

Ahora bien, sobre el otro frente -el económico-, especialistas en la materia consideran que la cuestión es más complicada. Ahora bien, sobre el otro frente -el económico-, especialistas en la materia consideran que la cuestión es más complicada.

Es que la actividad económica no repunta siquiera como lo planteó el equipo económico -principalmente el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas- allá por el mes de septiembre 2020 cuando las restricciones se comenzaban a levantar y se proyectaba una recuperación en V.

Ahora, el economista Diego Giacomini advirtió que "en 2021 habrá un rebote estadístico como lo hubo en 2013; 2015 y 2017. Luego, en la tendencia, la película 2022/2023, seguirá siendo la misma de siempre. En 2023 el PBI per cápita será menor que en 2019 y que en 2021".

En este marco, fue directo al hueso sobre un debate tan intenso como profundo entre los empresarios pyme que evalúan el objetivo del Gobierno de subir salarios entre agosto y septiembre para generar un clima consumista:

"La industria PYME en mayo 2021 producen un 4,3% menos que en mayov2019, pero utilizan un 9% más de capacidad instalada (67% vs. 58%): ENORME DESTRUCCIÓN DE CAPITAL, que nos condena ESTRUCTURALMENTE a menos producción, trabajo y peores salarios. SALTAMOS A UN TECHO DE MAYOR POBREZA sí o sí".

Para rematar, cerró en diálogo con Urgente24 que:"La producción industrial PYME cayó el 80% de los meses en los últimos 10 años, y ahora tan solo rebota desde 0".

Entonces, alertó que destrucción de capital es:

  1. Menor capacidad de producción
  2. Menor producción máxima
  3. Menor producción
  4. Menos empleo, y entonces
  5. Peores salarios
https://twitter.com/GiacoDiego/status/1412084792565420040
https://twitter.com/GiacoDiego/status/1410607868756185096

La inflación se dispara al 60%

A su vez, en medio de este debate, el Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano advirtió en su último informe que la reapertura de paritarias ordenado por la Casa Rosada está disparando las proyecciones de inflación al 60% anual.

"Si bien la gran mayoría de los convenios colectivos incluía cláusulas de revisión, la reapertura de las negociaciones paritarias por parte de aquellos gremios que se habían ajustado inicialmente a la proyección oficial de inflación del 29% seguramente impactará sobre los precios y, consiguientemente, sobre el nivel de la inflación anual", aseguró Víctor Beker, director del CENE, en su informe al que pudo acceder Urgente24.

"De hecho, en muchos casos, la reapertura se viene produciendo antes del plazo previsto, ante la discrepancia entre la inflación prevista y la real", añade.

A juicio del economista, para bajar la inflación, se necesita optar por un drástico viraje en la política económica, ya que existe una inercia inflacionaria que debe ser doblegada atacando todas sus causas. De lo contrario, la inflación presente retroalimenta la inflación futura. A juicio del economista, para bajar la inflación, se necesita optar por un drástico viraje en la política económica, ya que existe una inercia inflacionaria que debe ser doblegada atacando todas sus causas. De lo contrario, la inflación presente retroalimenta la inflación futura.

"Hace falta voluntad política para hacerlo. En el contexto actual de fragmentación en la toma de decisiones, ésa es la primera y mayor dificultad. Suponiendo que ella fuera superada, se requiere, desde el punto de vista técnico, un plan integral de ataque coordinado a la inflación. Ello implica que el conjunto de las medidas monetarias, fiscales y cambiarias, así como la política de ingresos, esté subordinado al logro de la meta de inflación. Y que el plan sea creíble y creído por la población", asegura Beker.