VACUNATORIO VIP

1 dosis VIP, ¿la otra también? En escasez, Verbitsky completó su inmunización

Horacio Verbitsky recibió la segunda dosis de la Sputnik V, a 5 meses del Vacunatorio VIP, que terminó con la renuncia del ex ministro Ginés González García, y mientras muchos adultos mayores siguen esperando hace meses la segunda vacuna. Pero el orden es prioridad al escándalo, a la preocupación y al miedo...

El periodista Horacio Verbitsky fue una de las personalidades involucradas en la vacunación VIP y quien sacó a la luz este acontecimiento que terminó con la renuncia del ex ministro Ginés González García. Ahora, el periodista recibió la segunda dosis de Sputnik V y se mostró "preocupado" por una situación que observó.

Verbitsky lo contó en la apertura de su programa de radio por 'Del Plata' y expresó elogios a la organización del gobierno porteño: "Ayer recibí la segunda dosis de la Sputnik V. Me dieron a elegir dónde quería vacunarme: si en la Sociedad Rural de Palermo o el Centro Islámico. Elegía el Centro Islámico", comenzó.

El vacunatorio que le tocó fue el Centro Islámico de Palermo. Relató también cómo fue el trámite que realizó para completar su esquema de inmunización.

En primer lugar fue recibido por una persona que lo orientó y verificó en una planilla su DNI y el horario del turno. Posteriormente lo hicieron ingresar en un hall "donde hay cabinas muy limpias y muy bien puestas", y allí lo anotaron para continuar por otro pasillo con ocho boxes donde "en cada uno hay una persona que vacuna".

Sin embargo se mostró "preocupado" porque mientras esperaba los 15 minutos de manera preventiva observó una situación inquietante a su entender. A este hecho lo calificó como "gracioso y al mismo tiempo preocupante".

Horacio Verbitsky contó que en la puerta de la mezquita (lugar de culto para la comunidad islámica) había personas "que tenían en la cabeza la kufiya, pañuelo palestino, sujetado por el agal, y con una túnica blanca hasta los pies". 

Esto generaba curiosidad en muchas personas que se acercaban a tomarse fotografías: "Los viejos que salían del vacunatorio se acercaban para sacarse una foto y se abrazaban, sin cumplir con el distanciamiento social. Pero no es responsabilidad de la organización estatal".

Cabe recordar que en febrero de este año, durante su programa de radio que en ese momento salía por 'El Destape', Verbitsky sorprendió confesando que había sido vacunado en el Ministerio de Salud gracias al titular de la cartera, Ginés González García. Eso destapó una olla que terminó con la renuncia del funcionario pero además con un listado que debió difundir el Gobierno con otros beneficiados en un momento en el que no había vacunas ni para el personal de salud.

"Decidí vacunarme. Me puse a averiguar dónde hacerlo, llamé a mi viejo amigo Ginés González García –a quien conozco de mucho antes que fuera ministro– y me dijo que tenía que ir al Hospital Posadas", contó el periodista en ese momento. Y completó: "El Hospital Posadas está en Palomar, creo que es partido de Morón, pero el barrio es Palomar y está ahí nomás de la villa Carlos Gardel. Y cuando estaba por ir recibí un mensaje del secretario de Ginés que me dijo que iba a venir un equipo de vacunadores del Posadas al Ministerio y que fuera a darme la vacuna".

En la lista que se conoció por esos días, aparecían también, entre otros, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y su equipo de trabajo; el ex presidente Eduardo Duhalde y su familia; los embajadores en Brasil y Paraguay, Domingo Peppo.

Además de González García, debió renunciar el jefe de Gabinete del Ministerio, Lisando Bonelli, que además es el sobrino del ex funcionario. A cargo de la cartera quedaría Carla Vizzotti, quien actuaba como segunda de Ginés.

Pero las consecuencias del Vacunatorio VIP, como se observa con la vacunación de Verbitsky, siguen vigentes, cuando hay muchos adultos mayores que están esperando la segunda dosis de la Sputnik V hace más de 90 días. Sin dudas, preocupados y con miedo.

Los asusta contagiarse y no estar lo suficientemente protegidos contra el virus. En efecto, ya se reportaron numerosos casos de vacunados con una sola dosis, que fallecieron, e inlcuso, con dos dosis, que tuvieron que ser hospitalizadas igual, en algunas oportunidades, hasta tener que recibir oxígeno o ser intubados.

María Olivieri, que es italiana y tiene 88 años, es una de las mujeres que recibió la primera de Sputnik y que hace más de 90 días que está esperando la segunda dosis. El diario 'Clarín' habló con su hijo Raúl quien contó que "ella no sale para nada", "que la ayuda mi hermana, que es enfermera y tiene ya las dos dosis", y que está "constantemente viendo el mail" y fijándose "la aplicación Vacunar todos los días" para ver si llegue el ansiado turno.

"Nosotros la cuidamos un montón y preferimos que no salga hasta que tenga la segunda dosis", dijo.

El caso es sólo un ejemplo de los miles que actualmente ocurren tanto en la Ciudad como en otras provincias. 

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario