Leído

EN REDES SOCIALES

Un estudio dejó entrever la interna en el FDT por la reforma judicial: Sólo el kirchnerismo salió a bancarla

Sab, 01/08/2020 - 7:21pm
Enviado en:
Por Urgente24

Un estudio muy interesante sobre lo que ocurrió en redes sociales luego del anuncio presidencial sobre el proyecto de ley de reforma judicial y la creación del Consejo Consultivo para el funcionamiento de la Corte Suprema reveló que sólo el kirchnerismo salió a bancar la iniciativa pero lo hizo contraatacando.

El presidente Alberto Fernández anunció un proyecto de ley de reforma judicial y la creación de un Consejo Consultivo sobre la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Foto: Presidencia de la Nación.
Alberto_Fernández.jpeg
Contenido

El oficialismo comenzó a remar en dulce de leche. Es que la reforma judicial pegó de manera muy negativa en las redes sociales.

Según el corte de la escucha de redes sociales de este jueves 30 de julio, 17 horas, en Twitter, unas 14.528 menciones originales y 90.336 interacciones (retuits, likes y comentario) se pronunciaron sobre la iniciativa.

El resultado es muy malo: El 68% de las menciones fueron de sentimiento negativo y el 32% restante, positivas. A simple vista se observa mediante el rastrillaje de los algoritmos cómo se está marcando una tendencia adversa para el gobierno.

Según un estudio realizado entre el portal especializado Social News y Scidata Argentina, más del 84% de las etiquetas partieron de menciones críticas hacia el proyecto mientras que poco más del 15% fueron de citas que defendieron la medida

Es que el único espacio político que salió a defender el anuncio fue el kirchnerismo, por razones obvias, pero lo hace de manera ofensiva. Es decir, los K salieron a hacer una defensa-ofensa: "Estas publicaciones no hacen más que cargar negativamente el contexto de diálogo, en este caso sobre la reforma judicial. El resultado es la construcción de un entramado defensivo claramente negativizado que genera una reacción adversa entre usuarios 'neutrales' que aún no ingresaron a la discusión y observan de reojo la charla entre oficialistas y opositores", advirtió el estudio. 

A su vez, quienes cuestionan la reforma judicial proponen en paralelo a marchar mañana (1/08) para repudiar el proyecto de la Casa Rosada. El problema del Gobierno es que esas consignas están logran instalarse y viralizarse, más allá de si la convocatoria resulta masiva o no.

Llamó la atención un dato muy importante que dejó entrever la fuerte interna entre los espacios que conforman el Frente de Todos:

Un dato llamativo que surge del análisis del diálogo sobre la reforma judicial promovida por el gobierno es la baja presencia de semántica de los defensores de la medida. En la nube global de palabras relevadas entre el 29 y el 30 de julio, (en amarillo) se destacan los términos usados por los críticos de la medida y casi ni se advierten las palabras de quienes la defendieron:

"Por alguna razón, la militancia oficialista no salió a 'bancar' masivamente el proyecto de reforma judicial del gobierno del Frente de Todos. La rápida reacción de las filas opositoras al proyecto del oficialismo no deja de ser un fenómeno para tener presente. Asimismo, la lentitud y la tibieza de la activación de las cuentas vinculadas al oficialismo también es un dato para ponderar.

Como señalan Ernesto Calvo y Natalia Aruguete en su libro 'Fake news, trolls y otros encantos', esta latencia, es decir el tiempo de reacción ante una publicación en redes sociales, responde a distintos tipos de sentimientos que se disparan en las plateas digitales y que activan reacciones antes distintas publicaciones que alcanzan su muro. El poder reactivo de las plateas habla y mucho de su 'militancia digital', de su capacidad de colonizar distintos debates y, en lo posible, lograr imponer su postura".

Es decir, el único sector que salió a defender la iniciativa fue el kirchnerismo pero lo hizo en respuesta a comentarios y videos de la oposición, de los trolls M. Esto es, una defensa en términos negativos y no por la positiva, rescatando el espíritu de la ley o las consignas que el oficialismo cree son las mejores.