Leído

DEFINICIONES EN LA PLATA

Garro deberá exhibir algo más que corte de boletas y errores ajenos

Mar, 26/11/2019 - 12:08pm
Enviado en:
Por Urgente24

La gestión de Julio Garro en el municipio La Plata no fue buena. Garro sólo ganó porque fue hábil en el corte de boleta y porque la torpeza de su rival, la diputada provincial Florencia Saintout, resultó mayúscula al 'camporizar' un proselitismo que requería girar hacia el centro y no hacia un extremo, pero ya que se sabe que La Cámpora tendrá días difíciles por delante en el gobierno del Frente de Todos (Alberto Fernández y Axel Kicillof pueden tener algunas diferencias pero también una gran coincidencia acerca de que cuanto más lejos se encuentre La Cámpora, es mejor para el proyecto). Ahora llega el momento de la verdad para Garro como jefe municipal: la Gobernación ya no será de su color político, y deberá demostrar que hay alguna idoneidad en su gestión. La ciudad de las diagonales será muy interesante como laboratorio político.

Julio Garro, mal administrador pero con suerte, y María Eugenia Vidal.
Contenido

Desde hace mucho tiempo que La Plata goza de un statu-quo especial: es la capital bonaerense pero el gobernador visita poco la ciudad. Sucedió con Daniel Scioli y con María Eugenia Vidal. Pero no ocurrirá con Axel Kicillof. Sin duda, un dato que deberán considerar tanto el alcalde Julio Garro como la aparente jefa opositora, Florencia Saintout, y sus socios territoriales, los hermanos Bruera.

En el caso de Garro, obtuvo su triunfo gracias a una habilidad casi 'peronista' para distribuir boletas cortadas, tal como Néstor Grindetti en Lanús, pero Garro carece de la buena gestión de Grindetti. De todos modos, Garro gozó de la estupidez de su rival, Saintout, así como Grindetti tuvo a su favor la torpeza notable de su opositor Edgardo Depetri.

Ahora, Garro dijo que reorganizará el gabinete de colaboradores y pidió que todos los miembros de su equipo presenten la renuncia el 09/12, el día antes de que comience su 2do. mandato consecutivo. 

Los de Garro prometen cambios de nombres y modificaciones en el organigrama. Sin duda, algo imprescindible porque Garro ya no contará con el 'salvavidas' que suponía María Eugenia Vidal en la Gobernación bonaerense.

El equilibrio presupuestario sigue siendo un talón de Aquiles para Garro. Luego, su estilo, demasiado frívolo para trabar alguna relación interesante con el nuevo gobernador, Axel Kicillof.