Leído

REUNIÓN CLAVE EL 6/6

El Gobierno prepara la poscuarentena y apunta a las obras de las PPP de Macri

Jue, 04/06/2020 - 6:31pm
Enviado en:
Por Urgente24

El Gobierno nacional empezó a desarmar el programa de Participación Público Privada (PPP) creado por Mauricio Macri para construir 6 corredores viales. Consideró que el sistema es nocivo para las arcas del Estado y empezó a intimar a las empresas participantes. Pero quiere quedarse con las obras para intentar reactivar la economía poscuarentena. En el medio, los empresarios se quejan del pedido de incremento de las garantías y se desligan del negocio de los bancos. A pesar de las intimaciones, el viernes 6/6 habrá una reunión entre los representantes de esas empresas y funcionarios de la Administración Fernández que sellará el futuro de las PPP.

Contenido

El miércoles (3/6) a la noche se reunió el gabinete nacional en el Centro Cultural Kirchner para analizar la situación de la pandemia de Coronavirus y delinear la Argentina poscuarentena, especialmente en la crucial faceta económica.

En el Gobierno nacional trabajan con la hipótesis de que la salida del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) podría ocurrir el 21 de junio, fecha en que culminaría la extensión de la cuarentena que anunciará el Presidente en las próximas horas.

De acuerdo con esa estimación, vendrá una dura etapa donde se intentará levantar la economía ya en recesión por la crisis económica previa a la pandemia, y que el Covid-19 agravó aún más por la necesidad del ASPO.

La Administración Fernández analiza concretar su postergado acuerdo con gobernadores, empresarios, gremios y movimientos sociales. Se trata de una idea que había esbozado al comienzo de su gestión con el marco de un consejo económico, pero que nunca llegó a concretar.

Por eso, Alberto Fernández empezó a reunirse con los empresarios después de varios cortocircuitos por declaraciones cruzadas y proyectos de legisladores oficialistas para crear impuestos a las riquezas y adueñarse de acciones.

Una de las claves que tiene el Gobierno para empezar a salir de la recesión es la obra pública, un sector considerado como uno de los motores de la actividad económica nacional.

Además, le permitiría a Fernández ofrecer puestos de trabajo a gremios y organizaciones de la economía popular.

En ese contexto, el Gobierno empezó a desarmar el régimen de Participación Público Privada (PPP) creado por Mauricio Macri y a rescindir concesiones en seis corredores viales.

Para el oficialismo, el plan es muy caro y los contratos están en dólares, que hoy escasean mucho más que en la gestión de Cambiemos.

El 27 de mayo el ministerio de Obras Públicas intimó a las empresas adjudicatarias de las licitaciones para construir los 3.500 kilómetros de rutas para que cumplieran con el incremento de las garantías y advirtió sobre la posibilidad de ejecutar la extinción de los contratos.

En el Gobierno hay un debate sobre las PPP que se reflejó en medios oficialistas.

El diario Página/12 se alegró de que “por suerte para el país, no se obtuvo el financiamiento para ninguno de los seis corredores, ya que hubiera implicado un endeudamiento adicional por 13 mil millones de dólares a pagar por el Estado en los siguientes diez años, por obras cuyo costo total se estimaba en 5400 millones de dólares”.

Y considera la intimación de Katopodis como “el modo formal en que se empieza a desandar el camino de la PPP iniciado en 2018, con el objetivo de recuperar para el Estado el manejo de las obras de los seis corredores, ante la convicción de que los privados no conseguirán el financiamiento y que bajo este sistema el Estado no conseguirá que arranquen las obras”.

Y resalta que “la tarea que se dio el actual gobierno es desarmar esos contratos para poder retomar el control de proyectos que se consideran de vital importancia. Tarea que espera completar sin litigio de aquellos participantes del frustrado programa PPP”.

El diario BAE coincide en la intención del Gobierno de recuperar el control de los seis corredores viales licitados bajo la PPP y agrega que “comenzará un proceso de negociación con las empresas ganadoras para rescindir los contratos”.

Y adelanta: “El viernes (6/6), representantes de estas empresas mantendrán una reunión con funcionarios, mientras escala la pelea por las garantías”.

Sobre la actitud del ministerio de Obras Públicas de Katopodis, explica que “la intención de la cartera es llegar a un acuerdo para que los seis proyectos pasen a su órbita y así poder tener un mayor control, ante el fracaso de este tipo de contratos firmados durante el macrismo. "Empezamos a desactivar la bomba", plantearon desde la cartera”.

Pero advierte: “las constructoras no sólo están disgustadas por esta movida sino que incluso pujan por recuperar estas mismas garantías al entender que las obras no podrán llevarse adelante ante la falta de financiamiento. Por eso el consorcio que tenía a cargo los corredores E y F inició juicio y consiguió aval para reemplazar las correspondientes al cierre financiero y servicios de operación por un seguro de caución en pesos”.

BAE prosigue: “por esta vía, los bancos están embolsando unos USD300.000 mensuales en comisiones desde que se firmaron los contratos por cada corredor, hace casi dos años, lo cual da un total de cerca de USD40 millones que fueron a parar a las arcas del sistema financiero por proyectos que tuvieron un avance de apenas un 2%. En total, se entregaron garantías por USD567 millones”.

Por eso, Katopodis tildó de "ruinoso" el sistema y lo acusó de estar "al servicio del sector financiero".